Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


El ejército romano: República Tardía e Imperio

Comparte

Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

El ejército romano: República Tardía e Imperio

Mensaje por Sacredberserker el 24/7/2011, 9:12 am

Poco a poco iré ampliando esto...

El ejército romano: República Tardía e Imperio

Las Reformas de Cayo Mario

Cayo Mario (Arpino, c. 157 a. C. - Roma, 13 de enero de 86 a. C.) fue un político y militar romano, llamado tercer fundador de Roma por sus éxitos militares. Fue elegido cónsul siete veces a lo largo de su vida, algo sin precedentes en la historia de Roma.

Soldados romanos antes de las reformas




A finales del siglo II a.C., Roma estaba metida de lleno en una larga y tediosa guerra en Numidia. Las continuas levas habían causado gran malestar en toda Italia, ya que los pueblos italianos, que aún no poseían la ciudadanía romana, no veían con buenos ojos embarcarse en guerras que tan sólo acarreaban beneficios tangibles para Roma, en la que muchos pueblos italianos veían una ciudad opresora, en lugar de una ciudad hermana, y con razón. Roma reclutaba sus ejércitos a partes iguales: ciudadanos romanos y ciudadanos italianos, pero los beneficios de las guerras eran sólo para Roma, por lo que el malestar era enorme. En aquella época, sólo podían ser soldados los inscritos en el censo de propietarios, ciudadanos que poseían una determinada renta y eran capaces de costearse su propio equipo militar. Además, los soldados no veían con buenos ojos embarcarse en largas campañas dejando sus propiedades, negocios y familias indefensos ante la rapiña de los especuladores. Muchos de ellos volvían para encontrarse con que sus bienes habían desaparecido.

Cayo Mario era consciente de esta situación y tenía en mente otra cosa que sorprendió al sector conservador. Cayo Mario, gracias al control que tenía sobre los tribunos de la plebe y sobre la asamblea plebeya por tanto, consiguió que se autorizara el reclutamiento del capital censi (censo por cabezas) para las legiones romanas.

Era toda una revolución, el ejército republicano se nutría de pequeños propietarios que se pagaban su equipo de combate, ellos luchaban por su tierra. Pero el capital censi no tenía capital ni tierras, no podía costearse el equipo de combate.

Durante momentos de grave crisis en el pasado, por ejemplo tras la batalla de Cannas, Roma reclutó en sus filas incluso a los esclavos.

Cayo Mario además consiguió que el senado pagara la armadura de los nuevos legionarios y les retribuyera sus servicios como soldados.

El Senado de Roma trató de paralizar esta iniciativa pero Cayo Mario lo sorteo a través de la asamblea plebeya. Ya tenía ejército para su campaña en Numidia.

El capital censi recibió con entusiasmo la idea, era una oportunidad profesional para un grupo social sin esperanza. Cayo Mario era consciente de ello y no tardó en prometer tierras para los legionarios del capital censi que se enrolaran a sus órdenes.

El reclutamiento fue un éxito, Mario ofreció al capital censi una carrera profesional con equipo y sueldo abonado por el Senado romano y unas tierras para retirarse tras el servicio militar.

Cayo Mario consiguió su ejército, y realizó varios cambios. Se estandarizó el equipo de combate, el estado lo proveía y se fabricaba todo igual para todos los legionarios, ahora tenía un uniforme común, la misma túnica, la misma cota de maya, el mismo casco, mismo escudo, mismas glebas, misma espada y mismo pilum.
Realizó cambios en el escudo, ahora era ligeramente más pequeño. Con el nuevo escudo apenas si se perdía protección y era más fácil de transportar. Recordemos que el estado no pagaba esclavos que transportaran la armadura como hacían los pequeños propietarios, ahora eran ellos los que tenían que transportar el equipo y el nuevo escudo facilitaba la labor.
Se modificó también el pilum para que la punta se doblara facilmente, así el enemigo no podría usarlas contra ellos.

El nivel de compresión de los nuevos legionarios era muy inferior a los tradicionales, por lo que se creó un símbolo, un águila de plata (posteriormente de oro), al que deberían de seguir de forma ciega en caso de que no comprendieran las órdenes. Esa águila de plata se convirtió en algo sagrado para los legionarios, debían seguirlo y preservarlo hasta la muerte.

En total las reformas se dividieron en tres muy importantes:

Primera reforma: Reclutamiento
La parte más importante de las reformas de Mario fue la inclusión de las personas sin tierras ni propiedades. Ofreció a la gente sin recursos un empleo permanente con paga como soldados profesionales, y la oportunidad de ganar dinero mediante los saqueos en campaña. La gente, que tenía muy poca esperanza de incrementar su estatus por otra vía, en seguida empezó a apuntarse al nuevo ejército de Mario. Los soldados se reclutaban para un plazo de 25 años.

Segunda reforma: Estructura militar
Con este ejército permanente, y siendo el estado quien suministraba las armas, Mario pudo estandarizar el equipamiento de la legión romana. El entrenamiento se mantenía a lo largo del año, y no sólo cuando era necesario. Mario hizo desaparecer la división de la infantería en secciones especializadas: hastati, principes y triarii. A partir de la reforma, la infantería legionaria constituyó un cuerpo homogéneo de infantería pesada, Del mismo modo, se eliminó de la legión el contingente de vélites (infanteria ligera), y fue sustituida por cuerpos especializados de auxiliares, agrupándose según su origen étnico y conservando su estilo peculiar de combate.
El número total de hombres en una legión completa era de unos 6.000, de los cuales aproximadamente 5.000 serían soldados. El resto era personal no combatiente.
La organización interna de la legión consistía en diez cohortes de seis centurias cada una. Las diez cohortes que integran la legión van numeradas, obviamente, del I al X, pero están organizadas jerárquicamente: la I Cohorte tiene el doble de soldados que las demás (5 x 160 = 800 hombres), generalmente la componen los más veteranos, y se despliega en primera fila. Por el contrario, la cohorte X despliega en segunda fila (6 x 80 = 480 hombres), y está compuesta por los soldados más bisoños.
La centuria consistía en 80 soldados apoyados por 20 no combatientes y dirigidos por un soldado profesional ascendido de entre los soldados rasos y llamado centurión.
La centuria a su vez se dividía en contubernia (sing. contubernium) grupos de 8 hombres que compartían una tienda.
Desde este momento, las cohortes, de las que habría de seis a diez, sustituyen a los manipula como unidad táctica básica. Cada cohorte se compone de seis a ocho centurias y es liderada por un centurión asistido por un optio, un soldado capaz de leer y escribir. El centurión mayor de la legión es llamado primus pilus, un soldado de carrera y asesor del legado.

Tercera reforma: Jubilación
La tercera reforma que Mario logró introducir fue una legislación que otorgaba beneficios de jubilación a los soldados en la forma de tierras. Los miembros del censo por cabezas que terminaban el servicio recibían una pensión de su general y una finca en alguna zona conquistada a la que podían retirarse.
Por último, Mario garantizó a los aliados itálicos (Etruria, Piceno, etc.) la ciudadanía romana completa si luchaban como soldados auxiliares y completaban el servicio.

El nuevo ejército, con armamento ahora estandarizado




Mario suprimió el enorme convoy de suministros que dificultaba y retrasaba la marcha de las legiones. A partir de entonces, cada legionario habría de cargar con todo su equipo: capote, mudas, instrumentos de cocina, raciones de campaña, herramientas para construir el campamento, etc. En total más de 30 kilos, por lo que se llamó a los nuevos legionarios "las mulas de Mario". Cada grupo de ocho legionarios o contubernium disponía de una mula que llevaba la tienda de campaña en la que dormían, el molino para hacer pan, etc. Gracias a estos cambios, las nuevas legiones podían marchar cómodamente 30 kilómetros cada día y construir un campamento fortificado donde pasar la noche. Las legiones de César llegaron a realizar marchas forzadas de más de 50 kilómetros en un día, lo que les confería una ventaja táctica sin igual.






Casco gálico montefortino


Jabalina pesada y ligera (pilum)


Espadas gladius(infanteria) y spatha(caballeria)


Lorica hamata(malla) y lorica squamata (escamas)



Escudo rectangular de infanteria (scutum)


Puñal (pugio)


Cinturon (cingulum)


Sandalias (caligae)


Tienda de campaña para 8 hombres hecha de pieles de cabra(Papilio) ocupada solo por 6, ya que dos de ellos debian estar en guardia por turnos.


Dolabra, herramienta para cavar y cortar, util a la hora de levantar un campamento


Pala, cortador de césped, dolabra y azada


Piedras de moler, eran llevadas por las mulas(de cuatro patas) junto con las tiendas


Cazos y sartenes para la comida


Sagum, capote impermeable


Palo con esponja, servia de papel higienico Razz


Utensilios para escribir


Todo en uno...

http://www.historialago.com/legiones.htm
Wikipedia
Osprey Men at Arms Roman army from Caesar to Trajan
Osprey Elite Roman Legionaries
campodemarte.com
entre otros



Última edición por Sacredberserker el 24/7/2011, 10:51 am, editado 1 vez

Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: El ejército romano: República Tardía e Imperio

Mensaje por Sacredberserker el 24/7/2011, 9:51 am

Simbolos




Desde la reforma de Mario –alrededor del año 104 a. C.-, se ha venido priorizando en el seno de la legión una de las enseñas tradicionales que estos cuerpos solían llevar al campo de batalla. Se trata del águila romana, que se impone como símbolo legionario por antonomasia, desplazando al lobo, al toro, al jabalí y al caballo, muestras de animales totémicos pertenecientes a una sociedad campesina. Las águilas se realizan en metales nobles –plata primero, oro después- y se guardan celosamente en el "aedes signorum" o santuario del campamento. La pérdida de las águilas, como les sucedió a Craso o Marco Antonio en Oriente o a Varo entre los germanos, es el mayor deshonor que puede sufrir un cuerpo legionario. El suboficial al cargo del águila era el aquilifer.


A mayores, existen otro tipo de estandartes, como los "signa", "imagines", "vexilla" o "dracones":

1. El signum es el estandarte de cada centuria: rematado en forma de asta o mano –en recuerdo del antiguo manípulo-, se decoraba con guirnaldas, cruces y discos. En los cuerpos auxiliares, los "signa" incluyen imágenes de los emperadores, con lo que el segundo tipo de estandartes -las "imagines"- es privativo de las legiones.

2. Por su parte, el vexillum es la bandera que marca la posición del general en el campo de batalla, pero también es la enseña de los destacamentos irregulares, por lo que éstas reciben el nombre de "vexillationes". Se cuelgan de una barra cruzada al mástil de la enseña.

3. El draco es una cabeza de animal en bronce con las fauces abiertas, a la que se añade un tubo de colores y que al agitarlo producía un ruido sordo.

Los portadores de estas enseñas eran, respectivamente, los signiferes, imaginiferes, vexillarii y draconarii.



Premios y castigos


Las condecoraciones del período republicano consistían en coronas, habiéndolas de varios tipos:

Corona gramínea: se concedía por salvar a un ejército.
Corona cívica: se concedía por salvar la vida de un compañero, estaba hecha de hojas de roble.
Corona muralis: se concedía al primero en coronar la muralla enemiga.
Corona vallaris: se concedía al primero que asaltara la trinchera enemiga.
Corona navalis: premiaba la captura de un barco.

En la época imperial se añadieron las phalerae, los armillae y los torques.

Castigos

La disciplina de las legiones era severa, pero no tanto como generalmente se piensa.

La pena de muerte era aplicada ocasionalmente y sólo en casos de extrema gravedad, como abandono del puesto de vigilancia o deserción. La manera más común de ejecutar a los condenados era el fustuarium: el reo era golpeado con estacas hasta la muerte por sus propios compañeros, a quien su conducta había puesto en peligro.



Si una unidad entera desertaba o se amotinaba, no se ejecutaba a todos sus integrantes, sino que se aplicaba el "diezmo" por el que se elegía por sorteo a un hombre de cada diez para sufrir el castigo. El resto sufría un castigo de desprecio, obligándolo a alimentarse de cebada en lugar de trigo y viviendo en el exterior del campamento hasta ser perdonados.

Estos castigos graves eran raros. Lo normal es que se aplicasen castigos como golpes de vara, guardias suplementarias, trabajos desagradables como el servicio de letrinas, etc. También se aplicaban castigos como rebajar el grado o la expulsión deshonrosa de la legión.


Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: El ejército romano: República Tardía e Imperio

Mensaje por Sacredberserker el 24/7/2011, 9:58 am










bichorod
Recluta
Recluta

Mensajes : 36

Re: El ejército romano: República Tardía e Imperio

Mensaje por bichorod el 25/7/2011, 10:49 am

Que buenas aportaciones compañero, no conocia las coronas.
Saludos

Sacredberserker
Teniente
Teniente

Mensajes : 1046
Masculino
Edad : 28
Localización : Antenora

Re: El ejército romano: República Tardía e Imperio

Mensaje por Sacredberserker el 4/9/2011, 7:39 pm

La legion romana en combate

Legion en orden cerrado, las primeras cohortes forman un solido muro para contener al enemigo, las segunda y tercera linea sirven para reforzar la primera o para flanquear


Formacion abierta triplex acies, la formación mas clásica y mas maniobrable


Una legion romana en la época de Augusto(sin auxiliares), compuesta toda por ciudadanos romanos y con la primera cohorte con el doble de efectivos


Un ejercito Consular (dos legiones + auxiliares) desplegado en el campo de batalla, con la caballeria romana y aliada en los extremos


Una centuria (80 hombres) en orden abierto y cerrado


Testudo (tortuga)


Una centuria avanzando


Formación Caput porcinum (cabeza de puerco)


Formación en Cuneus (Cuña)




Cohortes de infanteria pesada en orden cerrado e infanteria ligera atacando a los catafractos

Contenido patrocinado

Re: El ejército romano: República Tardía e Imperio

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:47 pm


    Fecha y hora actual: 6/12/2016, 3:47 pm