Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Ciber Guerra fría

Comparte

Von Leunam
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6530
Masculino
Edad : 28
Localización : Imperial City, Coruscant

Ciber Guerra fría

Mensaje por Von Leunam el 21/2/2013, 5:20 pm

Estados Unidos y China, ante la primera ciberguerra fría

La Casa Blanca describió este martes los reiterados ataques cibernéticos, que una investigación reciente vincula directamente con una unidad secreta del Ejército chino, como “un serio desafío para la seguridad y la economía de Estados Unidos”, lo que es la señal de que una nueva guerra fría, en el desconocido e incontrolable espacio de Internet, ha comenzado entre las dos grandes potencias que se disputan la supremacía en el siglo XXI.

Sin acusar directamente a China, por el miedo a la reacción de ese país, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró que el presidente Barack Obama “tomará todas las medidas que sean necesarias” para atajar ese peligro, al tiempo que pidió al Congreso la aprobación de legislación más eficaz para hacer frente a esta ciberguerra, ya inevitable. La semana pasada, Obama firmó, como se hace ante cualquier amenaza exterior, un decreto que le da poderes especiales para responder a los ciberataques y, como añadió Carney, asistir a las empresas privadas que están siendo el blanco de esta ofensiva.

Para EE UU este es un asunto de importancia estratégica decisiva porque, no solo se enfrenta al riesgo tradicional de que sus secretos de seguridad caigan en mano de una potencia extranjera, sino al peligro nuevo de que, con la intrusión en la red de Internet, China pueda sabotear la actividad económica del país o inhabilitar servicios públicos básicos, como los de agua potable o energía eléctrica. Sin contar con el robo de tecnología que, además de costarle miles de millones de dólares a este país, aumenta extraordinariamente las capacidades de China y su competencia de cara al futuro.

El hecho de que sea China el origen de la casi totalidad de los ataques detectados hace este desafío mucho más peligroso y difícil de tratar. Aunque Carney aseguró ayer que el Gobierno norteamericano trata de abordar este problema en cada reunión bilateral, lo cierto es que las autoridades de Pekín han negado siempre cualquier responsabilidad en los ciberataques y suelen responder a las preocupaciones norteamericanas con promesas de investigaciones que nunca concluyen en medidas prácticas.

EE UU, por su parte, trata de desarrollar una política de cooperación con China, a la que necesita por su fortaleza económica y por su influencia en regiones clave del mundo, y prefiere abordar la penetración a través de Internet con prudencia para no desencadenar una crisis de graves consecuencias potenciales para ambos lados.

Esa prudencia se hace, sin embargo, cada vez más difícil ante la acumulación de pruebas sobre la responsabilidad directa del régimen de Pekín en los ataques. La última y la más evidente es el informe de la compañía de seguridad Mandiant, situada en las afueras de Washington, que asegura que en los últimos seis años más de 140 empresas y organizaciones, casi todas de EE UU, han sido invadidas desde Internet por la Unidad 61398 del Ejército de Liberación Popular chino.

La Casa Blanca no ha querido calificar los datos obtenidos por una firma privada, pero es obvio que la presión sobre Obama para actuar contundentemente ha crecido considerablemente. Como afirma el congresista Mike Rogers, miembro del comité de Asuntos de Espionaje de la Cámara de Representantes, “esto confirma la actividad que nuestro comité ha venido detectando desde hace tiempo”.

El propio Obama, en su discurso sobre el estado de la Unión, la pasada semana, confirmó que “sabemos que países extranjeros están atacando nuestro secretos industriales”. “Nuestros enemigos”, dijo, “están ahora también desarrollando la capacidad para sabotear nuestra red eléctrica, nuestras instituciones financieras, nuestro tráfico aéreo. No podemos permitirnos que dentro de unos años nos preguntemos por qué no hicimos nada”.

Un análisis reciente suscrito por las 16 agencias de espionaje de EE UU citado por The New York Times, el primer diario que reveló el informe de Mandiant, mencionaba ya a la Unidad 61398 como la responsable de los ataques sufridos en los últimos años. Ese diario ha sido una de las víctimas de esas incursiones, que incluyen compañías tan diversas como Lockheed Martin, el mayor proveedor de las fuerzas armadas norteamericanas, hospitales o universidades.

La diversidad de los objetivos de esta ciberguerra es una de las principales razones de la alarma actual. Internet es, por definición, una red abierta y de comunicación inmediata. A estas alturas, es casi imposible protegerla por completo manteniendo las cualidades que la hacen imprescindible en el mundo actual. EE UU estudia mayores medidas de seguridad, pero cada de esas medidas puede encontrar en su día un hacker que la deje obsoleta.

Solo una negociación política con Pekín puede resolver eficazmente este problema. Es posible que Washington tendrá que recurrir a algunas medidas de presión con el fin de conseguir mayor colaboración de parte china. Pero, sobre todo, será necesario una evolución del régimen chino hacia el uso de prácticas compatibles con la legalidad internacional. Una de las excusas chinas es que también EE UU recurre a la ciberguerra, como ocurrió en el ataque al programa nuclear de Irán con el virus Stuxnet.

Dentro de la lógica de la rivalidad entre superpotencias, EE UU parece aceptar que tendrá que proteger sus secretos nucleares. Para lo que este país no está hoy preparado es para extender esas medidas seguridad al secreto de la Coca-Cola, uno de los objetivos chinos.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/19/actualidad/1361300185_954734.html

Von Leunam
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6530
Masculino
Edad : 28
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Ciber Guerra fría

Mensaje por Von Leunam el 21/2/2013, 5:21 pm

EE UU pasa a la ofensiva para frenar los ciberataques

Un día después de que se conociesen nuevos datos sobre la responsabilidad de China en los ataques cibernéticos sufridos en los últimos años por Estados Unidos, el Gobierno norteamericano ha anunciado este miércoles una estrategia más agresiva para proteger sus secretos y los de las empresas de este país del peligro de su interferencia en la red de Internet. Entre otras medidas, Washington amenaza con sanciones económicas contra los gobiernos involucrados en esas prácticas.

Los responsables norteamericanos no han querido señalar directamente a China ni admiten, oficialmente, una relación entre el informe que culpa al Ejército chino de los ciberataques y las iniciativas anunciadas ayer. El Gobierno chino ha negado tajantemente, como suele hacer, su vinculación con los casos denunciados de penetración a través de Internet, y EE UU no puede culparle sin exponerse a una monumental crisis diplomática. “Esta estrategia no está enfocada en ningún país en particular”, declaró un alto funcionario implicado en la elaboración de este plan.

Pero la reacción de la Administración ante la escalada de piratería cuyo origen ha sido identificado por los expertos y por los servicios de inteligencia norteamericanos en China demuestra que el presidente Barack Obama está decidido a actuar de forma más enérgica para contrarrestar esa amenaza, mucho más grave de lo que parecía hasta hace poco tiempo.

“Para una economía como la nuestra, que está basada en la innovación, en lo que producimos y en lo que creamos, este es un asunto de crucial importancia”, manifestó a la agencia Reuters el responsable de Comercio Exterior, Ron Kirk, uno de los organismos que forma parte del proyecto presentado el miércoles en la Casa Blanca por el fiscal general, Eric Holder, y la secretaria de Comercio, Rebecca Blank.

El comité de Asuntos de Espionaje de la Cámara de Representantes ha calculado que los robos en Internet de secretos comerciales y propiedades intelectuales, en su gran mayoría dirigidos por China, le han costado a este país más de 300.000 millones de dólares en 2012.

El plan anunciado este miércoles pretende actuar exclusivamente en el capítulo de los ataques sobre la investigación, la actividad empresarial y el comercio. “Se trata de coordinar esfuerzos para hacer frente a este grave daño contra nuestra economía”, declaró el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. Para ello, participan en esta estrategia varias de las empresas que han sido objeto de ciberataques en los últimos años, que son prácticamente todas las grandes marcas norteamericanas.

Pero esta ciberguerra tiene otro flanco, que Obama recordó la semana pasada en su discurso sobre el estado de la Unión y que afecta a la seguridad del país y de los ciudadanos: el riesgo de penetración en sistemas como los de la energía eléctrica, el agua potable o el tráfico aéreo, entre otros cuya interferencia podría generar pánico y caos.

Carney aseguró el miércoles, al respecto, que es necesario regular la actividad en el ciberespacio, especialmente para proteger ciertos puntos vitales de la infraestructura de EE UU. El portavoz afirmó que este es un objetivo que está “constantemente en la mente del presidente” y al que da actualmente una gran importancia y prioridad.

Todo indica que, para Washington, ese será uno de los primeros puntos de la agenda en futuras reuniones bilaterales con China. Lo que no garantiza una solución. Pekín ha recibido antes quejas por su respaldo a la piratería sin haber reaccionado con medidas contundentes. Tampoco EE UU, que ha dado preferencia al establecimiento de un buen clima de relaciones con China, ha insistido hasta el momento lo suficiente.

Eso parece haber cambiado ahora. Un editorial del diario The New York Times, uno de los blancos de los ataques chinos, consideraba el miércoles que a Obama “se le ha acabado la paciencia” con China y está dispuesto a presionar con más energía. Un antiguo responsable de la CIA entrevistado por la cadena CNN advertía que la ciberguerra puede tener efectos más perjudiciales y es más miserable que el duelo mantenido entre EE UU y Rusia durante la guerra fría.

Uno de los problemas es que este conflicto llega en un pésimo momento político. Washington confiaba en la llegada al poder en Pekín de una nueva figura, Xi Jinping, que tomará posesión como presidente el mes próximo, como una oportunidad para estrenar un periodo de mayor cooperación. Difícilmente ocurrirá eso si Obama plantea de inmediato un asunto tan controvertido como el de los ciberataques. Además, es improbable que el nuevo presidente empiece su mandato con una concesión a EE UU en ese terreno.

Pese a ese obstáculo, el portavoz de la Casa Blanca insistió al Congreso en que apruebe una legislación sobre ciberseguridad, a lo que los legisladores se han resistido hasta ahora por lo que supone de intromisión en la libertad de movimientos dentro de la red de Internet.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/20/actualidad/1361395431_105565.html

Von Leunam
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6530
Masculino
Edad : 28
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Ciber Guerra fría

Mensaje por Von Leunam el 21/2/2013, 5:22 pm

Los ciberataques se han centrado en las instituciones de Washington

Casi todas las instituciones basadas en Washington, desde organismos del Gobierno a centros de estudio o embajadas extranjeras, han sido penetradas en los últimos años por piratas de Internet contratados por China, según ha concluido el diario The Washington Post, uno de los blancos de esos ataques, tras consultar a diversas agencias de seguridad en el ciberespacio.

La amplitud de esta nueva guerra, que el Gobierno chino niega pero cuya existencia ha sido corroborada esta semana por investigaciones públicas y privadas, parece hacer realidad el peligro anticipado hace pocos meses por el propio secretario de Defensa norteamericano, Leon Panetta, sobre lo que llamó “un ciber Pearl Harbor”, en alusión al ataque japonés de 1941 que destruyó la flota de Estados Unidos en el Pacífico y provocó la entrada de este país en la Segunda Guerra Mundial.

Según la información elaborada por The Washington Post, son tantos los datos obtenidos por los asaltantes chinos en este tiempo que actualmente tienen dificultades para su organización y procesamiento. “Puede decirse que ya no existe un red segura de información clasificada como secreto”, afirma en el citado periódico James Lewis, un experto del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales.

El miércoles, la Casa Blanca anunció un nuevo plan para actuar de forma más agresiva contra el robo de secretos comerciales en Internet, que ha provocado, según datos oficiales, una pérdida para la economía norteamericana de más de 300.000 millones de dólares. Pero ese esfuerzo se antoja muy leve en comparación con la dimensión que este asunto parece habar alcanzado.

Las empresas privadas se ven impotentes para proteger sus actividades, y el Gobierno ha empezado muy recientemente a dotarse de mecanismos adecuados de defensa. En algunos casos, los ataques no consiguen su propósito porque son detectados rápidamente, pero igualmente obligan a las empresas a gastos adicionales y las distraen de su actividad esencial.

Hasta ahora, la mayoría de las compañías atacadas optaban por no revelar esas incursiones, por miedo, tanto a perder credibilidad entre sus clientes y accionistas, como a dar pistas a los piratas. Los técnicos son conscientes de que, en cuanto los hackers saben que su actividad ha sido detectada, desarrollan nuevas vías de penetración.

Eso ha hecho que, hasta ahora, cada firma atacada intente defenderse por su cuenta y de la manera más discreta posible. Esto empezó a cambiar recientemente, cuando Google denunció las incursiones chinas en sus productos y cuando The New York Times, que ha revelado casos de corrupción de autoridades chinas, confesó que sus sistemas de Internet habían sido atacados por ese país. Inmediatamente después, tanto The Wall Street Journal como The Washington Post admitieron que ellos también había sido objeto de ataques. En el caso del Post, desde 2009.

El conocimiento de tan masivo desafío cibernético ha incrementado considerablemente la presión sobre Gobierno para que actúe. El plan anunciado esta semana pretende, precisamente, coordinar esfuerzos públicos y privados para defender a EE UU de esta amenaza. Pero, seguramente, va a ser necesario mucho más.

El presidente del comité de Asuntos de Espionaje de la Cámara de Representantes, Mike Rogers, que esta semana ha insistido en destacar la gravedad de la situación, considera que “es crucial que el Gobierno abra negociaciones bilaterales para asegurarse que China entiende que el espionaje económico tiene consecuencias”.

La Administración insiste en que ha planteado el asunto en cada reunión con dirigentes chinos en los últimos años, aunque no ha obtenido todavía la respuesta adecuada. Para China no va a ser fácil satisfacer a Washington en este terreno. Admitir el patrocinio oficial a los ciberataques sería tanto como declararse un estado que viola la ley. EE UU tampoco ha admitido nunca su participación en la ciberguerra conocida con Irán. Abandonar por completo esa actividad significaría, por otra parte, renunciar a un instrumento que ha sido hasta ahora importante para su desarrollo económico.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/02/21/actualidad/1361472499_647003.html

Contenido patrocinado

Re: Ciber Guerra fría

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:49 pm


    Fecha y hora actual: 6/12/2016, 3:49 pm