Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Comparte

guerrero_águila
Cabo de Mar
Cabo de Mar

Mensajes : 184

EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Mensaje por guerrero_águila el 11/1/2012, 10:26 am


EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Juan Miguel Zunzunegui

Nada es para siempre. No lo fue el mundo bipolar de la guerra fría, donde Estados Unidos y Unión Soviética peleaban el dominio mundial, y menos aún podía serlo el mundo unipolar que comenzó en 1992, cuando finalmente cayó el gigante soviético y dejó un mundo a merced del Destino Manifiesto y el Sueño Americano. El mundo siempre cambia, todos los sistemas cambian y siempre nos enfrentamos al hecho de que los más beneficiados del sistema ya decadente se aferran a él y a su coto de poder con uñas y dientes. Al final, todos los imperios han caído y siempre caerán, y todos los sistemas son sustituidos.

El mundo unipolar encabezado por Estados Unidos de forma absoluta desde 1992 no fue más que el final de ese mundo que comenzó desde el siglo XVI. Europa salía de la edad media y el feudalismo fue sustituido por monarquías capitalistas, comenzó ahí el pleito europeo por dominar el planeta y el comercio. Resultado de ello los portugueses dominaron las costas africanas y chinas, los españoles América, los holandeses Indonesia y los ingleses la India. Europa comenzó un reparto del mundo que terminó por generar la Primera Guerra Mundial, cuando ya todo el orbe estaba repartido y las potencias del viejo continente comenzaron a disputarse los territorios ya ganados. La historia de la Segunda Guerra Mundial es más fácil de entender; fue la revancha de la Primera. Los mismos contra los mismos en el Segundo Round.

Con la Segunda Guerra Mundial, Europa termina un periodo de 300 años en el que se dedicaron a devastarse recíprocamente. Desde 1618, que comienza la primer guerra intereuropea todos contra todos, llamada Guerra de los 30 Años, hasta 1945 que, en aniquilar a Alemania se aniquilan todos, todo el mundo giraba en torno a Europa; pero desde principios del siglo XX dos nuevas potencias, ambas hijas de los europeos, comenzaban a asomarse en el universo de las potencias. Estados Unidos es resultado de un siglo de intolerancia, matanzas y persecuciones religiosas, del que algunos puritanos protestantes deciden huir en 1618. Se liberaron en 1776, se aislaron durante el siglo XIX y despertaron a principios del XX. La Unión Soviética, la potencia comunista, sólo pudo ser posible por un pensamiento socialista derivado de la ambición y explotación del capitalismo. Como en la mitología griega, los hijos se comieron al padre a partir de 1945 y se disputaron la herencia hasta 1992. El hermano comunista murió asesinado por el capitalista que se empoderó del mundo. Ese es el fin de la historia, de esa historia.

Todo este poderío que fue adquiriendo Europa y más adelante sus hijos; la Unión Soviética y Estados Unidos, está relacionado con un método de producción y con una idea. El método de producción se fue dando con el tiempo y es el capitalismo, la idea la inventaron los ilustrados franceses e ingleses, uno en particular llamado Adam Smith fue su gran promotor: el liberalismo. Ahora que ante la crisis mundial se repite como dogma y sin reflexión que esto que vivimos es la crisis final del capitalismo, me parece adecuado hacer una acotación: el capitalismo no está en crisis, lo que cae finalmente es el liberalismo. Expliquemos.

El capitalismo es un método de producción que simplemente genera más riqueza que ningún otro y se basa en el ciclo simple de producir para vender, vender para ganar y ganar para reinvertir. Se invierte en producir más, vender más, ganar más y reinvertir más en producir más y vender más…, y así hasta el infinito.

Eso no está en crisis. Pero este método de producción se acompañó de la idea liberal, resumida por Adam Smith de forma simple: permítase que cada individuo busque egoístamente su bienestar individual, y esto generará bienestar colectivo. La idea tiene lógica; cada individuo en busca de su propio bienestar económico tiene iniciativas, inventiva, hace negocios, forma empresas, se enriquece, y para crecer requiere de contratar a más gente, producir más, generar más derrama de dinero. Al final, todos ganan. Así fue por un tiempo.

Así surgió el mundo de Estados Unidos y Europa, el mundo occidental, que se basa en una dinámica simple: el enriquecimiento de los individuos enriquece al Estado y lo hace poderoso; es decir, un Estado es rico porque sus habitantes lo son. De esta forma, el gobierno promueve el enriquecimiento del individuo y para ello le da manga ancha, rienda suelta, permisibilidad absoluta; lo que sea es válido con tal de enriquecerse. Se dejó la economía en manos del particular, del inversionista privado.

Algunos pensadores económicos como Johan Maynard Keynes, o genios matemáticos como John Nash, ya habían adelantado que ese sistema no funcionaría mucho tiempo. La razón es simple: el inversionista privado, el capitalista, no tiene interés en el Estado, tiene interés en enriquecerse. El capitalista no tiene obligación de ver por la comunidad y el individuo más débil, el Estado sí. Al capitalista no le importa si el Estado quiebra, si eso pasa se va a otro; el capital no tiene patria y el capitalista no es patriótico. Pero el modelo contrario, el soviético, tampoco funcionó, ya que el Estado asumió toda responsabilidad y mató la iniciativa del individuo.

Por ahí de la década de los sesenta Europa buscó un equilibrio al que llamó Estado Benefactor; un Estado que promueve el desarrollo capitalista y en enriquecimiento de los individuos, para a través de impuestos se pueda tomar parte de esta riqueza y dar beneficio a la población entera. Pero su dinámica fue la misma: permitir al inversionista lo que sea con tal de enriquecerse, dejarle el manejo de toda la economía. El liberalismo está en crisis, lo que hoy queda claro es que no se le puede dejar al particular todo el manejo económico. Ver a Inglaterra, cuna del liberalismo absoluto, nacionalizar sus bancos, da prueba de que los Estados tratan de echar marcha atrás. Recuperar los sectores clave de su economía. El capitalista privado ha sido irresponsable.

Si uno maneja empresas vitales para un Estado, como los bancos, o las carreteras, o las comunicaciones, o los créditos; se puede dar el lujo de ser irresponsable y hasta fraudulento, de quebrar, ya que finalmente el gobierno tendrá que rescatarlo. Eso es lo que pasa ahora, vivimos la cruda de una enorme y magistral borrachera del capitalista privado, una monumental guarapeta en la que alteró números, infló ganancias, inventó dinero inexistente y se hizo inmensamente rico. Los gobiernos, es decir, todos nosotros, pagamos hoy las cuentas.

Ahora los jefes de estado discuten qué medidas tomar para recuperar el control de las economías. Habrá que quitarle un poco al rico, no hay otra opción. Por eso le llaman crisis. Crisis al final sólo significa que el de arriba se está guardando el dinero y que no lo quiere soltar, significa que les van a cerrar un poco el grifo de la riqueza desmedida, sólo un poquitín, entender que la pobreza extrema sólo se combate evitando la riqueza extrema.

Si, el Imperio de hoy está cayendo. No sólo Estados Unidos sino Europa junto con él. Se preocupen los países ricos, no los pobres, bueno, y los que dependemos de los ricos. Ante la caída de un mundo siempre nace otro, ese mundo del siglo XXI que será dominado por Brasil, Rusia, China e India.

Hay una cosa que tienen en común estas potencias nacientes: Estados ricos con ciudadanos pobres. Esa es la nueva dinámica del nuevo mundo; ahora será enriquecer al Estado a costa de la pobreza de sus habitantes, ya que la única forma que estas naciones emergentes han tenido para emerger, es regalar mano de obra, generar así empleo de subsistencia para el ciudadano, pero inversiones millonarias para el Estado, un Estado que si tiene control de su economía. Esa es otra cosa en común; Brasil, Rusia, China e India no son liberales, acotan la libertad, unos poco, como Brasil o India, unos muchos como Rusia y otros del todo como China.

El capitalismo quizás sobrevivirá reinventado, con menos libertad, con más responsabilidad del Estado y menos posibilidades para el inversionista privado. El mundo subsistirá, pero sin Imperio; es la época de las invasiones bárbaras que siempre surgen tras la caída, que en gran medida provocaron. Vivimos el final de un sistema, no de la historia. Todo final parece aniquilador, nunca lo es; tras toda caída parece que nada nuevo surgirá, siempre surge.

En todo periodo de transición parece que no hay esperanza, siempre la hay. Ante todo cambio los poderosos del momento se aferran, siempre caen. Nada es para siempre. La parte triste; toda crisis es una oportunidad. México nunca ha aprovechado las oportunidades, estamos ocupados peleando entre nosotros.

Una vez más tenemos opciones ante nosotros, y no queda más que esperar que la ruindad y vileza de nuestros políticos, la apatía del ciudadano y la voracidad de los empresarios mexicanos, no se interpongan en esta nueva oportunidad. México es el país del mañana…, y siempre lo será…, lo era en la década de los 40, lo era en la de los ochenta, lo es en el siglo XXI. México es el país del mañana al que el mañana nunca llega. Nunca es tarde para cambiar la dinámica de la historia, claro, si comenzamos a cambiar las mentalidades.

·¦·Füµ®€R·¦·
Kommando Spezialkräfte
Kommando Spezialkräfte

Mensajes : 5437
Masculino
Edad : 28
Localización : Los Santos, San Andreas

Re: EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Mensaje por ·¦·Füµ®€R·¦· el 11/1/2012, 10:48 am

Buen texto...y demasiado pesimista nuestra realidad.


___________________________________

Hola Invitado. Bienvenido(a) al foro Todo por México.

Recuerda visitar las Reglas del Foro
Si tienes dudas y sugerencias puedes postear en el Buzon
O solicitar asistencia vía Mensaje Privado
                         

MarcosR
Recluta
Recluta

Mensajes : 44
Masculino
Edad : 25

Re: EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Mensaje por MarcosR el 11/1/2012, 12:10 pm

pesimista pero real...
yo si apoyo qu sea el estado quien controle el dinero y no unos cuantos....
siempre y cuando exista igualdad y equidad.

Alfa Elite
3/er Maestre
3/er Maestre

Mensajes : 289

Re: EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Mensaje por Alfa Elite el 11/1/2012, 12:24 pm

cierto,, no tendra el link de la nota??

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6838

Re: EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Mensaje por Takeda el 11/1/2012, 1:21 pm

El capitalismo es un método de producción que simplemente genera más riqueza que ningún otro y se basa en el ciclo simple de producir para vender, vender para ganar y ganar para reinvertir. Se invierte en producir más, vender más, ganar más y reinvertir más en producir más y vender más…, y así hasta el infinito.

Para mí éste es el talón de Aquiles del capitalismo y lo que en última instancia comprueba su inviabilidad. Precisa de un crecimiento infinito, pero dado que está generado dentro de un sistema con recursos limitados (La Tierra), éste sistema no puede durar indefinidamente. Y a nosotros nos está tocando ver ése ocaso. Los picos de producción petrolera ya fueron alcanzados de acuerdo a todas las fuentes, y de ahora en adelante este recurso, que es la base del sistema, no va hacer mas que escasear, y adiós sistema, porque hay que recordar que del petróleo depende la energía que transforma las materias en bienes y hace posible su traslado y los fertilizantes, que hacen posible alimentar a una población que es casi 4 veces mayor que la que históricamente ha tenido el Mundo.


Última edición por Takeda el 11/1/2012, 1:22 pm, editado 1 vez (Razón : Corrección ortográfica y gramatical)

Contenido patrocinado

Re: EL NUEVO MUNDO SIGLO XXI

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:08 am


    Fecha y hora actual: 4/12/2016, 6:08 am