Biografía de Venustiano Carranza551

Biografía de Venustiano Carranza

Comparte

Albert_B
Terrible Gran Inquisidor
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes: 4580
Localización: Tártaro

Biografía de Venustiano Carranza

Mensaje por Albert_B el 11/12/2011, 7:19 pm

CARRANZA GARZA, Venustiano.

Como Juárez y Madero, es una de las figuras esenciales que dieron rostro al país. Nació en Cuatrociénegas el 29 de diciembre de 1859 cuando esa población norteña era típica de la provincia, poseedora de una cultura regional con valores éticos y morales destinados a formar al individuo hacia el interior de sí mismo; una economía de subsistencia con una base agropecuaria como único fundamento; una geografía agresiva con periodos de lluvias sumamente escasos, situación que obliga a los hombres del campo a templar su carácter y a tomar decisiones rápidas e inflexibles y con absoluta convicción; una militancia política con profundos elementos nacionalistas producto de una época en que el suelo patrio se teñía de sangre en la tremenda lucha fratricida de la Reforma y cuando germinaba en la mente conservadora la Intervención Francesa y el Segundo Imperio, amén de que aún permanecía encendido el rescoldo de la guerra con Estados Unidos. Carranza creció en ese ambiente. Hijo de Jesús Carranza Neira y María de Jesús Garza. Su padre fue un patriota: teniente coronel, liberal, representante de Juárez en el centro del Estado; hombre de recio carácter que tomó sus primeras armas contra las tribus de indios rebeldes a todo gobierno que mantenían en continuo sobresalto a los indefensos poblados del norte del país. Más tarde y bajo las órdenes del general Vidaurri, estuvo al lado del Benemérito, Benito Juárez, comandando un regimiento de caballería al frente de cuya fuerza logró desalojar al enemigo conservador de la ciudad de Aguascalientes; al mismo tiempo fue el pie veterano que conformó la base del Ejército del Norte que
33
mandó el general Mariano Escobedo, ya en la época de la Intervención Francesa. Todo este espíritu de lucha lo heredó Venustiano Carranza. Este patrimonio daría como resultado la conformación de la enorme personalidad del hombre símbolo que cambió el destino de la nación. Su procedencia de una familia de clase media acomodada no fue impedimento para que conservara la humildad, la honestidad en sus acciones y los lazos de solidaridad con las causas de sus iguales. La instrucción primaria la cursó en su pueblo natal; luego estudió en el Ateneo Fuente y, en 1874, ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria en la ciudad de México. Víctima de una grave afección de la vista, abandonó las aulas regresando a Coahuila donde se ocupó de los ranchos familiares El Fuste y Las Ánimas. Inició su carrera política en 1887 cuando a los 28 años, fue electo presidente municipal de Cuatrociénegas. Sin embargo, debido a que sus relaciones personales con el gobernador José María Garza Galán no eran buenas, renunció a su cargo. Participó entonces en una rebelión política contra la reelección del citado gobernador. Tal situación provocó preocupación en el centro del país, por lo que el propio presidente Díaz encargó a Bernardo Reyes mediar en el conflicto; la solución fue una entrevista con Porfirio Díaz en la que se decidió retirar las candidaturas de Garza Galán y la del opositor Miguel Cárdenas. En lugar de ambos fue electo José María Múzquiz. Carranza volvió a ser presidente municipal de Cuatrociénegas entre 1894 y 1898. Luego fue diputado local y diputado federal suplente. En 1901 fue senador suplente por su Estado y en 1904 senador propietario. También en junio de 1904 asistió como delegado a la Convención Nacionalista, en la ciudad de México, que designó a Ramón Corral candidato a la vicepresidencia de la República. Su carrera política, siempre en ascenso, lo llevó a ocupar de manera interina la gubernatura del Estado en 1908. Este impulso parecía conducirlo de manera natural a la gubernatura constitucional del Estado, sin embargo fue Jesús de Valle el postulado, con el apoyo de Díaz. Decidió entonces presentar su candidatura de manera independiente, no obstante fue vencido en el proceso electoral. Ese hecho inauguró en forma definitiva su vida política oposicionista. Se exilió en San Antonio, Tx. y se sumó al maderismo comprometiéndose a acudir al llamado de las armas. En mayo de 1911, cuando Madero formó su gabinete provisional en Ciudad Juárez, lo designó gobernador provisional de Coahuila y secretario de Guerra y Marina. Electo Gobernador Constitucional coahuilense, se destacó por sus propuestas para llevar a la práctica la soberanía estatal y municipal. Organizó fuerzas auxiliares para combatir el paso de los rebeldes orozquistas en 1912. Su encumbramiento como figura clave de la historia de México, ocurrió con la caída trágica de Madero. Su reacción ante los hechos de la Decena Trágica fue muy activa y eficaz. Cuando el 18 de febrero recibió telegrama de Huerta en el que comunicaba que había asumido el Poder Ejecutivo, convocó inmediatamente a una sesión extraordinaria al Congreso local para tomar una postura única en el país. El 19 del mismo mes, el Congreso de Coahuila decidió desconocer al gobierno del Centro, concediendo, de paso, facultades extraordinarias a Carranza con el fin de restablecer el orden constitucional, poco después lanzó el Plan de Guadalupe, el 26 de marzo de 1913. En ese documento se desconocía a Victoriano Huerta y a los poderes Legislativo y Judicial de la Federación, así como a los gobiernos de los estados que reconocieran a Huerta después de treinta días; se convocaba al pueblo a luchar contra ellos; se nombraba a Carranza Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, llamado así por defender la Constitución de 1857. También se señalaba que al ocupar la ciudad de
34
México, sería presidente interino y que convocaría a elecciones al consolidarse la paz. Al evacuar Saltillo, pasó a Arteaga donde organizó las primeras fuerzas de su ejército. Se trasladó después a la hacienda de Anhelo y a Candela. El 14 de mayo de 1913, en Piedras Negras, puso en vigor la Ley Juarista del 25 de enero de 1862, contra los traidores a la Patria que instauraba la pena de muerte para los colaboradores del huertismo. Luego se estableció por una temporada en Monclova antes de cruzar el Bolsón de Mapimí rumbo a Hermosillo. Cerca de Torreón los revolucionarios de La Laguna pidieron al Primer Jefe que encabezara sus tropas para atacar Torreón, lo cual se verificó, y al no poder tomarla, prosiguieron su viaje a Sonora. Ahí logró formalizar su primer gobierno nacional con un gabinete en el que figuraba Isidro Fabela, Rafael Zubirán, Adolfo de la Huerta, Felipe Ángeles, Jacinto B. Treviño e Ignacio Bonillas. Paralelo a ello organizó el ejército en tres grandes unidades: el Cuerpo del Ejército del Noroeste, comandado por Álvaro Obregón; el del Noreste, encabezado por Pablo González, y la División del Norte, con Francisco Villa al frente. Permaneció en Sonora hasta marzo de 1914; luego, a principios de abril, lo estableció en Chihuahua. Ante la ocupación militar estadounidense de Veracruz sostuvo, con firmeza, una posición de protesta por el ataque a la soberanía nacional sin propiciar la extensión de un conflicto internacional. Sus diferencias con Francisco Villa, derivaron en un conflicto personal entre los jefes. Esta enemistad entre las dos figuras principales del constitucionalismo, propició la fractura del movimiento revolucionario, una vez que derrotó al huertismo. A pesar de ello, el 20 de agosto de 1914, Carranza entró a la capital del país. Como Primer Jefe Encargado del Poder Ejecutivo, nombró un nuevo gabinete y renovó las representaciones diplomáticas de México en el extranjero y autorizó la emisión de papel moneda. El 4 de septiembre, conforme lo acordado en el Pacto de Torreón, lanzó una convocatoria para que el 1 de octubre se reuniera una junta de jefes y gobernadores para formar una Convención Revolucionaria en la ciudad de México. Las tensas relaciones ya existentes produjeron enfrentamientos con los zapatistas y el 25 de septiembre Villa desconoció al Primer Jefe, negándose a participar en la Junta. El 1 de octubre la Convención Revolucionaria inició sus trabajos en Aguascalientes. Dicha convención nombró presidente provisional a Eulalio Gutiérrez Ortiz y acordó el cese de Carranza, quien se negó a acatar las decisiones de la Junta, salvo que Villa también se retirara, declarándola en rebelión. Del 14 al 28 de noviembre las tropas constitucionalistas abandonaron la capital siguiendo los pasos de Carranza hacia Veracruz, donde instaló el gobierno y reorganizó su ejército, con el apoyo de Obregón, Pablo González, Cándido Aguilar, Salvador Alvarado, Jacinto B. Treviño, Francisco Coss, Murguía y varios más. Una demostración de su capacidad política fue emprender una serie de acciones destinadas a fortalecer su posición en la guerra y sentar las bases del Estado que emanaría de la Revolución. Lo primero fue integrar un gabinete con civiles y militares de gran valía. Luego, el 12 de diciembre de 1914 expidió las Adiciones al Plan de Guadalupe; hecho particularmente importante porque significó un compromiso de reforma política y social como programa del constitucionalismo. A ello le siguieron la legalización del divorcio, la ley agraria, la suspensión de los trabajos petroleros en tanto se preparara una ley petrolera, la suspensión de la Lotería Nacional, la restauración de la libertad municipal, el establecimiento de la jornada máxima de trabajo y el salario mínimo. Con esas acciones legales y muchos otros decretos en materia económica y administrativa, Carranza proveyó al constitucionalismo de un
35
programa de reformas que le dieron el apoyo social necesario para convencer a la ciudadanía. A la par de estas empresas en el terreno político e ideológico, sus ejércitos se imponían en el campo de batalla. Obregón venció a Villa en el Bajío, al tiempo que Pablo González lo derrotaba en el centro y noreste del país; la debilidad zapatista le permitió tomar definitivamente la ciudad de México. El triunfo trajo a Carranza el reconocimiento oficial del gobierno norteamericano en octubre de 1915. A pesar de los problemas ocasionados por la expedición punitiva, acción provocada por Francisco Villa, en su desesperación al verse desplazado por el Primer Jefe, Carranza convocó a un Congreso Constituyente y aunque su proyecto original fue modificado sustancialmente, se promulgó ahí la Constitución el 5 de febrero de 1917, al día siguiente convocó a elecciones para diputados y senadores al XXVII Congreso de la Unión y para Presidente de la República. Con la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se inicia la etapa constructiva de la Revolución. Con nuevo código político se establecieron las bases para llevar a cabo las elecciones de presidente de la República y del Congreso Federal. El 11 de marzo de 1917 se celebraron los comicios para la renovación de los poderes. Postulado por el Partido Liberal Constitucionalista, Venustiano Carranza ganó las elecciones. Fue declarado Presidente electo de la República para el periodo que terminaría el 30 de noviembre de 1920, por haber obtenido la mayoría de sufragios sobre los otros contendientes, generales Álvaro Obregón y Pablo González. El nuevo Presidente rindió la protesta de ley ante el Congreso el 1 de mayo de ese mismo año. Ya como presidente, Carranza se dio a la tarea de pacificar al país, reorganizar los poderes y la administración, restablecer el imperio de las leyes, distribuir tierras, defender los derechos obreros e imponer el respeto a México en el extranjero. El 1 de septiembre de 1918 promulgó la llamada Doctrina Carranza, que sostiene la igualdad entre los estados y desaprueba toda intervención en los asuntos internos de otra nación, así como la equivalencia de los derechos de nacionales y extranjeros ante las leyes de un país. A mediados de 1919 comenzó abiertamente la competencia por la sucesión. El propósito de Carranza era que el país fuera gobernado por civiles, razón por la cual se negó a apoyar la candidatura de alguno de los líderes militares y dio su apoyo a la postulación de Ignacio Bonillas. El trasfondo de su acción era que los militares formaran parte exclusivamente de las fuerzas armadas, como corresponde a su jerarquía castrense y, al mismo tiempo, evitar la intromisión de los intereses extranjeros que buscaban modificar el Artículo 27 Constitucional, por lo que veían con buenos ojos que la sucesión de Carranza quedara en manos de alguien “manejable”: los militares eran los más indicados para sus planes. Tal actitud lo enfrentó a una nueva revuelta encabezada por Obregón, Calles y De la Huerta, por un lado, y González por el otro, éstos pronto obtuvieron el apoyo de la mayor parte del ejército. Carranza se preparó para resistir y el 6 de mayo de 1920 salió de la ciudad de México con el propósito de establecer nuevamente su gobierno en Veracruz. Sin embargo, el tren presidencial fue atacado en Aljibes el 14 de mayo y tuvo que huir a caballo con una pequeña comitiva internándose en la sierra de Puebla. El día 20 llegó a las inmediaciones de La Unión donde se encontró con el general Rodolfo Herrero quien lo convenció de seguir a Tlaxcalantongo. En la madrugada del día 21, Herrero atacó la choza donde descansaba el Presidente quien murió en el asalto. Su cadáver fue trasladado a Necaxa practicándose la autopsia legal, desterrando la aseveración del suicidio. Posteriormente sus restos fueron llevados
36
a la ciudad de México donde fue recibido por el Honorable Cuerpo Diplomático. Al día siguiente sus restos fueron inhumados en una humilde fosa de tercera clase del Panteón de Dolores, en presencia de una gran cantidad de personas de las distintas clases sociales. Para hacerle justicia a este patriota coahuilense, el 15 de febrero de 1942 sus restos fueron trasladados al Monumento de la Revolución donde hoy descansan. Con la muerte de Carranza se cerró una vida empeñada a la Patria; así terminó la existencia de un mexicano cuya estatura cívica cada día fortalece más las luchas libertarias de México.

Berrueto González, Arturo. "Diccionario Biográfico de Coahuila" Tomo I, Pags. 32-36. 3a. Ed. Gobierno del Estado de Coahuila. 2011.


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"

Flysandpaper
Subteniente
Subteniente

Mensajes: 759
Masculino
Edad: 21
Localización: Tierra

Re: Biografía de Venustiano Carranza

Mensaje por Flysandpaper el 11/12/2011, 9:07 pm

Lo voy a imprimir para poder leerlo, no me gusta leer en pc gasto mucho la vista, pero siempre e querido saber mas de este personaje, muchos lo ponen como el malo, pero para mi fue alguien sincero a la revoluciòn, hasta que fue asesinado.
Yo ya lei un poco de el en el libro de Francisco Martin Moreno 100 mitos de la historia de Mèxico.

Manuel Black-Hawk
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes: 329
Masculino
Edad: 33

Re: Biografía de Venustiano Carranza

Mensaje por Manuel Black-Hawk el 12/3/2012, 8:34 pm

En mi opinion, más hallá de sus aciertos y desaciertos, era el hombre moderado que podría haber encaminado al país, y digo encaminar por que era reconstruir y calmar un país con bandos radicales y opuestos por cada lado, había un mundo por hacer.


Por cierto a destacar al actor Ramón Menéndez quien caracterizo a Carranza en Senda de Gloria, cuando a cargo de Ernesto Alonso se hacían bien las cosas, no tan historicamente correctas, pero en producción, excelentes.









Otros videos de interes:




    Fecha y hora actual: 21/10/2014, 8:30 pm