Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


MEDIO ORIENTE: revolución sin evolución.

Comparte

guerrero_águila
Cabo de Mar
Cabo de Mar

Mensajes : 184

MEDIO ORIENTE: revolución sin evolución.

Mensaje por guerrero_águila el 10/7/2012, 12:05 pm


http://www.lacavernadezunzu.com/component/content/article/38-columna-editorial/96-medio-oriente-revolucion-sin-evolucion.html

MEDIO ORIENTE: revolución sin evolución.

Juan Miguel Zunzunegui.

Ninguna revolución ha logrado acercarse un milímetro a la igualdad humana. Así lo plantea George Orwell en su magna obra, 1984, y así se empeña en corroborarlo la historia a lo largo de siglos. La razón por la que las revoluciones no consiguen igualdad y justicia es muy simple: no la están buscando.

El gran mito romántico de las revoluciones nos habla de pueblos que se levantan en armas contra tiranías detestables para establecer grandes ideales en un nuevo gobierno. En resumen: los buenos le ganan a los malos. Que los buenos siempre ganan es una versión de cuentos de hadas, en la historia es al revés: los que ganan mueven la historia para convertirse en buenos…, si toman el poder a través de la violencia se llaman revolucionarios y cuentan su versión de los acontecimientos, glorifican su revolución.

La revolución francesa no la hizo el pueblo, la hizo un sector dela burguesía ilustrada encabezada por Danton Y Robespierre, y no buscaba la igualdad de todo el pueblo sino la de los burgueses con los nobles. Los líderes bolcheviques, y así quedó claro en el siglo XX, fueron los grandes beneficiados de una revolución soviética que no fue planeada por el pueblo ruso. Tras la revolución turca el gobierno tuvo que obligar a la gente a vestirse al estilo occidental…, si el gobierno revolucionario tiene que obligar al pueblo, es evidente que no representa las ideas de ese pueblo.

Pero cuando pasa el tiempo y el gobierno emanado de una revolución, se mantiene, la historia que se enseña gira en torno al mito de que todo el pueblo apoyó la revolución. Pero curiosamente todas las grandes revoluciones han estado seguidas de años de guerra civil, en la que los revolucionarios, ahora gobierno, luchan contra el resto del pueblo para sostenerse en el poder. Así lo muestran la francesa, la mexicana, la soviética, la turca, la cubana, la iraní o islámica, y la china.

También dice Orwell que no se hace una dictadura para salvaguardar una revolución, sino que se hace una revolución para establecer una dictadura. Es decir, no es verdad que un grupo de idealistas con una serie de ideas superiores, permanezcan en el poder por el bien común, sino que los grupos que logran hacerse violentamente del poder, inventan toda una ideología para legitimarse, al final se impone la fuerza por encima de las ideas.

No hubo orden en Francia tras su revolución hasta que Napoleón lo puso por la fuerza, México fue un caos con el ingenuo Madero y la estabilidad se impuso violentamente por militares, desde Victoriano Huerta hasta el siglo XX. Los ideales del comunista soviético no se establecieron con los discursos de Lenin sino con los soldados de Trotsky. Todo es ilusión excepto el poder, y ese es el caso de la ola revolucionaria de Oriente Medio: los que hoy se rebelan adoptarán el discurso que sea necesario a nivel mundial hasta que logren hacerse del poder.

Dijo Napoleón: “En las revoluciones hay dos tipos de personas, los que las hacen, y los que se aprovechan de ellas”. El propio Bonaparte se aprovechó de los revolucionarios franceses, una camarilla convertida en partido se aprovechó de los mexicanos y Stalin lo hizo con los rusos. Bueno, hoy los islamistas se aprovechan de los demócratas árabes.

Ante eso los medios venden la versión romántica de la revolución, la del pueblo contra la tiranía…, Europa y Estados Unidos juegan a que se compran esa versión y así apoyan a los rebeldes, pero ellos saben que están jugando en contra de sus eternos aliados y apoyando los islamistas.

Tras décadas de dictadura, lo políticamente correcto es denostar a Gadafi, y así las potencias se pronuncian en su contra, y olvidan del todo que Occidente lleva unos veinte años respaldando al dictadorzuelo porque hasta la fecha ha sido un buen negocio, comercia petróleo, y con su absolutismo ha mantenido a raya a los islamistas; su discurso árabe- socialista es únicamente legitimador.

Así pasó con Hosni Mubarak en Egipto, por muy tirano que fuera, finalmente era el garante del orden en aquel país, quien mantenía alejados a los islamistas “hermanos musulmanes” y quien garantizaba la paz con Israel. Por eso Europa y Estados Unidos se hicieron de la vista gorda por más de dos décadas, y en el 2011 denunciaron lo que sabían desde años atrás. Igual que en 2011 las críticas a los Talibán, por excesos conocidos desde 1995 en que con apoyo norteamericano llegaron al poder.

Las potencias occidentales han obviado los regímenes dictatoriales de Yemen, Arabia Saudí, Egipto, Siria, Túnez, y se manifiestan ahora, sólo cuando las personas avalistas de la estabilidad y el poder comienzan a caer por su propio peso, ya que treinta años gobernando te enfrenta finalmente con el único enemigo invencible: la muerte. Es decir, aplican la misma dinámica que Estados Unidos empleó durante años en Panamá, con Noriega: “es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Durante años, Porfirio Díaz garantizó la estabilidad de México y tuvo el apoyo de Estados Unidos; por más que nuestra historia nos quiera vender a un idealista (y estúpidamente ingenio) Madero, hoy es evidente que su movimiento tenía el respaldo del gobierno norteamericano, y que de hecho todas las armas revolucionarias provenían del vecino país. La razón es simple: Díaz tenía 80 años, razón de más para que ya no fuera aval de estabilidad. Igual que Hosni Mubarak en el Egipto de 2011.

Los hechos demuestran que Estados Unidos se equivocó al apoyar al hombre más débil, a Madero, y por eso tuvo que alentar después a Victoriano Huerta y a Carranza. Es decir que iban quitando personas según le fueran siendo inconvenientes, y para eso apoyaban a cualquiera que en el momento fuera utilizable.

En el 2011 el objetivo fue Mubarak, Gadafi y otros eternos del poder en el mundo árabe. Grupos de jóvenes de ideales democráticos han aprovechado este impulso revolucionario para hacerse eco, pero también los grupos de islamistas, de moderados a radicales, se han aprovechado del eco e impulso de los jóvenes demócratas. En la coyuntura de inicios del 2011 los islamistas se han mostrado moderados y hasta demócratas parta obtener el apoyo occidental, los jóvenes demócratas han sido, como lo fue Madero en México, una herramienta. Falta ver, como diría Napoleón, ¿quién se va a aprovechar de esta revolución.

    Fecha y hora actual: 6/12/2016, 4:10 am