Un British Airways, que atraviesa la niebla, está a punto de aterrizar en el aeropuerto de Heathrow en Londres. Foto Afp