Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Comparte

Sun Tzu
General de División
General de División

Mensajes : 22132
Masculino
Edad : 40
Localización : Tierra del Tequila.

Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Mensaje por Sun Tzu el 10/3/2014, 5:46 pm

Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.


Hay quienes afirman que el mundo se aproxima a una Tercera Guerra Mundial. Sin embargo, la probabilidad de que estalle un conflicto global es baja, según el corresponsal de la revista de 'The Week' John Aziz, que explica en un artículo por qué. El próximo año se conmemorará el 70 aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial.

Desde entonces, es cierto que ha habido momentos en los que la posibilidad de un conflicto global ha sido real, pero la probabilidad de que seamos testigos de una guerra mundial es la más baja existente en las últimas décadas e incluso tal vez la más baja desde los albores de la modernidad, asegura el corresponsal y analista de la revista 'The Week'. En un extenso artículo, Aziz analiza los factores por los que se han reducido, a su juicio, las posibilidades de que haya un nuevo conflicto global y explica qué es lo que ha cambiado desde la Segunda Guerra Mundial.

Garantía de destrucción mutua

El primer gran cambio después de la última contienda bélica a nivel global fue la aparición de la destrucción mutua asegurada. "No es ninguna coincidencia que el final de la última guerra mundial coincidiera con la invención de las armas atómicas", señala en el artículo. En su opinión, la certeza de una aniquilación completa frena la posibilidad de que estallen guerras globales. En cuanto a la opción de que estalle una guerra mundial no nuclear, el autor del texto subraya que entra dentro de lo posible, pero que los cambios sociales y económicos sucedidos en las últimas décadas llevan a pensar que esto no sucederá.

Fuertes relaciones económicas
En términos económicos, el mundo está actualmente muy interconectado. Existen numerosos tratados de cooperación económica y de libre comercio que han entrelazado las economías de los países de todo el planeta. Además, ha habido un enorme aumento en el volumen del comercio mundial desde la Segunda Guerra Mundial y desde la década de 1980 en particular, agrega Aziz.



La globalización

Productos como teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles, coches, alimentos y medicinas se producen a nivel mundial y las cadenas de suministro de los mismos cruzan el mundo. "Si estallara una guerra global, el comercio mundial se convertiría en una pesadilla", indica. Los envíos serían más caros y ciertas áreas podrían llegar a quedarse sin productos, componentes o suministros de energía. Para describir la situación, el analista recurre a una frase empleada a menudo en finanzas: "La interdependencia comercial global es demasiado grande para quebrar". Asimismo, sugiere que incluso para el complejo militar industrial, entrar en guerra resultaría perjudicial.
"Como se ha visto en los últimos setenta años, los contratistas de armas pueden perfectamente obtener beneficios a través de un gran gasto militar sin una guerra mundial", escribe.

Democracia y tecnología

Otros cambios desde la Segunda Guerra Mundial han sido de carácter social. Los países democráticos, apunta el artículo, no tienden a enfrentarse en guerras. Además, Internet acerca a millones de personas a diario. "En la última guerra mundial, las poblaciones estaban separadas por la distancia física, por las barreras del idioma y por la falta de herramientas de comunicación de masas […]. Hoy en día, la gente de países enemigos pueden coincidir en el ciberespacio y descubrir que el 'enemigo' no es tan diferente", señala. Según Aziz, los disturbios se pueden difundir a través de la Red rápidamente y el impacto y el rechazo público ante la realidad brutal de la guerra "dificulta a los gobiernos realizar agresiones militares a gran escala".

El corresponsal de 'The Week' no descarta que factores como el cambio climático y el agotamiento de recursos den lugar a nuevas presiones para ir a la guerra. "Soy muy consciente de que una guerra mundial es todavía posible. Tratar de predecir las acciones de las naciones en el presente es bastante difícil […]. Pero la tendencia a dejarse llevar por la inercia es fuerte", concluye.
poderiomilitarglobal.blogspot.com.es/


___________________________________
Por Mèxico siempre leales.


Si luchas con monstruos, cuida de no convertirte también en monstruo." />

Sun Tzu
General de División
General de División

Mensajes : 22132
Masculino
Edad : 40
Localización : Tierra del Tequila.

Re: Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Mensaje por Sun Tzu el 6/8/2014, 5:46 pm

¿Qué probabilidad hay de una nueva Guerra Mundial?


«Fue el inicio de la crisis; una confrontación entre los dos gigantes atómicos, los EE.UU. y la URSS, que llevó al mundo al borde del abismo de la destrucción nuclear y el fin de la humanidad». Con estas palabras recogidas por E.J. Rodríguez, Robert Kennedy hermano del protagonista del mayor magnicidio de la última época recuerda la crisis de los misiles de Cuba. Era octubre de 1962 y los protagonistas de la Guerra Fría estuvieron a punto de acabar con todo.

Han pasado 42 años y la situación no parece tan grave. O sí. El avión derribado por los prorrusos en el este de Ucrania que se convirtió en el asesinato de 283 civiles, las sanciones al círculo más cercano del presidente ruso establecidas por la UE y EE.UU. o las tensiones en oriente medio con Obama y Putin como protagonistas parecen haber reavivado el fantasma de una nueva guerra fría. Graham Allison, director del Centro Belfer para la Ciencia y las Relaciones Internacionales de la Escuela Harvard Kennedy y también autor del ensayo «Terrorismo Nuclear: La última catástrofe evitable», ha escrito en «The Atlantic» su particular visión sobre lo cerca que está el planeta de caer en una nueva Guerra Mundial. Y lo ha hecho planteando siete diferencias y siete similitudes entre 1914 y 2014.

Similitudes
1. «La trampa de Tucídides»
El historiador y militar griego Tucídides, considerado la antítesis de Heródoto, es quizá también el primer periodista de la historia: «pregunta a los testigos, los interroga hasta estar seguro de lo que en realidad ocurrió, y luego se apoya en pruebas jurídicas». Con esta «trampa de Tucídides», Graham Allison se refiere a la ansiedad y el temor que les entra a los imperios cuando ven en riesgo su posición de poder. A Grecia le ocurrió con Esparta. En 1914 el imperio de Inglaterra sintió ese temor ante Alemania, que tras la unificación de 1870 amenazaba la hegemonía continental a Francia. Ahora, cien años después, Estados Unidos ve cómo China amenaza su número uno en el tablero global. Una posición que para Estados Unidos es natural, la que Dios le ha otorgado.


2. Una «Guerra Total», algo inconcebible
El enfrentamiento es intrínseco al ser humano. A principios del siglo XX la guerra era habitual: coloniales, conflictos locales... Pero nadie se planteaba un gran conflicto. De hecho Norman Angell, el autor más vendido de aquella época, decía que la guerra no está de moda y que una guerra total no era sino una gran ilusión. Se equivocó. Tras la II Guerra Mundial el mundo ha vivido un relativo periodo de calma. Según Graham Allison, reforzada por las armas nucleares y la globalización económica. Esta interdependencia y el temor a la destrucción total es lo que hace ahora un conflicto impensable.

3. Somos interdependientes económica, social y políticamente
Tanto en 1914 como en 2014, las relaciones interdependientes son clave entre las potencias. Hace un siglo, Alemania y Reino Unido eran los primeros socios económicos y sus élites se «criaban» en las mismas universidades. Hoy China es el segundo socio comercial de Estados Unidos y Estados Unidos es el primer importador de productos chinos. Un enfrentamiento entre ambos parece una locura.

4. El nacionalismo
El profesor Graham Allison explica que en 1914 el Imperio Otomano se desmembraba, los serbios querían su Gran Serbia y Rusia y el imperio austrohúngaro querían conseguir el poder en los Balcanes. Además Alsacia y Lorena seguían creando tensiones entre Francia y Alemania. En 2014 China y Japón están enfrentadas por las islas Senkaku y en el corazón de Europa los nacionalismos han despegado con la crisis del euro.

5. Poder militar
En 1914 Reino Unido y Alemania vivían entre constantes amenazas, Rusia era la gran rival de ambos y Francia estaba centrada en sus fronteras con Alemania. Esa tensión hizo que aumentaran los presupuestos de defensa. En 2014 el Departamento de Defensa de EE.UU. planea crear algo que llama «Área antiamenazas», un plan que en el fondo busca defenderse del auge chino, que lleva desde 1996 planeando devolver a EE.UU. la humillación que ellos recibieron en Taiwán.

6. Extrañas alianzas
Henry Kissinger (1923) habló de que las alianzas que se fueron gestando en la IIGM eran una máquina del juicio final de diplomacia. Ahora por ejemplo, en Asia, Estados Unidos tiene más aliados que China. Lo que significa que si a China le da por atacar Japón, por los acuerdos que tienen firmados, será como si dispara contra Estados Unidos. Es lo que pasó en la Gran Guerra: las alianzas acabaron involucrando a todos.

7. Las tentaciones de poder
Un ejemplo planteado por Graham Allison: En 1914 el imperio austrohúngaro se hundía ante el avance de Rusia y sus cantos de sirena a los eslavos de los balcanes. Así el emperador Franz Joseph pensó que sería buena idea para recuperar popularidad y poder enviar a su heredero el archiduque Francisco Fernando a Sarajevo. El resto es historia. Hoy Japón, tras años de decadencia y deflación, decidió saltarse la Constitución pacifista impuesta por EE.UU. en 1947, y comenzar su rearme para hacer frente a las amenazas de China y Corea del Norte.

Diferencias:
1. «Choque de civilizaciones»
Según Samuel Huntington, en 2014 hay más diferencias entre los valores de unas y otras civilizaciones que en 1914. Lo que puede poner en riesgo la estabilidad.

2. El poder económico tiene el control
En 1914, Gran Bretaña era el primer país en ofrecer crédito en el mundo. En 2014, EE.UU. es el primer deudor en el mundo con más de 17 billones de deuda. La mayor parte de esta deuda es con China, que no le interesa entrar en conflicto con quien tiene que devolverle tanto dinero.

3. Geografía común
En la Gran Guerra, los conflictos estaban a la puerta de casa. Las fronteras estaban dentro del continente. Hoy un posible conflicto entre Estados Unidos y China o Estados Unidos y Rusia tiene un océano por medio.

4. Armas nucleares y de destrucción masiva
El temor de que una guerra nuclear pueda acabar con toda la humanidad era algo inconcebible hace un siglo. Ese miedo es hoy una realidad y lo que evitó un enfrentamiento en la Guerra Fría.

5. Balances militares
En 1914 estaba todo demasiado repartido: Reino Unido dominaba el mar, Alemania tenía el ejército más poderoso y Francia y Rusia no quedaban a la zaga. Cien años después, ningún ejército del mundo puede hacer frente en una guerra convencional a Estados Unidos.

6. Tecnología y transparencia
En 1914 existía el miedo de que Alemania pudiera movilizar sus ejércitos en secreto. La única forma de que los Estados Mayores de las potencias se enterasen eran cables y correos enviados por sus embajadas y espías. Algo arriesgado y que podía fallar. Hoy la comunicación es a tiempo real. Pon no hablar de la CIA y la NSA.

7. Estructura y política mundial
Hace un siglo, el poder en el mundo estaba repartido: era multipolar y no había una potencia predominante. Ahora, por mucho que China amenace o Putin quiera recuperar el «prestigio» de la URSS, Estados Unidos es quien marca el paso.

abc.es/


___________________________________
Por Mèxico siempre leales.


Si luchas con monstruos, cuida de no convertirte también en monstruo." />

XÓLOTL
Teniente Coronel
Teniente Coronel

Mensajes : 6199
Masculino
Edad : 39
Localización : Desde el Espolón del Diablo hasta la Selva Lacandona

Re: Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Mensaje por XÓLOTL el 6/8/2014, 8:04 pm

Como siempre compañero aportando excelentes textos una pena que sólo se recreé mi intelecto y no mis ojos ya sabrá usted el por qué de mi afirmación.

Saludos y un abrazo!

PS tiene su +1

Sun Tzu
General de División
General de División

Mensajes : 22132
Masculino
Edad : 40
Localización : Tierra del Tequila.

Re: Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Mensaje por Sun Tzu el 6/8/2014, 8:40 pm

XÓLOTL escribió:
Como siempre compañero aportando excelentes textos una pena que sólo se recreé mi intelecto y no mis ojos ya sabrá usted el por qué de mi afirmación.

Saludos y un abrazo!

PS tiene su +1


Muchas gracias mi estimado, pues se pierde mucho de aqui es por eso que no le tengo a la manu el bufet para sus pupilas prometo tenerle algo para la proxima que este por aqui.


___________________________________
Por Mèxico siempre leales.


Si luchas con monstruos, cuida de no convertirte también en monstruo." />

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Mensaje por Rogersukoi27 el 6/8/2014, 9:03 pm

Versiones hay varias sobre la siguiente fase de poder y posible enfrentamiento entre los
nuevos frentes de fuerza militar y política.
Lo más circunstancial - hambruna, escasez,  falta de agua de consumo, reducción de insumos,
falta de empleo, nuevas enfermedades si cura, entre otras - sumado a posiciones de control y acumulación de bienes, pareciera ser  el detonador real de un magno evento.
 Estar dependientes solo con juguetes electronicos,  puede ocasionar insolvencia y no autosuficiencia.
Externo algunas opiniones con prisma de visión de contraste.



Sun Tzu escribió:
¿Qué probabilidad hay de una nueva Guerra Mundial?


«Fue el inicio de la crisis; una confrontación entre los dos gigantes atómicos, los EE.UU. y la URSS, que llevó al mundo al borde del abismo de la destrucción nuclear y el fin de la humanidad». Con estas palabras recogidas por E.J. Rodríguez, Robert Kennedy hermano del protagonista del mayor magnicidio de la última época recuerda la crisis de los misiles de Cuba. Era octubre de 1962 y los protagonistas de la Guerra Fría estuvieron a punto de acabar con todo.

Han pasado 42 años y la situación no parece tan grave. O sí. El avión derribado por los prorrusos en el este de Ucrania que se convirtió en el asesinato de 283 civiles, las sanciones al círculo más cercano del presidente ruso establecidas por la UE y EE.UU. o las tensiones en oriente medio con Obama y Putin como protagonistas parecen haber reavivado el fantasma de una nueva guerra fría. Graham Allison, director del Centro Belfer para la Ciencia y las Relaciones Internacionales de la Escuela Harvard Kennedy y también autor del ensayo «Terrorismo Nuclear: La última catástrofe evitable», ha escrito en «The Atlantic» su particular visión sobre lo cerca que está el planeta de caer en una nueva Guerra Mundial. Y lo ha hecho planteando siete diferencias y siete similitudes entre 1914 y 2014.

Similitudes

2. Una «Guerra Total», algo inconcebible

Lo impensable es que suceda; lo que sucederá es lo inesperado.

3. Somos interdependientes económica, social y políticamente
Hoy China es el segundo socio comercial de Estados Unidos y Estados Unidos es el primer importador de productos chinos. Un enfrentamiento entre ambos parece una locura.
 Todo el equilibrio esta sostenido con pinzas: China puede desestabilizar las bolsas financieras y el mercado de bienes raices dentro de E.U.;  E.U. puede ocasionar desajustes étnicos dentro de China y semi-bloquear sistemas de producción y comercio dependiente. algunas muestras ya se pueden ver.

4. El nacionalismo
El profesor Graham Allison explica que en 1914 el Imperio Otomano se desmembraba, los serbios querían su Gran Serbia y Rusia y el imperio austrohúngaro querían conseguir el poder en los Balcanes. Además Alsacia y Lorena seguían creando tensiones entre Francia y Alemania. En 2014 China y Japón están enfrentadas por las islas Senkaku y en el corazón de Europa los nacionalismos han despegado con la crisis del euro.

Los factores fuera de control:  concesiones desatendidas, economías de miembros europeos disparejas, crecimiento de deuda fuera de equilibrio, co-dependencia con el exterior, pueden
ocasionar el efecto domino y sus reacomodos divisorios.


5. Poder militar
En 2014 el Departamento de Defensa de EE.UU. planea crear algo que llama «Área antiamenazas», un plan que en el fondo busca defenderse del auge chino, que lleva desde 1996 planeando devolver a EE.UU. la humillación que ellos recibieron en Taiwán.

Todavía no se puede nivelar China para decirle a Taiwan lo que tienen que hacer.
Si lo podrá buscar con otros escenarios: financieros, electronicos, satelitales, etc.


6. Extrañas alianzas
Henry Kissinger (1923) habló de que las alianzas que se fueron gestando en la IIGM eran una máquina del juicio final de diplomacia. Ahora por ejemplo, en Asia, Estados Unidos tiene más aliados que China. Lo que significa que si a China le da por atacar Japón, por los acuerdos que tienen firmados, será como si dispara contra Estados Unidos. Es lo que pasó en la Gran Guerra: las alianzas acabaron involucrando a todos.
Este es el escenario mas convencional y esperado. Quizas Korea del Norte sea el
causante con torpeza del desbalance regional.


7. Las tentaciones de poder
Hoy Japón, tras años de decadencia y deflación, decidió saltarse la Constitución pacifista impuesta por EE.UU. en 1947, y comenzar su rearme para hacer frente a las amenazas de China y Corea del Norte.
  Japón puede ser La Francia de la 2 Guerra; tanto se estuvo preparando que no supo actuar cuando fue superado por Alemania, y sometido rápido el Oeste europeo.

Diferencias:
1. «Choque de civilizaciones»
Según Samuel Huntington, en 2014 hay más diferencias entre los valores de unas y otras civilizaciones que en 1914. Lo que puede poner en riesgo la estabilidad.



6. Tecnología y transparencia
Hoy la comunicación es a tiempo real. Pon no hablar de la CIA y la NSA.

También es frágil mantener la conectividad sin ser bloqueada, caída o destruida, para desarticular la comunicación real y maniobrar en consecuencia.

7. Estructura y política mundial
Hace un siglo, el poder en el mundo estaba repartido: era multipolar y no había una potencia predominante. Ahora, por mucho que China amenace o Putin quiera recuperar el «prestigio» de la URSS, Estados Unidos es quien marca el paso.

Vivir en la gloria eterna, los E.U. no podrán sostener la fortaleza combativa desde su interior; el valor del placer cotidiano en su sociedad, no ofrece voluntad de sacrificio y disciplina genuina para poner orden ante una debacle de los países que se ven iguales con ellos.
El último recurso será el boton disparador que destruya la materia; antes será el neutrón que sacrificará vidas y mantendrá la infraestructura funcionando.  Los escenarios B al E, exigen
estudiar otros desplazamientos.  Seguiremos las variantes.   study  What a Face   



abc.es/

Contenido patrocinado

Re: Razones por las que no estallará una Tercera Guerra Mundial.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:28 am


    Fecha y hora actual: 5/12/2016, 6:28 am