Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Los Huscarles: la Guardia de la Reyes Escandinavos

Comparte

asterix
SS-Schutze
SS-Schutze

Mensajes : 14965

Los Huscarles: la Guardia de la Reyes Escandinavos

Mensaje por asterix el 1/7/2011, 12:45 am



Los Huscarles: la Guardia de la reyes escandinavos

Los “Huscarles” era la Guardia personal de los distintos reyes escandinavos que existieron a lo largo del Medievo en el Norte de Europa; tenían distintos cometidos, pero el principal era salvaguardar la integridad física de su señor o rey y la de todos sus familiares.

La protección se extendía en todos sus aspectos, protección en la Corte o residencia real o en los traslados que estos pudieran realizar, tanto del tipo protocolario o de otro tipo, así como también la protección real de algún familiar directo que se trasladara a realizar alguna campaña militar o si esta era realizada por el mismo rey.

Como hoy se diría, era la protección “integral” real en todos sus aspectos; su función era como la de cualquier rey de la época que tuviera una Guardia a su disposición, solo se diferenciaba en los distintos matices de vestimenta y equipamiento, pero en lo demás, eran como cualquier Guardia real destinada a la defensa de su rey.

La derivación de su nombre, “Huscarl”, proviene del idioma noruego antiguo, Huskarl o Huscarl, cuyo significado literal es "hombre de casa"; con lo cual da a entender su cercanía al rey, ya que se podría leer entre líneas, “como hombre de la casa donde residen el rey y su familia”, algo evidente, ya que eran sus guardaespaldas.





Guerrero Huscarl



Conviene saber que estos hombres, aunque al servicio de su rey de turno, eran “hombres libres”, y no eran siervos o esclavos de su señor, con lo que su estatus estaba por encima de los “plebeyos” que habitaban en el mundo Medieval, quizá se podría decir que eran como una especie de agrupación de “Caballeros”, (los hombres pertenecientes al más bajo escalafón de la “Nobleza”) contratados por el rey.

Pero con esto no quiero decir que perteneciera a la nobleza, ni a su estatus más bajo; (aunque las características quizá hagan pensar en lo contrario) eran hombres libres (de alto estatus), pero no Nobles, sin grandes propiedades o pequeñas que pudieran tener otros hombres de la Nobleza como un Conde, Duque o Marqués etc.., ya que su vida y fortuna estaban a disposición de su rey.

A pesar de que su función particular era la defensa de la familia real, consta que aparte de servir entre las casas reales, sus servicios estuvieron contratados en alguna ocasión por algunos de los principales señores o Terratenientes de cualquiera de los países donde sirvieron; estos sin duda debieron estar provistos de abundante dinero, porque el que quisiera contratar los servicios de estos soldados profesionales, le resultaría muy caro.

Estos soldados de fortuna tenían un código guerrero propio llamado Witherlogh o “Castrensis Lex”, (ley castrense) donde se regían por sus propias reglas de justicia y disciplina, las cuales se aplicaban a ellos mismo, y solo respondían judicialmente ante el mismo rey o ante el gran Señor al que sirvieran.





Canuto II de Dinamarca



Los problemas de disciplina interna (entre Huscalres) se abordaran en una reunión de ellos mismos, en la que se conocía como la “Huskarlesteffne”, y siempre en presencia del rey; la peor frase acusativa que podía recibir un Huscarl era la de cobarde o pusilánime en cualquier acción, ya sea en batalla o en cualquier otro servicio. Si era declarado culpable, podía ser expulsado del cuerpo de los Huscarles.

El código de los Huscarles estaba basado fundamentalmente en la lealtad al rey al que servían y en un juramento de lealtad a la “verdad”, que los mismos Huscarles practicaban unos con otros, y cuyo rompimiento significaba un deshonor desmedido.

La mayoría de los Huscarles vivió en la Corte del rey al que servían directamente; en la época de Eduardo el Confesor por ejemplo, consta que algunos Huscarles habían recibido bienes por parte del el rey, con lo cual se da a entender que este recompensaba sus servicios o procuraba ganarse la eterna lealtad de sus hombres, ya que en la vida del rey en momentos de peligro, era cuando estos hombres tenían que dar de sí, todo lo mejor de ellos mismos.

Tradicionalmente, el contrato del los Huscarles ante el rey solía renovarse el día de Año Nuevo, y cualquier Huscarl era libre de abandonar el servicio al rey.

Los Huscarles eran soldados profesionales, excelentemente adiestrados y equipados, veteranos experimentados que por su valía y condición eran contratados por un rey de origen Nórdico o las menos veces, por un terrateniente potentado.





Equipamiento de un guerrero Huscarl



Entre las tropas del rey, eran la “Élite” del ejército escandinavo en el que sirvieran; el resto de soldados del rey, estaban muy por debajo de la capacidad combativa, ya que solían ser tropa de guarnición o siervos reclutados para una campaña; en definitiva, milicias y levas de campesinos escasamente provistos de armamento.

Por lo tanto, en un combate entre ejércitos, los “Huscarles” de turno, además de ser el eje esquemático de la batalla, podían ser decisivos tanto en las funciones defensivas como ofensivas.

No obstante, la función ofensiva sería la más decisiva y para la que estaban adiestrados los Huscarles, ya que su participación en batalla a la vanguardia del ejército, podía hacer que una batalla se decidiera a favor de su señor o si la tropa fracasaba y era derrotada, se diera en la espantada en el ejército, ya que el resto de tropas no solían ser de mucha garantía que se dijera.

Los Huscarles, generalmente eran una tropa de infantería, cuyo armamento ofensivo solía ser (aparte de alguna arma pequeña más de corte defensivo) el de un arma, que en manos de un experto podía ser aterradora, la “gran hacha danesa”.





Hardrada III de Noruega



El número que estos hombres podían ser en los distintos reinos escandinavos siempre estuvo ligado a la fortuna de su Señor; ya que recordemos que eran dado su “estatus” de soldados de Élite, los mejores pagados del país donde servían.

Esto en una época en que las grandes fortunas eran limitadas, hacía que el funcionamiento de grades masas de estos hombres fuera muy limitada; en manos de un terrateniente o privado, su número podía ser muy limitado, varios hombres o quizá algunas decenas si el terrateniente era muy rico.

Los reyes que disponían de las mayores fortunas en la época, podían reunir a varios cientos de Huscarles y los que reunieron un mayor número, quizá pudieron haber llegado a los 2.000 o 3.000 miembros, en según qué reino.

La presencia de los Huscarles no se limitó a la misma Escandinavia, donde naciones como Noruega o Dinamarca si disputaban la supremacía en aquella zona; otros asentamientos escandinavos como Islandia o Suecia y hasta en la misma Inglaterra o Rusia, hizo que establecimientos nórdicos iniciasen una gran expansión o aumentasen su zona de influencia.

Esto hizo que los Huscarles aumentasen su zona de expansión a nivel de ofrecer sus servicios, ligados a donde la expendieran escandinava pudiera extenderse; el establecimiento de asentamientos vikingos en la actual Rusia, hizo que los primitivos Huscarles dieron origen a la “Druzhina” local.





Arquero normando en la batalla de Hastings 1066



Esta fue una sección de tropas selectas para servicio particular de un caudillo, llamado más tarde Knyaz; sus funciones originales fueron las de guardaespaldas de su señor, cobrar de tributos a los pueblos conquistados y núcleo del ejército durante las campañas bélicas.

La organización de los Druzhinas varió con el tiempo y sobrevivió hasta el siglo XVI, con lo que vemos que los antiguos Huscarles, (al menos en la zona de Rusia) sobrevivieron mucho después a sus antiguos originales escandinavos.

La organización de las unidades de los Huscarles, puede remontarse a incluso antes de Medievo; pero donde quizá alcanzaron gran fama fue en la misma Inglaterra; fueron introducidos los mismos tras la conquista de esta por el rey danés “Canuto el Grande” en 1016, donde llegaron a rondar los 1.800 efectivos (o posiblemente muchos más) en activo en ambas partes de su Imperio y estacionados en los reales sitios.

Este gran número llevó al rey al establecimiento de un impuesto especial pagadero en marcos de plata con el que poder recaudar el dinero destinado a pagarles su sueldo, ya que como comenté, su equipamiento y sueldo estaba al alcance de muy pocos.

Además de su salario en moneda, (que se cree que se pagaba una vez al mes) eran alojados y alimentados a expensas del rey; no está claro si el rey también pagaba el equipo completo del Hucarl, aunque es probable que los Huscarles esperaran la entrega del equipo (armas y armaduras) como regalo, a cambio de prestar un leal servicio al rey.





Harold II de Inglaterra



Obviamente, ellos, como unidad militar de élite que eran, estaban dotados de las mejores armas y armaduras que pudieron crearse en Inglaterra; no sólo porque su vida dependiera de ello del estado de su equipo en batalla, sino porque si no respondían en combate como el rey esperaba de ellos, podía suponer su despido del cuerpo Huscarl.

Si se supone que iban a constituir el núcleo del ejército inglés de campaña, tenían que además de ser los mejores soldados, los mejor equipados; además de su espada, un huscarl también se esperaba que pudiera tener tener un caballo para llevarlo al campo de batalla (aunque al llegar mismo, desmontaría y lucharía a pie).

El equipamiento completo del soldado Huscarl era una cota de malla, casco, escudo, lanza, y, por supuesto, la mejor arma en manos de un Huscarl, “la gran hacha danesa”.

Los Huscarles que mantuvieron los reyes sajones en Inglaterra parece que fueron en torno a 3.000 hombres; los mismos Huscarles eran los designados para recaudar los impuestos en las diferentes comarcas de Inglaterra.

Esta medida fue muy impopular en la misma Inglaterra, dado que el sostenimiento de esta fuerza de combate era muy costosa para los súbditos ingleses, lo cual con el tiempo desencadenó fuertes tensiones que en alguna ocasión hizo que se pasara a las manos.





Lucha entre Huscarles sajones y normandos en la batalla de Hastings 1066


Por ejemplo, en el año 1041, dos de los Huscarles que habían pasado por la localidad de Worcester para recaudar impuestos para el sostenimiento de los Huscarles en Inglaterra, murieron a manos de los ciudadanos de la localidad.

Pero el rey inglés no tuvo piedad sobre la ciudadanía y realizó un escarmiento ejemplar, para que comprendiera todo el mundo lo que podía ocurrir si se levantaban o atentaban contra el poder real; la comarca de Worcester fue devastada por cinco grandes señores al mando de un gran número de Huscarles.

Este acto nos indicaba que aparte de la guerra, en tiempo de paz, los Huscarles pasaban a desempeñar algunas tareas administrativas, (aunque su mayor cometido seguía siendo la guerra y la defensa personal del rey y sus representantes) como el que hemos visto, el de recaudar impuestos para el sostenimiento de su fuerza, pero había otros cometidos más específicos, como ser testigos en las cartas reales que se escribían o el trasporte y custodia de la familia real cuando se desplazaba.

Los Huscarles de vez en cuando recibían recompensas del rey, como beneficiarios en las concesiones de tierra y en otras donaciones de la misma índole.





Harold II de Inglaterra y su Guardia de Huscarles según el tapiz de Bayeux



Tras recuperar su independencia gracias al rey inglés Alfredo el Grande, los reyes sajones conservaron el servicio de los Huscarles, siguiendo desempeñando en su mayor parte, la defensa del rey de Inglaterra.

Quizá la participación de los Huscarles en combate y que más fama les dio, (y que posteriormente supuso su ocaso) se realizó en aquel año infausto 1066; en aquel año el rey de Inglaterra, el sajón Harold II, había tomado el poder real a principios de año, pero el Duque de Normandía Guillermo I sostenía que cuando el anterior rey de Inglaterra Eduardo “el Confesor” muriera, Harold Godwinson le ayudaría tomar el poder en Inglaterra.

Qué duda cabe que si esto fue verdad, no cumplió lo pactado, (aunque esto por lo visto fue pactado en una entrevista privada y sin testigos entre Harold y Guillermo, con lo que nadie pude corroborar su autenticidad, y de que si esta fue utilizada como mero pretexto por Guillermo para realizar una operación de conquista imperialista pura y dura) con lo que las armas hablarían.

Es posible que uno de los hermanos de Harold II que participaron junto al rey en batalla, concretamente Eorl Swein, formara parte del cuerpo de los Huscarles; estos pronto tendrían que demostrar que eran los mejores soldados del mundo, ya que un peligro se cernía sobre la misma Inglaterra.


Huscarl sajón


Eduardo el confesor, antiguo rey de Inglaterra que murió en enero del año 1066, estaba emparentado con Guillermo I de Normandía y con el rey de Noruega Harald Hardrada III; los dos pretendientes quisieron hacer valer sus pretensiones al trono y decidieron invadir Inglaterra.

La situación era tremendamente mala para el nuevo rey inglés Harold II, ya que el golpe pode cualquiera de los dos pretendientes, podía venirle tanto del Norte por los noruegos, como por el sur por los normandos; el caso para Harold era el siguiente, ¿Quién golpearía primero?, ¿podría hacer frente a las dos fuerzas por separado?, ¿y si atacaban a la vez?, ¡sería terrible!.

El rey noruego fue el primero en golpear por el norte de Inglaterra, justo cuando Harald esperaba en el sur el desembarco normando, tuvo noticias de que el rey noruego Hardrada desembarcaba en el norte de Inglaterra con 300 naves y 9.000 hombres.

El rey inglés a marchas forzadas marchó con su ejército en un tiempo récord, ya por entonces el 20 de septiembre, un pequeño ejército inglés de 5.000 hombres al mando de los condes Morcar de Northumbria y Edwin de Mercia había sido batido en toda línea por el ejército de noruego de Hardrada en la batalla de Fulford.





Batalla Stamford Bridge 1066


El 25 de septiembre en la batalla de Stamford Bridge, el ejército noruego de unos 8-9.000 hombres fue prácticamente aniquilado por los sajones u anglosajones de Harold, en número de unos 10.000 hombres; las pérdidas noruegas fueron tan cuantiosas, que solo necesitaron 30 naves para reembarcar a los 1.000 supervivientes.

La batalla en sí fue también costosa para las fuerzas de Harold, (quizá unos 3-5.000 hombres) lo cual da por sentado que fue una lucha reñida de poder a poder; las fuerzas Huscarles que intervinieron en la batalla no están muy claras, ya que se pueden encontrar cifras de todos los tamaños, por lo que solo se puede hacer un cálculo aproximado de las mismas.

Los Huscarles que estuvieron en la batalla de Stamford Bridge en el bando noruego de Hardrada fueron casi testimoniales, 30 hombres, por lo que se da por sentado que el rey no quiso traer estas fuerzas a la campaña inglesa, (disponía de muchas más fuerzas Huscarles) trayendo un pequeño contingente como Guardia personal y no como fuerza de combate.

Dado que el rey murió en la batalla, y que las bajas fueron enormes para los noruegos, es muy posible que casi ninguno de los Huscarles que le acompañaban en batalla siguieran vivos cuando reembarcaron los supervivientes.





Mapa de Inglaterra año 1066



Los Huscarles en el bando de Harold, muy posiblemente fueron superior a los 3.000 hombres, Inglaterra era por entonces un país muy rico, (por lo que fueron una de la razones para que Hardrada de Noruega y Guillermo I de Normandía pusieran los ojos en el país) y el rey sajón podía permitirme el lujo de reclutar tal número de tropas, aunque no es descartable, que militaran en el bando de los Huscarles reales otros pertenecientes a los grandes señores (como los Condes) o terratenientes sajones que tenían a su servicio.

Las bajas de Huscarles en el bando sajón fueron muy elevadas, ya que como comenté, la batalla fue muy reñida con muchas bajas para ambos bandos y que los Huscarles marchaban a la vanguardia del ejército sajón; no hay estadísticas de las bajas que sufrieron, pero muy posiblemente fueran unos 1.000 muertos.

Harold II poco pudo disfrutar de la victoria sobre los noruegos, ya que en el banquete de celebración por la victoria recibió noticias de que su oponente Guillermo había desembarcada al sur de Inglaterra.

Harold reunió a su ejército a toda prisa y marchó raudo al sur de Inglaterra para interceptar a las fuerzas normandas; estas fueron localizadas cerca de la localidad de Haatings, en el Sureste de Inglaterra.





Huscarles en miniatura año 1038



Allí se trabó una batalla de gran envergadura, con unos 8.000 hombres por ambos bandos, los normandos desplegaron: 2.000 caballeros, 1.500 arqueros de varias clases y 4.000 infantes.

Las fuerzas sajonas fueron eminentemente de infantería, donde militaban más de 5.500 infantes y 2.000 Huscarles del rey (algunos grandes señores sajones acudieron a caballo, pequeños ponis de poca alzada; esto en contraposición de los jinetes normandos, equipados con caballos grandes, preparados para fuertes choques con caballería).

La batalla fue muy dura, tras el ataque normando donde los mismos fueron rechazados por los sajones, ya que los cuales ocupaban una colina empinada, (la cual dificultaba el ataque normando y contrarrestaba el beneficio de su caballería) hizo que los salones pasaran al contraataque, bajando la colina y atacaran en campo abierto.

Esto fue fatal para los sajones, ya que la infantería normanda se revolvió y plantó cara a los sajones, también la caballería normanda flanqueó a los sajones y los atacó con dureza; la victoria fue total para los normandos, aunque sufrieron más de 2.000 bajas en la batalla.

Las bajas sajonas (entre las que se contaba el rey sajón Harald II) fueron muy superiores a las normandas, quizá el doble; entre las bajas sajonas, las del cuerpo de los Huscarles, (los cuales formaban en el centro y las alas del ejército inglés) fueron tremendas, quizá más de un millar muriera en combate sin temor a equivocarme.





Sven II de Dinamarca



Guillermo I había obtenido un gran triunfo y la corona inglesa huérfana de rey, fue ocupada apresuradamente por él; pero aun le quedaba a Guillermo un largo periodo de cinco años de terrible lucha, ya que solo se había apropiado del Sureste de Inglaterra, para ocupar toda Inglaterra, todavía le quedaba mucho por pelear.

Hubiera sido interesante saber, si en la posterior conquista del resto de Inglaterra por Guillermo I de Normandía, entre las fuerzas anglosajonas que se le opusieron, militaban los antiguos Huscarles.

Es más que probable que así ocurrió, pero al no disponer de fuentes necesarias, solo me queda recurrir a la especulación, aunque vuelvo a repetir, estoy más que seguro de que así ocurrió, ya que eran, el cuerpo de guardaespaldas del rey, totalmente leales a su persona y en caso de que el rey faltara, seguro que desearían que otro rey del mismo origen anglosajón ocupara el trona real y no un invasor normando.

Todo esto sin reparar en pensamientos egoístas, como el que al no haber un rey anglosajón, sus empleos dejarían de existir, y de que con un rey anglosajón sí; aunque egoístamente, este sentimiento tampoco conviene ser desterrado, sobretodo sabiendo lo que los Huscarles se jugaban en esta guerra.





Guerrero Huscarl



Los Huscarles sobrevivientes a la batalla de Hasting, vieron con desaliento como su modo de vida había supuesto un triste final tras la muerte de su rey Harold en batalla; Tras la posterior conquista de Guillermo I de toda Inglaterra años después, les hizo entender y comprender que ya no habría manera de que pudieran recuperar sus empleos como Guardia de un rey sajón posterior.

El desencanto se apoderó de todos sus componentes, no solo entre los Huscarles, sino entre muchos miembros de la nobleza sajona; algunos de ellos por no apoyar a los normandos, se vieron despojados de sus tierras y repartidas entre el odiado invasor.

Por lo tanto a muchos de ellos no les quedó más remedio que partir al exilio; fueron muchos a los lugares a donde partieron: antiguos países como Noruega o Dinamarca a probar fortuna entre sus iguales, o ser contratados como mercenarios en las distintas casas reales o nobles de Europa. En definitiva, allí donde sus valiosos servicios pudieran ser apreciados.

Hubo un servicio que alcanzó cierta popularidad entre los exiliados sajones durante muchos años; la “Guardia Varega”, (unidad de Élite del emperador de Bizancio que tenía como cometido la protección de su emperador) solía nutrirse con rusos de origen vikingo establecidos en Rusia desde hacía unos 300 años.

Pero no solo rusos, también otros soldados de origen nórdico o escandinavo había encontrado un acogimiento en sus filas, por lo que los sajones, muchos de ellos con un componente nórdico importante, (sobre todo en el norte de Inglaterra) decidieron emigran a la capital del imperio bizantino, Constantinopla, en busca de un futuro mejor, y entre ellos, muchos antiguos Huscarles emigraron con la nobleza sajona.





Guillermo I de Normandía



Es más, a lo largo de los años, el componente nórdico en la Guardia Varega del emperador de Bizancio, empezó a descender, ocupando en su lugar el componente anglosajón.

Esto siguió ocurriendo hasta que la capital del imperio bizantino fue conquistada y saqueada por los cruzados en el año 1204, por lo que la emigración inglesa o anglosajona a Constantinopla duró muchos años y es muy probable que antiguos Huscarles en el futuro, tuvieran la oportunidad de exiliarse como los primeros contingentes que emigraron allá por la década de los setenta y ochenta del siglo XI.

Tal fue la emigración que la Guardia Varega llegó a apodarse como “la Guardia inglesa”. En el resto de países escandinavos donde el Cuerpo de los Huscarles siguió presente, continuaron desempeñando su faceta con extremado rigor y honor entre sus filas; pero poco más se sabe de ellos.

La referencia de los Huscarles en la Inglaterra anglosajona parece que fue mucho más rica en cuanto a fuentes históricas y así lo he hecho rebelar en mi trabajo, del resto de los Huscarles en Noruega y Dinamarca poco más se sabe; aunque es posible que si algún de ellos participara en alguna guerra o choque importante, los Hurcarles estarían sin duda a la vanguardia de los ejércitos, como unidades de Élite que eran.


Desembarco normando en las playas inglesas


De lo poco que se sabe, consta que los Huscarles de Noruega también se regían por un código de conducta a modo análogo a los Huscarles de Inglaterra; también que estaban al servicio del rey de Noruega, pero también de otros potentados o terratenientes noruegos.

El Cuerpo de los Huscarles en Noruega parece que se remonta al siglo IX; eran pagados con moneda del país y solían por los servicios prestados recibir regalos o prebendas de su rey.

Las funciones que desarrollaban en el país eran las típicas que en otros países nórdicos: la protección del rey y de la familia real, su acompañamiento cuando se desplazasen y formar el eje esquemático del ejército noruego en batalla.

Quizá la representación más notable respecto a los Huscarles noruegos en batalla, (aunque de una manera un tanto testimonial) fue cuando el rey de Noruega Harald Hardrada III invadió el norte de Inglaterra para aspirar al trono inglés en el año 1066; no referiré más al tema, ya que lo traté anteriormente.


Guerreros noruegos



En cuanto a los Huscarles de Dinamarca se sabe un poco más, las similitudes con sus homólogos ingleses o noruegos es más que manifiesta, ya que su servicio era muy similar en la Escandinavia Medieval; consta que servían al rey danés y los principales señores feudales del país.

Con el rey danés Canuto “el Grande”, quizá el cuerpo de los Huscarles nunca alcanzó tan gran número; este rey, que no solo lo fue de Noruega, sino también de Dinamarca, Inglaterra y parte de Suecia, elevó la fuerza de sus Huscarles a una cifra variable según las diversas fuentes.

Las mismas van de los 1.800 efectivos, hasta los 3 o 4.000 efectivos; en época de los reyes noruegos Sven I y Canuto “el Grande”, los Huscarles fueron estacionados en diversos puntos estratégicos, con guarniciones de este Cuerpo real.

También se refiere a la entrega de regalos y diversas concesiones por los servicios prestados al rey; aparte de que los Huscarles permanecieran al lado de su rey; como comenté hace poco, en época de Canuto el grande, es posible que varias guarniciones de Huscarles estuvieran destacadas en territorio danés.

Al menos, consta que la guarnición de la fortaleza danesa de Trelleborg, podría haber estado guarnecida por soldados Huscarles; los Huscarles en Dinamarca existieron hasta finales del siglo XII, época en la cual desaparecieron.





Alejo I de Bizancio




Autor: eljoines




Fuente Original de Información:

http://www.mundohistoria.org/blog/articulos_web/los-huscarles-la-guardia-la-reyes-escandinavos


Bibliografía de la misma fuente:
•Wikipedia.
•http://mahan.wonkwang.ac.kr/link/med/england/norman/huscarl.htm.
•http://eldrakkar.blogspot.com/2010/08/documental-la-batalla-de-stamford.html.
•http://www.caballerosdeeuropa.net/t2819-batalla-de-hastings.

    Fecha y hora actual: 5/12/2016, 6:28 am