Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Una guerra “en teoría” contra China

Comparte

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 2/10/2013, 9:44 am

Bajo la Lupa

¿Disimulado G-2 entre EU y China en Asia?

Alfredo Jalife-Rahme


Ahora que Zbigniew Brzezinski, asesor de seguridad nacional de Jimmy Carter e íntimo de Barack Obama, exhumó su obsesión por un G-2 entre Estados Unidos y China para diluir el retorno triunfal de Rusia con su desactivación pacífica de la crisis siria, vale la pena desarchivar algunos aspectos de la cumbre histórica en Sunnylands (California) entre los presidentes Obama y Xi Jingping –enturbiada por el superescándalo del ciberespionaje dual de EU/Israel mediante el Prisma de NSA (dependiente del cibercomando del Pentágono) y las trasnacionales israelíes Verint y Narus.

Stephen M. Harner expuso un mapa de ruta para el establecimiento de un nuevo y estable orden geoestratégico en el este asiático entre EU y China (China US Focus, 8/6/13) digno de ser sopesado.

Harner –anterior funcionario del Departamento de Estado, banquero/consultor con amplia experiencia en el este asiático durante 30 años y graduado de la Universidad Johns Hopkins–, diagnostica que la región del este asiático como un todo se encuentra en una crisis geopolítica y geoestratégica y que si bien todavía se halla en un bajo nivel crítico corre riesgos de una escalada seria a una guerra caliente.

El perfil de Harner en LinkedIn resalta su paso por varias bancas trasnacionales (City Bank, Merrill Lynch, Deutsche Bank) hasta su actual empresa Yangtze Century Limited (en Hong Kong/Shangai/Tokio), lo cual refleja su pertenencia a un grupo de la élite financierista globalista.

El hoy banquero es pesimista respecto del futuro financiero de Japón al que sacrifica subliminalmente en el altar de un probable arreglo entre EU y China para repartirse la región del este asiático.

Juzga que la geopolítica regional se encuentra al rojo vivo: desde el anuncio del provocativamente militarista pivote en Asia hace dos años por Obama pasando por las disputas territoriales armadas en el mar del Sur de China (nota: considerado el mayor punto candente del planeta)hasta la desafiante nacionalización de las islas Senkaku/Diaoyu por Japón y la respuesta de China, además del impasse político entre China y Japón,y las seriadas crisis de armas nucleares en la península coreana.

Recomienda un cambio imperativo ya que el status quo es la ruta segura a la catástrofe.

A su juicio, el presidente Obama y el mandarín Xi en sus 55 minutos de caminata privada (a solas con traductores y sin ningún funcionario) debieron haber trazado los grandes rasgos de un nuevo orden regional geoestratégico en el este asiático, más allá de los intereses económicos y la rigidez burocrática (del Pentágono).

Aduce que se debe dejar atrás el “presente sistema de alianzas posterior a la Segunda Guerra Mundial y a la guerra fría” que se ha generado entre Japón, Corea y Filipinas, al unísono de la presencia de bases militares en Japón bajo el Tratado de Seguridad Mutua entre Tokio y Washington, así como la implícita alianza entre Sudcorea y Vietnam, lo cual en su conjunto “constituyen una amenaza potencial inmediata a la seguridad de China y a sus esenciales (sic) intereses nacionales que incluyen a Taiwán y la libre navegación de las rutas marítimas vitales.

Comenta dos publicaciones recientes de diversos think tanks: 1. El militarismo chino y la alianza EU/Japón en 2030: una neta evaluación estratégica del Carnegie Endowment for International Peace; y 2. Anclar la estabilidad en Asia, por el Reporte Armitage-Nye del CSIS, think tank muy influyente.

Para conseguir el nuevo y estable orden geoestratégico en el este asiático –en referencia a los tres principales poderes regionales (EU, China y Japón)– Harner se basa en tres referencias seminales: 1. El libro Chimerica: la colusión EU-China y el camino delante de Japón, del profesor emérito Yabuki Susumu, de la Universidad de Yokohama; 2. La opción de China: ¿Por qué EU debe compartir su poder?, del profesor Hugh White, de la Universidad Nacional de Australia; y 3. Los escritos de Ted Galen Carpenter, del ultraconservador Instituto Cato, vinculado al polémico Charles Koch.

Harner cita a Galen Carpenter, quien publicó en 2005 el libro La guerra que viene de EU con China: el camino de la colisión sobre Taiwán, donde aboga una política prudente (sic) para que EU no se vea arrastrado en ella. Opinión muy caduca a mi juicio, ya que el tema de Taiwán se ha compuesto en beneficio de China.

Harner emprende una gigantesca tarea de síntesis de las publicaciones de marras con el fin de señalar los cinco nodos vitales para un nuevo orden geoestratégico regional en el sudeste asiático entre EU y China, en detrimento de la Santa Alianza de EU y Japón:

1. “EU debe reconocer que el sistema de alianzas posterior a la Segunda Guerra Mundial y a la guerra fría, así como su despliegue de fuerzas en la región, es desestabilizador (¡supersic!), por lo que debe ser desmantelado y operar un retiro efectivo”.

2. La alianza de EU y Japón debe ser abolida con el cierre de todas las bases de EU en Japón y permitir que Tokio asuma una postura de independencia armada no nuclear y/o de neutralidad bajo el artículo 9 de su Constitución.

3. Retiro de las fuerzas de EU de la península coreana donde China deberá asumir su responsabilidad primaria de garantizar su desnuclearización y su pacificación.

4. Las disputas territoriales deben ser resueltas entre los querellantes sin la interferencia de las terceras partes, en particular de EU.

5. EU y China deben comprometerse solemnemente (sic) a evitar una carrera armamentista peligrosa y dispendiosa: los requisitos legítimos de China para su seguridad de sus corredores marítimos y su perímetro marítimo deben ser la base para una paridad regional equilibrada en los despliegues y los arsenales en la que ningún país deberá buscar una superioridad ofensiva indisputable.

Harner señala que uno de los principales puntos candentes y peligrosos en la región asiática lo representa la disputa de Japón y China sobre la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu en la que la alianza EU/Japón constituye uno de los principales factores malignos que estimulan las acciones contraproducentes de Japón, que, a mi juicio, con el primer ministro Abe ha optado por una política revanchista y jingoísta que incluye su guerra de divisas mediante la devaluación artificial del yen en más de 30 por ciento (el fracasado Abenomics).

Pareciera que Harner representa la parte sinófila del Departamento de Estado, donde abundan los sinófobos, pero faltaría sopesar cuál es la cosmogonía imperante en el Pentágono en la etapa de Chuck Hagel, sobre todo después de su ponencia en el reciente Diálogo de Shangri La, patrocinado por el IISS, think thank británico militar hoy de capa caída.

Se nota la concatenación inextricable de los cinco puntos en su arreglo arquitectónico. Se trata de la parte regional de un G-2 global disimulado entre EU y China, en detrimento de Japón, pero en la que no se detecta el quid pro quo de China que beneficie a EU.

Un problema adicional: la irrupción magistral de Rusia después de Siria. Quiérase o no, hoy impera la nueva ecuación global geoestratégica del G-3 cupular: EU/Rusia/China con sus respectivas traducciones regionales/locales.

alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife
Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2013/10/02/opinion/020o1pol

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 2/10/2013, 12:59 pm

Buen analisis de Alfredito, sin duda trae bagaje para opinar.
 Muy cierta la bi-polarizacion en dicha zona:  Japón el aliado - guerrero apaciguado - con E.U. parece determinado a ponerse al tu por tu con China, y los paises de la región, ya escuchan pasos en la azotea con la carrera armamentista China.
 No seria sorpresa, que E.U. renegociara sus posturas en dicha zona, y sacrifique a Taiwan, por enunciar algún trofeo, y ganar otras posturas que le den ventaja contra la postura emancipada China.
 Observando las movidas de ajedrez, China se presento sólido con lo mejor de su equipo naval a saludar a su vecino en los ejercicios conjuntos pasados.
 Asi mismo, después se dio su visiteo de "buena voluntad" con los E.U. en Hawaii, Nueva Zelanda y Australia, mas no hizo lo propio con Filipinas, Vietnam e Indonesia. Mucho menos con Taiwan.
 De ahi vendrán los desenlaces por diferencias tanto de materias primas, como de acceso a mares territoriales con reservas de petroleo abundantes.

elbrujo666
Cabo de Mar
Cabo de Mar

Mensajes : 173
Masculino
Edad : 36

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por elbrujo666 el 2/10/2013, 8:11 pm

Rogersukoi27 escribió:
Albert_B escribió:Pues son el contrapeso. Para su desgracia, los gringos y su imperialismo ha hecho muchos mas enemigos de los que ahora se puede cuidar. Necesitan de la OTAN; pero la OTAN y sus neoliberalismos ha capitalizado particulares y descapitalizado Países y sus gobiernos, haciéndolos débiles y vulnerables. Obviamente la única solución es la expropiación de grandes capitales para recuperar fuerza, aunque existe una arma escondida. Occidente en general esta desempleado, a lo mejor le conviene la guerra, aunque en el escenario actual una guerra mundial será tan catastrófica que serán pocos los países que salgan victoriosos y muchos menos los intactos.

Imagínense la SGM costó 60 millones de vidas, otra guerra mundial costará 600 millones cuando menos.
Creo que los 600 millones es poco, si con 2 bombas atomicas se aniquilaron alrededor de 475,000 personas, con las ojivas nucleares, que son 10 veces mas potentes que las atomicas, y por las multiplicadas opciones de llevar en cada misil, varias ojivas, el numero seria mucho mas grande, ya que si de lanzar se trata, buscaran los nucleos poblacionales mas concurridos e importantes, para infringir mas daño a los paises.  Si hablamos de 50 ciudades de 4 millones cada una, por 8 o 10 paises,  estamos hablando entre 1,600 millones y 2,000 millones de habitantes. Mas los daños colaterales de enfermedades, quemaduras y trastornos derivados de la radiacion, que seguramente sera mucho mayor a cualquier estimacion.
 affraid
casi nada, solo un pequeño invierno nuclear.
bonita forma de darle en la torre al planeta. creo que hasta seria mejor formar parte de las personas evaporadas durante los primeros ataques.


Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 20/10/2013, 11:36 am

Me gustó mucho la segunda parte de la columna, vale la pena compartirla:

Bajo la lupa

Desamericanización del mundo: del petrodólar al petroyuan

Alfredo Jalife-Rahme


La grave crisis de gobernabilidad que llevó a la brutal colisión de la Cámara de Representantes, controlada por el Partido Republicano –a su vez secuestrado por el sector fundamentalista WASP (blanco, protestante, anglosajón) del Partido del Té–, con Obama, se resolvió dramáticamente mediante un incremento temporal del techo de la deuda y del acuerdo transitorio sobre el insoluble déficit fiscal (sin tocar al Obamacare), pero impidió que el presidente de Estados Unidos (EU) acudiera a dos relevantes cumbres –la disfuncional APEC, en Indonesia y la simbólica Cumbre del Este de Asia, en Brunei, donde en ambas lució imponente el mandarín Xi Jingping– y, más que nada, catalizó la furia de China que posee la mayor tenencia de Bonos del Tesoro de EU.

El malestar de China, prudente por costumbre, fue expresado por Liu Chang, de la agencia oficial (sic) de noticias Xinhua (13/10/13): “El fracaso fiscal de EU obliga a un mundo desamericanizado (¡supersic!).” Liu aduce que ha llegado “quizá el óptimo momento para que el perplejo mundo comience a considerar la construcción de un mundo desamericanizado”. Fustiga a EU por haberse acostumbrado a inmiscuirse en los asuntos de otros países y regiones, mientras proclama su altura moral (sic) y se consagra en forma encubierta a torturar prisioneros de guerra, asesinar civiles con ataques de los drones y a espiar a los líderes del mundo. La maquillada pax americana ha resultado sumamente violenta: la real bellum americanum. Liu arremete contra el egoísmo de EU que ha abusado de su estatus de superpotencia y ha introducido mayor caos (¡supersic!) en el mundo trasladando los riesgos financieros a otros países, instigando tensiones regionales en medio de disputas territoriales, y emprendiendo guerras injustificadas bajo la cobertura de mentiras flagrantes (nota: clara alusión a la invasión a Irak).

Liu es feroz: El mundo aún se arrastra para evitar el desastre económico de las elites voraces de Wall Street, mientras la querella interna sobre el presupuesto federal y el techo de la deuda de nuevo (sic) ha puesto en peligro las inmensas cantidades de dólares de varios países y a la co­munidad internacional en agonía (sic), por lo que tales días alarmantes cuando los destinos de los otros se encuentran en manos de un país hipócrita (¡supersic!) deben concluir (¡supersic!) y un nuevo orden mundial debe tomar su lugar, acorde a que todos los países grandes o pequeños, pobres o ricos, puedan tener sus principales intereses respetados y protegidos.

A mi juicio, la filípica de Liu no rompe con el sistema internacional vigente, ni siquiera con EU, al cual exhorta a jugar un papel más constructivo; sólo busca mejorar los disfuncionales organismos internacionales (ONU, Banco Mundial y FMI) para preparar el advenimiento del petroyuan, en la fase de transición de EU de su moribundo petrodólar a su omnipotente agro-tecno-dólar.

La parte más severa de Liu es consagrada a la introducción de una nueva divisa internacional de reserva que sustituya al dominante dólar de EU con el fin de que la comunidad internacional no se vea afectada por el desbordamiento de las domésticas turbulencias políticas que se han intensificado en EU.

Dos rebeldes think tank eu­ropeos, DeDefensa (14/10/13) y GEAB (Núm. 78, 16/10/13), dan mucho vuelo al inicio de la desamericanizacion del mundo.GEAB llega hasta sentenciar “la defunción del petrodólar y el ascenso del petroyuan”.

Pepe Escobar, analista de Asia Times (15/10/13), señala “el advenimiento del petroyuan” como reflejo del acuerdo del Banco Central Europeo y el Banco del Pueblo de China para instalar una línea swap de divisas entre 45 mil y 57 mil millones de dólares. Juzga que los BRICS se mueven hacia una canasta de divisas que sustituyen progresivamente al dólar estadunidense como divisa de reserva: el golpe de gracia advendrá cuando “el petroyuan sea destinado a superar al petrodólar una vez que las petromonarquías del Golfo se percaten por dónde están soplando los vientos”, lo cual cambiará radicalmente el juego geopolítico. Escobar advierte que las elites de Was­hington no se quedarán con los brazos cruzados y “combatirán al petroyuan” como si se tratase de la última plaga.

El mismo The Economist (11/10/13) –propiedad de los banqueros Rothschild, quienes controlan a la petrolera depredadora BP– acepta en un reporte especial el advenimiento de la globalización con compartimentos regionales –que por cierto, fue la tesis de mi libro Hacia la desglobalización (Jorale Editores, 2007) que previó un nuevo orden multipolar regional.

Michael Snyder, del portal hipercrítico The Economic Collapse (17/10/13) sintetiza estupendamente Las nueve señales de que China se mueve contra el dólar.

A mi juicio, las divisas de las grandes potencias (el G-7 y los BRICS, sumados de la poderosa anglósfera financierista) no hacen más que ajustarse al nuevo orden multipolar geoeconómico y geopolítico y justamente es Gran Bretaña (GB) la cual coloca uno de los clavos finales al féretro de la hegemonía dolarcéntrica mediante su espectacular acuerdo con Chi­na para convertir a Londres en la principal plaza financiera off-shore para las transacciones del yuan-renminbi (obvio: al unísono de Hong Kong que ya pertenece a China). GB arriesga temerariamente su otrora relación especial con EU al haber optado en dos meses de cuatro estratégicas medidas existenciales: 1) el rechazo de su Parlamento a una nueva aventura militar contra Siria, después de la histórica llamada telefónica del zar energético global Vlady Putin al primer ministro David Cameron; 2) el intercambio de encargados de negocios de GB con Irán, lo cual ha indispuesto al mesiánico premier israelí Bibí Netanyahu, más aislado que nunca; 3) la apertura a la poderosa banca estatal (¡supersic!) de China de la plaza financiera de Londres –la tercera mayor del mundo detrás de Hong Kong y EU, según el ranking del Desarrollo Financiero del Foro Económico Mundial de Davos; México viene en un lamentable lugar 43, pese a su neoliberalismo financierista más disfuncional que nunca, y 4) participación de China en la nueva generación de plantas nucleares de GB (WNN, 17/10/13).

Las estratégicas medidas existenciales de GB precipitan la decadencia de EU y aceleran el asentamiento del incipiente orden multipolar. Como era de esperarse, los banqueros de EU atacan el amasiato (sic) de Londres y China ( FT, 16/10/13) cuando GB ha llegado hasta la apostasía neoliberal de aceptar a la banca estatal china a través de sucursales en lugar de subsidiarias plenas. Lo que se le exige en Londres a los grandes bancos, en su mayoría de EU y Suiza, se le exime a China. Permea la magia del poderoso caballero don dinero de genealogía china.

La pérfida Albión se adelanta a sus colegas eu­ropeos continentales en plena catatonia, insólitamente al precio de sacrificar la caduca ideología neoliberal británica. Impera ahora quien más capitales dispone y produce: el capitalismo estatal comunista de China.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife
Enlace: http://www.jornada.unam.mx/2013/10/20/opinion/016o1pol

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 26/10/2013, 6:06 pm

Para entender la complejidad del Mar del Sur de China, y como esta zona de conflicto, podrá ser muy pronto el BAZ-AAR DES-MADRE, o lo que es lo mismo,   EL BARRIO DE TEPITO con sus manzanas y suburbios distribuidos entre pandillas.  Y a ver quien se mete con quien.

  Los países de Filipinas, Vietnam, Indonesia, Malasia, Brunei,  y mas al norte TAPEI (Taiwan) y China Continental, reclaman estas islas SPRATLYS,  las cuales, entre pequeñas islas, atolones y arrecifes,  estos países se han posicionado, en algunos casos, ya con presencia militar, muelles y hasta pistas de aterrizaje para defensa de su territorio. 
 Todo esto, con el fin de hacer presencia de la Zona Economica Exclusiva alrededor de estos litorales dentro del mar, y así, tener acceso a las reservas probables de hidrocarburos en el Subsuelo marino, que promete grandes yacimientos.
  El hecho que estén mezcladas las posiciones dentro del conglomerado, sin respetar las
costas de los paises mas cercanos,  hace verse como una intromisión al derecho internacional
que demanda estos paises (Vietnam, Filipinas, Indonesia, Brunei y Malasia) sobre la Republica de china la  Taipei, quienes han posicionado islas como propias en ambos casos, si escuchar las
demandas de sus contra-partes. 
  Además de la amenaza que implica estar tan cerca con Buques, Corbetas y Patrullas, cualquier movimiento que el otro realiza,  incrementa el trafico y la incertidumbre de los vecinos.
  Por este VECINDARIO TAN COTIZADO, pareciera que todas las ARMADAS DE LA REGION, se están armando, al igual que lo esta mostrando China Continental.
 
  Aqui podrá nacer, el próximo conflicto bélico,  sin reserva de las Islas disputadas entre Japón y China, que son otro jugoso territorio de reservas de hidrocarburos.





Taiwan Risks Tensions With Survey of 


Disputed Spratlys

Oct. 9, 2013 - 02:06PM   |  
By AGENCE FRANCE-PRESSE   |   Comments










TAIPEI — Taiwan has conducted a natural gas and oil survey in the disputed Spratly Islands, a legislator said Wednesday, the latest in a string of moves that risk stoking tensions over the South China Sea archipelago.
A team of technicians from the state-run CPC Corporation, Taiwan sailed to Taiping, the island in the chain that is controlled by Taipei, on Monday, legislator Lin Yu-fang’s office said in a statement.
“They completed the survey on Tuesday afternoon and were on their way back to Taiwan escorted by a naval fleet” composed of a dock landing ship and a frigate, the statement said.
Taiwan risks ratcheting up regional tensions over the Spratlys with the move. The islands are also claimed entirely or in part by Brunei, China, Malaysia, the Philippines and Vietnam.
All the claimants except Brunei have troops based on the group of more than 100 islets, reefs and atolls, which are spread across a vast area but have a total land mass of less than five square kilometers (two square miles).






A senior assistant to Lin told AFP the step is expected to be followed by more sensitive surveys of the water in the vicinity, declining to provide details.
The geological survey came after the Taiwanese government granted the company permission in 2011 to explore for oil and natural gas in the waters off Taiping.
Taiwan maintains a small coastguard garrison on Taiping, 1,400 kilometers (870 miles) from its southern coast, and earlier this year sent new mortar and anti-aircraft systems to the islet, angering Vietnam.
Taipei also said it plans to build a dock big enough for warships in the disputed archipelago, an upgrade from the existing pier that caters only to small patrol boats.
Taiwan built a 1,150-meter (3,800-foot) runway on Taiping in mid-2006, despite protests from other countries.
The Philippines and Vietnam have been strengthening their military deployment in the area after complaining that China is becoming increasingly aggressive in asserting its own claims.
http://www.defensenews.com/article/20131009/DEFREG03/310090031/Taiwan-Risks-Tensions-Survey-Disputed-Spratlys
Aquí las distintas locaciones reclamadas por las Banderas de los países que se dicen poseer dichos atolones, arrecifes y/o islas!!!
URL=http://imageshack.com/i/mvdvmyj][/URL]Uploaded with ImageShack.com
Esta imagen muestra por colores las posiciones que cada país reclama como su soberanía!!
Uploaded with ImageShack.com




Isla protegida por Taiwan,  Itu Aba,  con pista de aterrizaje e instalaciones para operaciones en dicha isla.
Uploaded with ImageShack.com
Uploaded with ImageShack.com

Isla protegida por China Continental, dentro de las Islas Spratley, con edificios, torre de control, plsta de aterrizaje y abundante agua dulce para sobrevivir.


Uploaded with ImageShack.com



Uploaded with ImageShack.com



Algunos incidentes ya han sido generados, entre buques pesqueros y Patrullas oceanicas.
Lo mas complejo de estos eventos, fue la declaración por el Lider Chino ante la asamblea del partido comunista 
Diciembre 8 de 2012: Cito:" Chinese President Hu Jintao told China’s military industrial complex it must prepare for global warfare with the United States. War is imminent with the United States, Vietnam and the Philippines, Hu Jintao said. (http://thelastcolumnist.com/world/china-prepares-for-war-over-south-china-sea-spratly-islands/)

Enemigo Público
Kapitan - Sovetskaya Armiya
Kapitan - Sovetskaya Armiya

Mensajes : 7802
Masculino
Edad : 28
Localización : Huaxyacac

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Enemigo Público el 26/10/2013, 6:27 pm

Es lo que una vez les mencioné: el interés por el mar de China es debido a las grandes reservas de hidrocarburos en el subsuelo marino.

Son muchos los países interesados, y de ahí que se haya vuelto tan agresiva la carrera armamentista en la región, además de otros intereses económicos y viejos resentimientos con deseos de vendetta.

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 26/10/2013, 6:33 pm

Algunas de las instalaciones que la Armada China,  ha construido en medio de Atolones, e islotes, en medio de las islas SPRATLEYS, y que ha causado gran molestia, por no constituir una razón de acuerdo a las leyes de los Mares Internacionales, asi como de la zona economica exclusiva, que hace que por estos  puestos en medio del mar, les reclamen presencia soberana en dichas aguas.




Uploaded with ImageShack.com



Uploaded with ImageShack.com


Uploaded with ImageShack.com


Uploaded with ImageShack.com



Uploaded with ImageShack.com

Parecen parapetos en medio de la nada!  Y sin embargo, son puestos de observación, repostamiento y arribo de Helos que operan desde y hacia dichas aguas.

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 30/10/2013, 11:59 am

Pakistán para debilitar a China

Publicado: 30 oct 2013 | 13:49 GMT Última actualización: 30 oct 2013 | 15:51 GMT


Washington está creando un "eje de inestabilidad" en China, con Pakistán como detonador en su centro. Tiene como objetivo debilitar las posiciones estratégicas de Pekín, opina el analista político Nikolái Malishevski.

Los ataques de 'drones' estadounidenses contra el territorio pakistaní parecen indicar que la alianza entre los dos países ha llegado a su fin, un extremo que confirman las reacciones de Islamabad, que en varias ocasiones ha cerrado temporalmente la ruta que sirve para el tránsito de cargamentos de la misión de la OTAN en Afganistán e incluso ha permitido responder con fuego a las tropas de la OTAN sin esperar una orden 'de arriba'.

A eso se suman los intentos de Washington de obstaculizar que Pakistán e Irán lleguen a un acuerdo respecto a la construcción del gasoducto South Pars-Multan. Este proyecto tiene como objetivo conectar Multan, la quinta ciudad de Pakistán, al yacimiento de gas natural más grande del mundo, conocido como South Pars-North Dome. Este yacimiento se extiende por el golfo Pérsico y ocupa aguas territoriales de Irán y Catar. Según los expertos, el proyecto South Pars-Multan, con un coste estimado de 7.500 millones de dólares, es de gran importancia geopolítica, tal como demuestra el deseo que ha manifestado la India de unirse al tratado. Como alternativa en caso de una negativa por parte de Nueva Deli, Islamabad ofreció a Pekín incorporarse al proyecto. La propuesta pakistaní, sumada al interés que suscitó en las autoridades chinas, impulsó a EE.UU. a acelerar la realización de otro proyecto, el gasoducto Turkmenistán-Afganistán- Pakistán-India, destaca Malishevski.

Los dos proyectos pasan por el puerto pakistaní de Gwadar, en Baluchistán. Esta provincia suroccidental constituye el 40% del territorio de Pakistán y tiene un valor estratégico excepcional, ya que permite controlar las vías marítimas y terrestres del golfo Pérsico e Irán, alberga yacimientos de gas natural y oro y en ella se encuentra el polígono nuclear de Chagai. Según Malishevski, instalarse en Gwadar le permitiría a China facilitar en un futuro la importación de petróleo iraní y abrir una nueva puerta económica hacia Asia meridional y Oriente Próximo acortando las rutas de comunicación. El experto opina que otra de las ventajas que ofrece el puerto pakistaní para China es la posibilidad de ubicar una base de su marina en el mar Arábigo.

Estas perspectivas estorban los planes de EE.UU., insiste el analista. Cabe recordar que ya en 2006 fueron objeto de filtraciones mapas elaborados por EE.UU. en los que Baluchistán aparecía como un estado independiente, mientras que Pakistán quedaba reducido únicamente a dos provincias (Punyab y Sind), habiendo pasado el resto de sus territorios bajo administración afgana. Según Malishevski, Washington quiere ver un Pakistán desintegrado para crear un "vacío energético" entre Irán y China. Además, planea utilizar a los extremistas pakistaníes contra Teherán. Desde su punto de vista, "el caos controlado" que EE.UU. está creando en Pakistán (ya sea intensificando el conflicto indio-pakistaní o agudizando las tensiones tribales dentro del país musulmán) tiene un único objetivo: permitir a Washington hacerse con el control del tránsito de hidrocarburos del golfo Pérsico a Asia oriental. El experto opina que la 'primavera pakistaní' podría estallar tan pronto como en 2014.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/economia/view/109966-eeuu-caos-pakistan-petroleo-china
Enlace: http://actualidad.rt.com/economia/view/109966-eeuu-caos-pakistan-petroleo-china

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 30/10/2013, 12:00 pm

¿EE.UU. quiere aliarse con Irán contra la influencia china?

Publicado: 30 oct 2013 | 11:52 GMT Última actualización: 30 oct 2013 | 11:53 GMT


'La revolución de esquisto' y el regreso de Irán a la política internacional han cambiado radicalmente el equilibrio en Oriente Próximo. Washington de la espalda a Riad y busca una alianza con Irán frente a China, afirma un experto franco-iraní.

"Al parecer, la luna de miel [entre Arabia Saudita y EE.UU.] ha terminado, y hay tres razones principales para ello", afirma el politólogo y abogado internacional nacido en Teherán Ardavan Amir-Aslani, citado por el diario 'Atlantico'.

En primer lugar, el alejamiento entre EE.UU. y Arabia Saudita, su aliado tradicional, se debe a la inminente independencia energética de América del Norte. A principios de 2013, la producción estadounidense de crudo superó los 7 millones de barriles por día con un crecimiento anual del 20%. En un futuro próximo, en los años 2017-2020, Washington podría convertirse en el mayor productor de crudo del mundo, por delante de Arabia Saudita.

Además, alcanzado ese punto, EE.UU. sería capaz de comenzar a exportar hidrocarburos. Esto significa que Washington ya no considerará las monarquías petroleras del golfo Pérsico proveedores con un papel clave en el abastecimiento de sus necesidades energéticas, sino un competidor potencial.

En el futuro, hay que esperar cambios increíbles en la amistad entre los pueblos

En segundo lugar, después del 11 de septiembre de 2011 los estadounidenses se dieron cuenta de que el conflicto de civilizaciones que los amenazaba está relacionado con el wahabismo. Aquí hay que mencionar Arabia Saudita y Catar: todos los terroristas del 11 de septiembre son suníes radicales, 15 de ellos de Arabia Saudita.

Amir-Aslani subraya que los talibanes afganos, los islamistas del Frente al Nusra y otros movimientos radicales suníes reciben ayuda financiera y armas de Arabia Saudita, lo que no constituye ningún secreto para la Casa Blanca.

En tercer lugar, el experto llama la atención sobre el regreso del Irán a la política internacional. El hecho de que Irán vuelva al juego económico mundial es el evento más importante desde la desaparición del bloque soviético, subraya el abogado. "Además, Irán será capaz de ralentizar el avance de Pekín y convertirse en un poderoso contrapeso regional a la influencia de China y Pakistán", afirma Amir-Aslani.

Según sus palabras, el acercamiento entre Teherán y Washington es directamente proporcional a su distanciamiento de Arabia Saudita. "En el futuro, hay que esperar cambios increíbles en la amistad entre los pueblos: los chinos podrían sustituir a los estadounidenses en Riad, mientras que los estadounidenses van a expulsar a los chinos de Teherán", supone el politólogo.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/109972-eeuu-iran-china-arabia-saudita-alianza
Enlace: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/109972-eeuu-iran-china-arabia-saudita-alianza

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 2/11/2013, 4:59 pm


Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 2/11/2013, 6:00 pm

Takeda escribió:
¿EE.UU. quiere aliarse con Irán contra la influencia china?

Publicado: 30 oct 2013 | 11:52 GMT Última actualización: 30 oct 2013 | 11:53 GMT


'La revolución de esquisto' y el regreso de Irán a la política internacional han cambiado radicalmente el equilibrio en Oriente Próximo. Washington de la espalda a Riad y busca una alianza con Irán frente a China, afirma un experto franco-iraní.

"Al parecer, la luna de miel [entre Arabia Saudita y EE.UU.] ha terminado, y hay tres razones principales para ello", afirma el politólogo y abogado internacional nacido en Teherán Ardavan Amir-Aslani, citado por el diario 'Atlantico'.

En primer lugar, el alejamiento entre EE.UU. y Arabia Saudita, su aliado tradicional, se debe a la inminente independencia energética de América del Norte. A principios de 2013, la producción estadounidense de crudo superó los 7 millones de barriles por día con un crecimiento anual del 20%. En un futuro próximo, en los años 2017-2020, Washington podría convertirse en el mayor productor de crudo del mundo, por delante de Arabia Saudita.

Además, alcanzado ese punto, EE.UU. sería capaz de comenzar a exportar hidrocarburos. Esto significa que Washington ya no considerará las monarquías petroleras del golfo Pérsico proveedores con un papel clave en el abastecimiento de sus necesidades energéticas, sino un competidor potencial.

En el futuro, hay que esperar cambios increíbles en la amistad entre los pueblos

En segundo lugar, después del 11 de septiembre de 2011 los estadounidenses se dieron cuenta de que el conflicto de civilizaciones que los amenazaba está relacionado con el wahabismo. Aquí hay que mencionar Arabia Saudita y Catar: todos los terroristas del 11 de septiembre son suníes radicales, 15 de ellos de Arabia Saudita.

Amir-Aslani subraya que los talibanes afganos, los islamistas del Frente al Nusra y otros movimientos radicales suníes reciben ayuda financiera y armas de Arabia Saudita, lo que no constituye ningún secreto para la Casa Blanca.

En tercer lugar, el experto llama la atención sobre el regreso del Irán a la política internacional. El hecho de que Irán vuelva al juego económico mundial es el evento más importante desde la desaparición del bloque soviético, subraya el abogado. "Además, Irán será capaz de ralentizar el avance de Pekín y convertirse en un poderoso contrapeso regional a la influencia de China y Pakistán", afirma Amir-Aslani.

Según sus palabras, el acercamiento entre Teherán y Washington es directamente proporcional a su distanciamiento de Arabia Saudita. "En el futuro, hay que esperar cambios increíbles en la amistad entre los pueblos: los chinos podrían sustituir a los estadounidenses en Riad, mientras que los estadounidenses van a expulsar a los chinos de Teherán", supone el politólogo.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/109972-eeuu-iran-china-arabia-saudita-alianza
Enlace: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/109972-eeuu-iran-china-arabia-saudita-alianza
 Me cuesta trabajo que vuelce su interés por IRAN, antes que Arabia Saudita.
 Trae mucho peso la alianza árabe antes que la solitaria Irán.  Mas pareciera reconquistar
un viejo cliente que ahora China atiende.
 Algo hay de verdad en el contexto, mas algo mas hace falta para concluir; 
La posición de Rusia, India y Pakistán,  sin que esto sea limitativo a estos países.

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 12/11/2013, 11:37 am

Un gigante asediado: los focos de inestabilidad para China

Publicado: 12 nov 2013 | 10:25 GMT Última actualización: 12 nov 2013 | 10:25 GMT


Pese a sus grandes éxitos en el sector económico y militar, así como sus avances en la política internacional, China sigue siendo estratégicamente vulnerable.

Según el portal Topwar, además de la cada vez mayor dependencia del gigante asiático de los factores económicos globales y la creciente tensión socioeconómica interna, China se ve inmersa en un remolino de amenazas reales y potenciales que no pueden dejar de influir en su desarrollo.
Amenazas desde el oeste


En este sentido China se enfrenta a varios focos de inestabilidad de manera simultánea. Los más volátiles son Xinjiang, la región china de mayoría musulmana, y el Tíbet.

Ninguna de las dos regiones forma parte de la civilización china ancestral y fueron sometidas por la fuerza. Ambas son las bazas de dos jugadores externos: el mundo islámico y Occidente.

Estas regiones son fronterizas con las antiguas repúblicas soviéticas centroasiáticas, muy vulnerables ante el impacto de la inestabilidad en Oriente Medio y Afganistán y los múltiples problemas internos.

Por ahora Rusia y China mantienen a raya la degradación de la situación en Asia Central, pero parece inevitable que la región continúe siendo inestable. Los últimos atentados terroristas en China indican la activación de la clandestinidad islamista.

A medida que se agrava la crisis económica global, crecerán los problemas socioeconómicos dentro de China, lo que fortalecerá la base social de los separatistas, islamistas y otros grupos que se oponen al Gobierno comunista.

La India


Es evidente el apoyo que proporciona la India a los movimientos separatistas en China. Por ejemplo, en 2011 las autoridades indias permitieron en su territorio la ceremonia de investidura del jefe del Gobierno en el exilio tibetano, Lobsang Sangay.

Además, China y la India tienen disputas fronterizas. China no reconoce la línea McMahon acordada por el Reino Unido y el Tíbet en 1914. Pekín y Delhi se disputan la soberanía sobre dos zonas: Aksai Chin, en el noreste del estado indio de Cachemira, y el norte del estado de Arunachal Pradesh. Estas disputas han sido la causa de varios conflictos fronterizos.

Pese al rápido desarrollo de los lazos económicos entre los dos gigantes asiáticos, ambos experimentan una creciente tensión en sus relaciones. Una parte de la élite militar india expresa preocupaciones de que su territorio pueda convertirse en el objetivo de la expansión de China.

Cabe mencionar a su vez que China es aliado de Pakistán, enemigo tradicional de la India.

La India ha intensificado últimamente a compra de armamentos modernos para todas las ramas de las Fuerzas Armadas y está renovando su arsenal nuclear y creando un sistema nacional de defensa antimisiles.

La vulnerabilidad de las rutas y la dependencia de las importaciones


China carece de varias materias primas y alimentos suficientes para autoabastecerse y tiene que importarlos. El país importa más de la mitad del petróleo que consume.

Las rutas marítimas de importaciones atraviesan zonas de control estadounidense y de sus aliados -Japón, Corea del Sur, Taiwán y las Filipinas- y pueden ser bloqueadas fácilmente.

Algunos expertos opinan que el consumo alimenticio seguirá sobrepasando la producción agrícola del país. Pekín está tratando de resolver el problema mediante la compra de capacidades productivas en el extranjero y activamente negociando fusiones y adquisiciones en el sector agrícola.

Al mismo tiempo las áreas cultivadas se están reduciendo, lo que aumenta a su vez la dependencia de China de los mercados alimenticios internacionales.


Amenazas desde el Este

En el Este China cuenta con varios enemigos serios, tanto declarados como ocultos. La tensión viene provocada por disputas territoriales y focos de inestabilidad. Japón y Corea del Sur son aliados militares de Estados Unidos.

Washington también tiene vínculos estrechos con Taiwán y las Filipinas, países que tienen diferencias muy serias con China.

Japón, la potencia tradicional de la región de Asia-Pacífico que guarda la memoria de su expansión imperial en la primera mitad del siglo XX, aparentemente no planea ceder la región a Pekín.

El enfrentamiento entre los dos países parece inevitable, en particular si EE.UU. pierde su influencia en la zona.

Ante la última escalada de tensión entre China y Japón sobre la soberanía de las islas Senkaku (Diaoyu en chino) en el mar de China Oriental, la antipatía mutua ha alcanzado su cénit.

Según los sondeos realizados por el diario 'China Daily' y la organización nipona Genron, el 93% de los japoneses tienen una actitud negativa hacia China, mientras que el 90% de los chinos piensan del mismo modo sobre Japón.

China pretende restaurar su soberanía sobre Taiwán tarde o temprano, pero la isla autogobernada es un aliado de EE.UU., que se comprometió a proteger a Taiwán en caso de agresión china.

En 2005, la Asamblea Popular Nacional de China, el máximo órgano legislativo del país, aprobó una ley que permite el uso de fuerza para proteger su soberanía e integridad territorial, algo que la comunidad internacional consideró como una amenaza a Taiwán.

Algunos expertos creen que el descenso de la influencia estadounidense en la región Asia-Pacífico podría dejar las manos libres a China respecto a la isla. Otro punto de tensión en esta zona es la disputa sobre las islas Spratly y las islas Paracelso.

Este desacuerdo involucra a China, Vietnam, Taiwán, Filipinas, Malasia y Brunéi. Los recursos marítimos y potencialmente de hidrocarburos en la zona de las islas son la principal 'fruta de la discordia' entre los países.

Ciertos analistas creen que Vietnam, con su fuerte Fuerza Aérea, podría ser uno de los principales miembros de la coalición antichina.

Hanói y Delhi realizan anualmente ejercicios militares conjuntos en el mar de China Meridional desde 2000. Además, pese a las reminiscencias negativas de la guerra de Vietnam, Hanói comenzó un acercamiento con EE.UU. y lanzó maniobras conjuntas en 2010 y 2012, causando el malestar de China.

El Sur


En su frontera sur China no tiene enemigos declarados. Pero allí la situación tampoco es estable. Hay tensión entre Tailandia y Camboya por su pretensión de soberanía sobre el famoso templo de Preah Vihear, unos desacuerdos que en ocasiones desembocan en hostilidades. Tailandia también tiene un conflicto con Laos.

Vietnam apoya a Camboya y Laos, mientras Tailandia a la vez se orienta a China y EE.UU. Malasia, que está en una disputa con China sobre las islas Spratly, desarrolla una cooperación militar con la India.

Aunque su posición es apenas previsible en la confrontación regional, Malasia e Indonesia mantienen un vector antichino.

Es destacable el problema de extremismo islamista, que afecta parcialmente a los territorios de Tailandia, Indonesia, Malasia, Filipinas, Brunéi, Singapur y Myanmar (Birmania).


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/111028-bastion-asediado-focos-desestabilidad-china
Enlace: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/111028-bastion-asediado-focos-desestabilidad-china

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 12/11/2013, 3:57 pm

Takeda escribió:
Un gigante asediado: los focos de inestabilidad para China

Publicado: 12 nov 2013 | 10:25 GMT Última actualización: 12 nov 2013 | 10:25 GMT


Pese a sus grandes éxitos en el sector económico y militar, así como sus avances en la política internacional, China sigue siendo estratégicamente vulnerable.

Según el portal Topwar,  además de la cada vez mayor dependencia del gigante asiático de los factores económicos globales y la creciente  tensión socioeconómica interna, China se ve inmersa en un remolino de amenazas reales y potenciales que no pueden dejar de influir en su desarrollo.
Amenazas desde el oeste


En este sentido China se enfrenta a varios focos de inestabilidad de manera simultánea. Los más volátiles son Xinjiang, la región china de mayoría musulmana, y el Tíbet.

Ninguna de las dos regiones forma parte de la civilización china ancestral y fueron sometidas por la fuerza. Ambas son las bazas de dos jugadores externos: el mundo islámico y Occidente.  

Estas regiones son fronterizas con las antiguas  repúblicas soviéticas centroasiáticas, muy vulnerables ante el impacto de la inestabilidad en Oriente Medio y Afganistán y los múltiples problemas internos.

Por ahora Rusia y China mantienen a raya la degradación de la situación en Asia Central, pero parece inevitable que la región continúe siendo inestable. Los últimos atentados terroristas en China indican la activación de la clandestinidad islamista.

A medida que se agrava la crisis económica global, crecerán los problemas socioeconómicos dentro de China, lo que fortalecerá la base social de los separatistas, islamistas y otros grupos que se oponen al Gobierno comunista.  

La India


Es evidente el apoyo que proporciona la India a los movimientos separatistas en China. Por ejemplo, en 2011 las autoridades indias permitieron en  su territorio la ceremonia de investidura del jefe del Gobierno en el exilio tibetano, Lobsang Sangay.

Además, China y la India tienen disputas fronterizas. China no reconoce la línea McMahon acordada por el Reino Unido y el Tíbet en 1914. Pekín y Delhi se disputan la soberanía sobre dos zonas: Aksai Chin, en  el noreste del estado indio de Cachemira, y el norte del estado de Arunachal Pradesh.  Estas disputas han sido la causa de varios conflictos fronterizos.    

Pese al rápido desarrollo de los lazos económicos entre los dos gigantes asiáticos, ambos experimentan una creciente tensión en sus relaciones. Una parte de la élite militar india expresa preocupaciones de que su territorio pueda convertirse en el objetivo de la expansión de China.

Cabe mencionar a su vez que China es aliado de Pakistán, enemigo tradicional de la India.

La India ha intensificado últimamente  a compra de armamentos modernos para todas las ramas de las Fuerzas Armadas y está renovando su arsenal nuclear y creando un sistema nacional de defensa antimisiles.

La vulnerabilidad de las rutas y la dependencia de las importaciones


China carece de varias materias primas y alimentos suficientes para autoabastecerse y tiene que importarlos. El país importa más de la mitad del petróleo que consume.

Las rutas marítimas de importaciones atraviesan zonas de control estadounidense y de sus aliados -Japón, Corea del Sur, Taiwán y las Filipinas- y pueden ser bloqueadas fácilmente.

Algunos expertos opinan que el consumo alimenticio seguirá sobrepasando la producción agrícola del país. Pekín está tratando de resolver el problema mediante la compra de capacidades productivas en el extranjero y activamente negociando fusiones y adquisiciones en el sector agrícola.  

Al mismo tiempo las áreas cultivadas se están reduciendo, lo que aumenta a su vez la dependencia de China de los mercados alimenticios internacionales.


Amenazas desde el Este

En el Este China cuenta con varios enemigos serios, tanto declarados como ocultos. La tensión viene provocada por disputas territoriales y focos de inestabilidad. Japón y Corea del Sur son aliados militares de Estados Unidos.

Washington también tiene vínculos estrechos con Taiwán y las Filipinas, países que tienen diferencias muy serias con China.

Japón, la potencia tradicional de la región de Asia-Pacífico que guarda la memoria de su expansión imperial en la primera mitad del siglo XX, aparentemente no planea ceder la región a Pekín.

El enfrentamiento entre los dos países parece inevitable, en particular si EE.UU. pierde su influencia en la zona.

Ante la última escalada de tensión entre China y Japón sobre la soberanía de las islas Senkaku (Diaoyu en chino) en el mar de China Oriental, la antipatía mutua ha alcanzado su cénit.

Según los sondeos realizados por el diario 'China Daily' y la organización nipona Genron, el 93% de los japoneses tienen una actitud negativa hacia China, mientras que el 90% de los chinos piensan del mismo modo sobre Japón.

China pretende restaurar su soberanía sobre Taiwán tarde o temprano, pero la isla autogobernada es un aliado de EE.UU., que se comprometió a proteger a Taiwán en caso de agresión china.

En 2005, la Asamblea Popular Nacional de China, el máximo órgano legislativo del país, aprobó una ley  que permite el uso de fuerza para proteger su soberanía e integridad territorial, algo que la comunidad internacional consideró como una amenaza a Taiwán.

Algunos expertos creen que el descenso de la influencia estadounidense en la región Asia-Pacífico podría dejar las manos libres a China respecto a la isla. Otro punto de tensión en esta zona es la disputa sobre las islas Spratly y las islas Paracelso.

Este desacuerdo involucra a China, Vietnam, Taiwán, Filipinas, Malasia y Brunéi. Los recursos marítimos y potencialmente de hidrocarburos en la zona de las islas son la principal 'fruta de la discordia' entre los países.

Ciertos analistas creen que Vietnam, con su fuerte Fuerza Aérea, podría ser uno de los principales miembros de la coalición antichina.

Hanói y Delhi realizan anualmente ejercicios militares conjuntos en el mar de China Meridional desde 2000. Además, pese a las reminiscencias negativas de la guerra de Vietnam, Hanói comenzó un acercamiento con EE.UU. y lanzó maniobras conjuntas en 2010 y 2012, causando el malestar de China.

El Sur


En su frontera sur China no tiene enemigos declarados. Pero allí la situación tampoco es estable. Hay tensión entre Tailandia y Camboya por su pretensión de soberanía sobre el famoso templo de Preah Vihear,  unos desacuerdos que en ocasiones desembocan en hostilidades. Tailandia también tiene un conflicto con Laos.  

Vietnam apoya a Camboya y Laos, mientras Tailandia a la vez se orienta a China y EE.UU. Malasia, que está en una disputa con China sobre las islas Spratly, desarrolla una cooperación militar con la India.

Aunque su posición es apenas previsible en la confrontación regional, Malasia e Indonesia mantienen un vector antichino.

Es destacable el problema de extremismo islamista, que afecta parcialmente a los territorios de Tailandia, Indonesia, Malasia, Filipinas, Brunéi, Singapur y Myanmar (Birmania).


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/111028-bastion-asediado-focos-desestabilidad-china
Enlace: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/111028-bastion-asediado-focos-desestabilidad-china
 Un poco del  lastre que China viene arrastrando,  y que al reorientar la atención hacia el mar y los vecinos,  trata de encontrar "un enemigo común" para que el nacionalismo se integre.
 Sin duda muchas áreas de oportunidad interna tienen que ser atendidas, antes que salir con los vecinos y decirles lo que les pertenece.

Von Leunam
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6530
Masculino
Edad : 28
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Von Leunam el 12/11/2013, 5:37 pm

A mi parecer, este articulo cabe mas aqui, esto para no abirir otro tema, pero si lo creen oportuno, lo separamos.


China reafirma su identidad tras 5.000 años de historia

La piedra angular es claramente el presidente. Astuto, inteligente, vivo, reflexivo, se mueve en un universo que mezcla protocolo comunista con cierta ausencia de formalismo a la norteamericana. Carismático sin ser hierático, capaz de entrar en el juego de preguntas y respuestas, es evidente que encarna un liderazgo más moderno. Se ha marcado objetivos a largo plazo, y para ello mantiene su vínculo con el pasado. “Cinco mil años de historia” son sus primeras palabras; la guerra del opio es un trauma que convirtió China en un país semicolonizado, que, desde entonces, está obsesionado con recuperar su grandeza como nación. Sun Yat Sen es una etapa de la resurrección nacional y Mao un héroe nacionalista, lo cual permite eludir hablar del comunismo. Si bien la palabra “socialista” surge de vez en cuando, se trata de un reflejo verbal sin contenido. El desarrollo emprendido hace 30 años es la expresión contemporánea de esa resurrección nacional. El “sueño chino” (palabras textuales) es el siguiente: duplicar el PIB per cápita de aquí a 2020 y sacar de la pobreza a los 200 millones de personas que aún la sufren, siguiendo los pasos de los 600 millones que ya han salido de ella. Se trata de conseguir en unas décadas lo que los occidentales han hecho en tres siglos. El sistema lo logrará, tienen buenas ideas y el poder confía en ellas. Pero es inevitable que, centrada en su proyecto, China se abstraiga del resto del mundo. Y no puede volver a caer en un aislamiento como el pasado. A pesar de sus éxitos, sigue siendo un país emergente, y así es como se ve; en concreto, como líder natural de los países emergentes. Por tanto, debe asumir su parte de las “responsabilidades” propias de los grandes poderes.

De ahí pasamos a la cantinela sobre la gran China como factor de paz. Seguro que hay buenos ejemplos extranjeros a los que ha servido de inspiración, pero el único que menciona Xi es Singapur. No es extraño, a juzgar por el comportamiento de los dos singapurenses que forman parte de nuestra delegación. La diáspora china no pierde a sus hijos, que son libres y autónomos pero manifiestan en todo momento una solidaridad inquebrantable con el sistema. Las palabras de Xi ilustran el sentimiento, siempre palpable, de que China vive en un tiempo diferente al nuestro: anclada en su pasado milenario y con la vista puesta en un futuro lejano. La clave de la acción política no es el presente inmediato. Esta China, que en teoría es amiga de todos, en la práctica no tiene más que un interlocutor, que es Estados Unidos, y tiene la convicción de que llegará un día en el que ni siquiera el país norteamericano seguirá siendo un rival.

El primer ministro es el complemento tecnócrata del presidente. El tándem recuerda, con todas sus diferencias, a la pareja Pompidou/Chaban-Delmas. Uno, dedicado a la visión a largo plazo y el vínculo nacionalista; el otro, a las reformas. Todo lo que tiene Xi de pacífico, astuto y firme, lo tiene su primer ministro de vivo, nervioso, inquieto. Los dos hombres dan la impresión de que se complementan muy bien en sus funciones.

Los ministros y los demás miembros del sistema son clones de sus jefes. Las mismas referencias, las mismas frases, pero con menos libertad de expresión. No obstante, parece que el modelo del gobernador regional y el secretario local del partido está más anclado en la tradición: más referencias ideológicas y alusiones al pasado comunista. Todos ellos están cortados por un mismo patrón anticuado. Los ministros, por su parte, parecen tecnócratas que hablan poco del partido y más de sus reformas, menos del socialismo y más de la prosperidad. En cuanto al jefe de Estado Mayor, se muestra como un pacífico cordero —defensa propia, etcétera—, hasta que se ve obligado a pronunciar la palabra Japón. Las humillaciones del pasado y la negativa de los japoneses a reconocer sus errores sacan a la luz una retórica que, sin ser guerrera, sí es belicosa. Y concuerda con el análisis del organizador chino de nuestra visita, que tiene un importante papel de ideólogo en el aparato. En su opinión, hay tres posibles situaciones internacionales en Asia: la guerra fría, conflictos locales calientes y la cooperación. China prefiere la tercera hipótesis, pero no tiene miedo (palabras textuales) a caer en las dos primeras.

Todos estos dirigentes desprenden confianza en sí mismos y en el sistema. Creen en sus mecanismos de planificación, su capacidad de regular la economía, su aptitud para llevar a cabo una apertura controlada al mundo, su dominio de la naturaleza y el ritmo de sus reformas. En el plano político, se ríen de que Occidente piense que su sistema es anacrónico y que el mercado acabará por ignorarlo. En realidad, lo que temen no es ni una revuelta de las clases populares ni la subversión de la sociedad civil, sino los peligros latentes en el ámbito comunitario y local. Por eso dan la impresión de vigilar muy de cerca las reacciones de las minorías. En el fondo, creen firmemente que es posible tener un equilibrio estable entre apertura y control y que ellos saben cómo hacerlo.

La mejor manifestación de esto es el debate sobre las redes sociales. Los estadounidenses que estaban presentes (los fundadores de eBay y LikedIn, el presidente de Google, Arianna Huffington) entonaron un himno a la libertad absoluta en ese campo. Los chinos, apoyados por los dos singapurenses, justificaron su control digital. Según ellos, en la red existen universos separados, y el universo chino no tiene nada en común con el occidental. Lo mismo ocurre con los SMS: en chino, 140 caracteres no son un mensaje, son una novela. El responsable de un medio local dijo que, igual que China adaptó a su realidad el marxismo, hará lo mismo con el mundo digital. El ciberespacio chino no se parecerá al occidental, porque es necesario atemperar la libertad mediante el rechazo de las “informaciones falsas” (textual). China tiene el convencimiento absoluto de que posee el suficiente dominio técnico como para instalar todos los cortafuegos que le parezcan necesarios.

Yo sugerí a nuestros interlocutores que no metieran a todos los occidentales en el mismo paquete que a los estadounidenses, porque existen tres posturas. La de Estados Unidos es la libertad absoluta. La de China, el control. Y la de Europa, la regulación.

En el terreno económico, el sistema avanza hacia una nueva ola de reformas liberales, sobre todo en las empresas públicas y el mundo rural. Dicha ola irá acompañada de tensiones innegables entre los tecnócratas y los caciques locales. Pero todos los razonamientos se hacen en el marco de una economía relativamente cerrada, y resultan coherentes en la medida en que la moneda no sea plenamente convertible. De hecho, la palabra “convertible” no se pronunció. Desde luego, con un renminbi convertible, el tipo de planificación y control de los conglomerados que tanto gusta al sistema no podría sobrevivir. Hoy parece que el poder se aferra a una estrategia que delimita el mercado mediante el control de los grandes parámetros macroeconómicos. De ahí que se nieguen, al menos durante los próximos años, a entrar en la dinámica monetaria clásica que implica la moneda convertible.

Todos nuestros interlocutores pertenecían, de una manera u otra, a la clase dirigente del país. Una élite de mandarines a la antigua, de tecnócratas o de funcionarios procedentes del partido. Por eso su ideología sobre el poder se aproxima de forma natural a una “profecía autocumplida”. Primer fundamento: el sistema tiene sus raíces en una historia milenaria. Segundo fundamento: China posee la organización centralizada más antigua que se conoce. Tercer fundamento: el poder se apoya en una élite extraordinariamente preparada y competente. De ahí que algunos postulen que existen otras formas de legitimidad además de la democracia occidental, como la competencia y la filiación histórica. Eso permite a los dirigentes chinos alejar la inevitabilidad de una evolución democrática de tipo occidental y transformar el comunismo para convertirlo en una forma peculiar —y quizá temporal— de un modo de gobierno con siglos a sus espaldas. Todos esos hombres son inteligentes e incluso brillantes. No niegan ni la existencia de una sociedad civil ni el poder de la opinión pública, pero mantienen que su habilidad consiste en interpretar las señales que les envían esa sociedad y esa opinión sin tener que pasar por un proceso electoral. Es innegable que su voluntad de evitar el paso por el sufragio universal delata su deseo de conservar el poder, pero ese es un reflejo de supervivencia social que disimulan con argumentos de fondo: libres de la presión de la inmediatez democrática, pueden tener visión de futuro, y sus logros desde hace 30 años dan fe de las ventajas que ofrece esa visión; además, afirman con brusquedad que la unidad de China no resistiría las vicisitudes de una democracia tradicional.

En definitiva, esta élite se ríe del empeño occidental en creer que la democracia es inevitable. Los occidentales, dicen los dirigentes chinos, consideran que China es un país comunista y que es imposible que un sistema condenado por la historia pueda sobrevivir. En realidad, para sus dirigentes, China es comunista solo en teoría: incluso les gusta decir que aprendieron mucho del desastre soviético. Ellos están convencidos de que la nación más vieja del mundo tiene una tradición específica de poder y, tras haber recuperado su fuerza y su orgullo, ya no va a permitir que otros le obliguen a transformarse. Entre la visión occidental —y sobre todo estadounidense— de que, a la hora de la verdad, la democracia es la ley natural de la humanidad, y la convicción china de que en el mundo coexisten varios sistemas y que, a su juicio, el suyo es el más eficaz, no hay hueco para un compromiso ideológico. Pero ese divorcio filosófico no es incompatible, dicen los chinos, con mantener buenas relaciones con Occidente, siempre que este reconozca su irredentismo y su especificidad.

Queda por resolver una cuestión: ¿están en gestación en la sociedad civil fuerzas capaces de poner a la defensiva a un poder tan seguro de sí mismo, tan orgulloso de su pasado y de sus éxitos y que, en el fondo, tanto desprecia el sistema occidental?

Unas cuantas conclusiones breves y desordenadas:

China será un día un país “ecológico”. La presión de la realidad es demasiado fuerte y el sistema ya es consciente de ello. Pero eso no significa que se pliegue a unas normas internacionales. Controlará la contaminación a su ritmo y a su manera.

Su motor es el orgullo nacional de haber recuperado el papel que este imperio tuvo durante milenios. El orgullo nacional va de la mano del nacionalismo, pero ¿el nacionalismo irá de la mano del imperialismo? Imposible de predecir.

Los chinos están francamente incómodos con la seguridad estadounidense sobre la superioridad de los valores occidentales y su falta de profundidad histórica. Desde este punto de vista, con su enfoque más relativista y su sentido de la Historia, los europeos son mejores interlocutores. Tenemos una función que desempeñar, más si pensamos que, en su relación con el resto de Asia, la estrategia china oscila entre la dominación y la cooperación. Cuando se inclinan hacia esta última, el proceso comunitario que ha representado la construcción europea les plantea interrogantes, o al menos les interesa.

Seguros de sí mismos cuando se trata de retos económicos y sistemas políticos, los chinos no tienen aún demasiado claro cómo desempeñar su papel de gran potencia en el escenario internacional. Por un lado, están ávidos de responsabilidad y respetabilidad, pero, por otro, no dominan todavía las habilidades intrínsecas de su posición en el mundo y siguen pensando como punta de lanza de los países emergentes. También en este aspecto, los europeos pueden contribuir, si se diferencian de los norteamericanos.

Para los europeos que, pese a ser más sensibles que los estadounidenses con respecto al pasado, tienen tendencia a volverse cada vez más “cortoplacistas”, la oligarquía china es un elemento que recuerda al mismo tiempo el sentido de la Historia y el valor de una visión de futuro.

Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.



http://internacional.elpais.com/internacional/2013/11/09/actualidad/1384024567_646473.html?rel=rosEP

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 12/11/2013, 7:23 pm

Concuerdo en este articulo casi en todo, sólo me reservo el tema de ser un país ecológico.
 No porque no tengan la intención, sino porque no han cubierto ciertos aspectos de autosuficiencia,
y les tomaría un buen rato cambiar ese patrón.  No se cuantos años se tomen, mas sin duda, seguirán sufriendo las contaminaciones por encima de lo permitido en sus ciudades.

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 6/12/2013, 11:34 pm

China decidido a tener su Flota Naval de Agua Azul!!!!
 Con esta postura, y con sus directrices claras,  el traspasar con este pasado ejercicio de Octubre
allende las islas Japonesas y las Filipinas,  habiendo recorrido distancias fuera de sus costas navales,  dichos ejercicios conjuntos entre las Flotas del Sur, Centro y Norte, además de las naves aereas que les proporcionaron soporte por aire, presenta su posición irrestricta y sin marcha atrás de no ser sometido por las fuerzas aliadas de Japón y Estados Unidos.
  Al rato, las condiciones que existen en el presente, tendrán que replantearse y sin duda, renegociarse, por medio de las posturas rígidas de una China mas firme que nunca.
 Para los estrategas Japoneses, el hecho que salgan de sus aguas territoriales a realizar sus ejercicios,  la observación de sus maniobras les dejan mas ventajas que desventajas a los Nipones, considerando que pueden observar de cerca cualquier maniobra creativa y sus desplantes de fuerza,  velocidad y ataque coordinado.












pecial Report: China's navy breaks out to the high seas
BY DAVID LAGUE
HONG KONG Wed Nov 27, 2013 2:14am EST

0 COMMENTS


  • inShare23
  • Share this



  • Email
  • Print













1 OF 9. Chinese Navy sailors take part in an international fleet review to celebrate the 60th anniversary of the founding of the People's Liberation Army Navy in Qingdao, Shandong province in this April 23, 2009 file photo.
CREDIT: REUTERS/GUANG NIU/POOL/FILES

RELATED VIDEO

Witness: A bolder Chinese navy tests Japan's maritime limits

RELATED NEWS

  • Japan pivots to counter Chinese navy






(Reuters) - In late October, flotillas of Chinese warships and submarines sliced through passages in the Japanese archipelago and out into the western Pacific for 15 days of war games.
The drills, pitting a "red force" against a "blue force," were the first in this area, combining ships from China's main south, east and north fleets, according to the Chinese military. Land-based bombers and surveillance aircraft also flew missions past Japanto support the navy units.
In official commentaries, senior People's Liberation Army (PLA) officers boasted their navy had "dismembered" the so-called first island chain - the arc of islands enclosing China's coastal waters, stretching from the Kuril Islands southward through the Japanese archipelago, Taiwan, the Northern Philippines and down to Borneo.
Named Manoeuvre 5, these were no ordinary exercises. They were the latest in a series of increasingly complex and powerful thrusts through the first island chain into the Pacific. For the first time in centuries, China is building a navy that can break out of its confined coastal waters to protect distant sea lanes and counter regional rivals.
Beijing's military strategists argue this naval punch is vital if China is to avoid being bottled up behind a barrier of U.S. allies, vulnerable to a repeat of the humiliation suffered at the hands of seafaring Europeans and Japanese through the colonial period. "It tells Japan and the United States that they are not able to contain China within the first island chain," says Shen Dingli, a security expert and professor at Shanghai's Fudan University. "So don't bet on their chances to do so at a time of crisis."
In the process, the rapidly expanding PLA navy (PLAN) is driving a seismic shift in Asia's military balance. China, traditionally an inwardly focused continental power, is becoming a seagoing giant with a powerful navy to complement its huge ship-borne trade.
"As China grows, China's maritime power also grows," says Ren Xiao, director of the Centre for the Study of Chinese Foreign Policy at Fudan University and a former Chinese diplomat posted to Japan. "China's neighboring countries should be prepared and become accustomed to this."
China's strongly nationalistic Communist Party leader, Xi Jinping, has thrown his personal weight behind the maritime strategy. In a speech to the Politburo in the summer, Xi said the oceans would play an increasingly important role this century in China's economic development, according to accounts of his remarks published in the state-controlled media.
"We love peace and will remain on a path of peaceful development but that doesn't mean giving up our rights, especially involving the nation's core interests," he was quoted as saying by the official Xinhua News Agency.
BLUE WATER AMBITIONS
China is also making waves in the South China Sea, where it has territorial disputes with a number of littoral states. But it is the pace and tempo of its deployments and exercises around Japan that provide the clearest evidence of Beijing's "blue water" ambitions. Fleets of pale grey, PLA warships are a now a permanent presence near or passing through the Japanese islands.
An acrimonious standoff over a rocky jumble of disputed islands in the East China Sea, known as the Senkakus in Japan and Diaoyu in China, has given China an opportunity to flex its new maritime muscle. Beijing has deployed paramilitary flotillas and surveillance aircraft to this zone for more than a year, where they jostle with Japanese counterparts.
Tension flared dangerously last week when China imposed a new air defense zone over the islands, demanding that foreign aircraft lodge flight plans with Beijing before entering this area. In defiance of the zone on Tuesday, two unarmed U.S. B-52 bombers on a training mission flew over the islands without informing Beijing. The flight did not prompt a response from China.
"The policy announced by the Chinese over the weekend is unnecessarily inflammatory," White House spokesman Josh Earnest told reporters in California, where President Barack Obama is traveling.
Washington and Tokyo immediately signaled they would ignore the restriction. The Obama administration also reminded China that the treaty obliging the United States to defend Japan if it came under attack also covered the disputed islands.
Particularly unnerving for Tokyo are the increasingly common transits of powerful Chinese naval squadrons through the narrowest straits of the Japanese archipelago, sometimes within sight of land.
This puts East Asia's two economic giants, both with potent navies, in direct military competition for the first time since the 1945 surrender of Japan's two million-strong invasion force in China. Drawing on a reservoir of bitterness over that earlier conflict, the demeanor of both sides signals this is a dangerous moment as U.S. naval dominance in Asia wanes. Even if both sides exercise restraint, the risk of an accidental clash or conflict is ever present.
"China and Japan have to come to terms with the fact that their militaries will operate in close proximity to each other," says James Holmes, a maritime strategist at the U.S. Naval War College in Newport, Rhode Island, and a former U.S. Navy surface warfare officer. "Geography compels them to do so."
COORDINATED CROSSING
As the Manoeuvre 5 drills got under way, PLA Senior Colonel Du Wenlong said he was looking forward to units from the three regional Chinese fleets simultaneously crossing three key chokepoints - two through the Japanese islands, and one between Taiwan and the Philippines, according to reports in the official Chinese military media. It is unclear if the warships performed a coordinated transit. But the exercises and the response of the Japanese military contributed to a spike in tension.
"The PLAN has cut up the whole island chain into multiple sections so that the so-called island chains are no longer existent," Colonel Du was quoted as saying.
In this and earlier exercises, the PLA provided daily commentaries and details of the ships, courses and drills, with pointed mention of transit points past Japan.
PLA officers or military commentators, in typical communiqués, say China has "demolished" or "fragmented" the island chain in a "breakthrough" into the Pacific - language that suggests the crossings are somehow opposed rather than legal transits through international waters.
Tokyo dispatched warships and aircraft to track and monitor the Chinese fleet in response to the latest drills. Japanese fighters also scrambled to meet Chinese bombers and patrol aircraft as they flew out to the exercises and back. Japan's defense ministry later released surveillance photographs of a Chinese H6 bomber flying between Okinawa and Miyako Island on October 26.
All this attention clearly irritated the PLA leadership. Beijing accused Japan of a "dangerous provocation" and lodged a formal diplomatic protest, complaining that a Japanese warship and aircraft disrupted a live fire exercise.
While the drills were under way, Japanese Prime Minister Shinzo Abe warned that his country would not be bullied. "We will express our intention as a state not to tolerate a change in the status quo by force," he told a military audience on October 27. "We must conduct all sorts of activities such as surveillance and intelligence for that purpose."
Naval commentators suggest the bellicose rhetoric shows that both sides are struggling to adjust to their new rivalry. "Chinese hardliners do regional tranquility no service by talking about splitting Japan and so forth," says American naval strategist Holmes, co-author of an influential book on China's maritime rise, "Red Star Over the Pacific," with colleague Toshi Yoshihara. "And, the Japanese do regional tranquility no service by being alarmed when China's navy transits international straits in a perfectly lawful manner."
Part of the problem for Japan is that it has been slow to adjust to China's rise, according to some Chinese foreign policy analysts, and is now excessively anxious. "For so many years they looked down upon China which was big but weak," says Ren, the former Chinese diplomat. "Now the situation is different and they have to face up to the new reality."
Some senior Japanese officers accept that China is within its rights to traverse international waters between the Japanese islands. Likewise, they say, the Japanese are entitled to track and monitor these movements and exercises.
"The Japanese Self Defense Force's reaction is also in full compliance with international laws, regulations and customs," says retired Vice Admiral Yoji Koda, a former top Japanese naval commander. Koda adds that the Japanese military routinely monitors Russian naval operations around Japan without friction or protest.
RISE OF SEAFARING POWERS
The ideological keel of Beijing's modern bid to become a maritime power was laid down as China's economic revival in the early 1980s flowed through into sharply increased military budgets. The starting point for China's leading maritime thinkers is the trauma of European and Japanese colonization.
"The Qing Dynasty was badly defeated in naval warfare by overseas imperialist powers, leading to the decline and fall of the dynasty," wrote Zhang Wenmu, a professor at Beijing University of Aeronautics and Astronautics, in a 2010 article published in China's official state media.
Another premier Chinese maritime strategist is Ni Lexiong, a professor at Shanghai's University of Political Science and Law. He has documented how China's failure to properly fund its navy was a factor in its 1895 defeat in the first Sino-Japanese war and the subsequent loss of Taiwan.
Zhang and Ni are regarded as China's leading advocates of the theories of the American naval officer, strategist and historian Alfred Thayer Mahan. Both subscribe to one of Mahan's principal ideas: A truly powerful nation must have thriving international trade, a merchant fleet to carry these goods and a strong navy to protect its sea lanes. Mahan's works, considered visionary in the late 19th and early 20th centuries, are still avidly read and absorbed in Chinese naval schools, Chinese military analysts say.
The rise of earlier seafaring and trading powers - Portugal, Spain, Holland, Great Britain, the United States and Japan - have also provided important lessons for strategic thinkers. The vision and influence of the late Admiral Liu Huaqing, known as the father of the modern Chinese navy, also remains strong.
Liu, who died in 2011, rose to become overall commander of the PLA and a member of the Communist Party's Politburo standing committee, the country's supreme ruling body. While Liu was head of the navy in the 1980s, it was an obsolete, coastal fleet. But Liu was determined that China needed a blue-water fleet and aircraft carriers if it was to match the power of the United States and its allies.
Fundamental to the thinking of many Chinese strategists and military and political leaders is the conviction that China would be foolish to rely on the United States to protect its shipping. They acknowledge that the U.S. Navy has guaranteed freedom of navigation since the end of World War Two, underwriting an explosion in global trade to the benefit of most other countries, including China.
The figures bear this out. China last year overtook the United States as the world's biggest trader, according to official data from both countries. Up to 90 percent of Chinese trade is carried by sea, including most of its vital imports of energy and raw materials, shipping experts estimate. But Beijing's strategists fear the U.S. could interrupt this trade at a time of crisis or conflict.
Almost all of China's naval thinkers also agree that recovering Taiwan is crucial to realizing the dream of maritime power. Restoring "national unity" is a longstanding goal of the ruling Communist Party. But the self-governing island itself has immense strategic value, sitting astride sea lanes that are also vital for Japan and South Korea.
Control of Taiwan would open a huge breach in the first island chain around China. PLA warships and aircraft based on the island could extend China's military reach far into the Pacific and much closer to Japan, without the need to first pass through potential choke points or channels in the chain.
"Taiwan is a part of the first island chain," says Fudan University's Shen. "Instead of being integrated into mainland China, it has been used as a part of the U.S. first island chain strategy."
ABANDONING THE MAOIST STRATEGY
China's turn to the sea has boosted the status of the navy, long the poor relation of the armed forces. The PLA, traditionally a massive ground force, was built around the Maoist strategy of drawing an invading enemy deep into the hinterland, where it could be destroyed through attrition.
Military strategists say this was thinkable before the country industrialized. Now that the eastern seaboard is the throbbing engine of the world's second-ranked economy, fighting a war here would be catastrophic for China, win or lose, they say. Far better to meet challenges at sea or on the territory of a hostile nation.
The late Admiral Liu is credited with sharply increasing the navy's share of the defense budget, outlays that have paid for a rapidly expanding fleet. In its annual assessment of the Chinese military published earlier this year, the Pentagon said the Chinese navy, now the biggest in Asia, deployed 79 major surface warships and more than 55 submarines, among other vessels. And the PLAN last year commissioned its first aircraft carrier.
Wu Shengli, the powerful admiral who now leads this force, is widely regarded as the most influential naval officer since Admiral Liu. Wu is also a member of the Central Military Commission, China's top military council.
PLAN warships are now highly visible in all major oceans, with an active schedule of ship visits to foreign ports. The Chinese navy is part of the international anti-piracy force in the Gulf of Aden. These deployments are heavily publicized in the state-controlled media as the navy becomes a symbol of China's growing international prestige.
This openness also applies to combat exercises. The U.S. and other major powers routinely chastise China for a lack of transparency surrounding its three-decade military build-up. But it is difficult to accuse Beijing of secrecy when it comes to recent naval operations near Japan. The state-run media and a stable of specialist military newspapers, journals, web-sites and television channels devote blanket coverage to the deployment of warships, submarines, aircraft and patrol vessels on missions near China's neighbor.
Some military commentators say Japan shouldn't overreact to these messages, as they are primarily aimed at a domestic Chinese audience.
"The PLAN is a relatively young organization building up their capabilities and certainly not the ‘senior service' in China," says Alessio Patalano, a specialist on the Japanese military at King's College in London. "It's important for its leadership and its members to establish their credentials and increase their profile."
For exercise Manoeuvre 5, the Chinese navy followed the U.S. practice of embedding journalists. Regular television reports from the Type-052 guided missile destroyer Guangzhou showed the 6,500 ton warship ploughing through heavy seas on route to the exercises. Officers and sailors were interviewed at battle stations while they tracked targets and prepared missile launches.
Tokyo is keeping careful score. In its latest Defense White Paper, published in July, the Japanese military charted steadily expanding PLA deployments near Japan since 2008, documenting bigger visiting fleets, more powerful warships and increasingly complex exercises involving helicopters, support vessels and land-based aircraft.
ENCIRCLEMENT
After decades confined to its coastal seas, the PLAN began regular voyages from the East China Sea into the Pacific early last decade. At first, Chinese warships mostly used the wide Miyako Strait between Okinawa and Miyako Island, according to statements from the Chinese and Japanese militaries. Since then, in a series of firsts, they have transited all the other important channels between the Japanese islands, according to Japan's White Paper.
Then came encirclement.
In July, five PLA warships steamed out of the Sea of Japan through the Soya Strait, known as the La Perouse Strait in Russia, which divides the Russian island of Sakhalin and Hokkaido. The Chinese fleet continued on around the Japanese islands and back to China.
"The move marks the first trip by the Chinese navy circumnavigating the Japanese archipelago," said a report on China's official military website.
Some Chinese strategists reject fears that deploying a powerful navy increases the odds of conflict. "I am more confident than many outside observers that China will behave out of the nation's fundamental interests, namely, to take a path of peaceful development," says Ren. "There is no reason to change this option."
For Japan, there might even be an upside. Chinese warships used to be mostly confined to home waters, and thus hidden. Now, they can now be monitored.

"The more exercises the PLAN conducts on the high seas around Japan, the better for the JMSDF to judge and collect the PLAN's warfare capabilities and intents," says Koda, the retired Japanese admiral. "The PLAN cannot intimidate Japan by these types of exercises."




http://www.reuters.com/article/2013/11/27/us-china-navy-specialreport-idUSBRE9AQ04220131127

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 11/2/2014, 11:09 pm

Parece que ya no es sólo una sensación vista desde afuera, sino un sentimiento de
revanchismo, lo cual, pareciera que no estará lejos de ser posible.
 Pensemos por un momento en los efectos de una economía de Guerra en 2014;
  - aumento del valor del Oro, Petroleo y algunos alimentos como el Arroz, y algunos
granos básicos. 
    De ahí, tendremos que pensar en los bienes que China tiene comprometidos a entregar
a los diferentes mercados, y sus posibles consecuencias, al igual que posibles
alimentos en ambas direcciones.  Ya no me quiero meter en la balanza comercial y en
los mercados financieros.......!!!!



¿Una guerra entre China y Japón? Las declaraciones de un analista, la comidilla en el Foro de Davos
elEconomista.es
22/01/2014 - 17:54
s)





Foto: archivo



  • Enviar por e-mail
  • Suscribirse al boletín
  • Imprimir
  • Aumentar texto
  • Reducir texto
  • Haga doble click sobre una palabra para ver su signifcado
  • Sudoku: Juega cada día a uno nuevo
  • El tiempo: Consulta la previsión para tu ciudad


EcoTablet - ¡Gratis en App Store!

La plataforma más completa de información y servicios económicos para iPad.


Una posible guerra entre China y Japón se ha convertido en uno de los rumores que corren por el Foro Económico Mundial de Davos, después de que un profesional chino asegurara en una cena privada en la ciudad suiza que le preocupaba el "conflicto latente entre Pekín y Japón" por un grupo de islas en el Pacífico, situadas entre Japón y Taiwán, y que podría desencadenar una guerra.

El profesional chino, según cita un periodista de Business Insiders presente en la cena, "no estaba preocupado por el conflicto militar, sino porque es inevitable". Un conflicto que no tiene su base en el valor estratégicos de las islas, sino a que "Japón y China se odian cada vez más".
Las cenas que se desarrollan en Davos, donde tiene lugar el Foro Económico Mundial, no permite revelar quiénes toman parte de las mismas por las 'Reglas de Chatham House'; aunque sí se puede mencionar lo que se dice.
El empresario chino se refirió a la reciente visita del primer ministro japonés, Shinzo Abe, al santuario de Yasukuni en Tokio. Este santuario está levantado en memoria de los caídos japoneses en la Segunda Guerra Mundial, lo que para los chinos supone reabrir una herida no cicatrizada.
Según el parecer de este invitado a Davos, el sentimiento general en China es que Pekín y Tokio no han superado la Segunda Guerra Mundial. Lo que podría empujar a China a atacar a Japón para demostrar su superioridad militar y tomar el control de las islas.
Una "invasión" que serviría también a nivel mundial para reforzar el papel de superpotencia de China. Aunque no tendría que desembocar en un enfrentamiento más amplio, según el profesional chino.
"Estamos como en 1914"
La conversación en Davos ha trascendido en un momento en el que el propio primer ministro japonés, Shinzo Abe, reconocía a un periodista del Financial Times que China y Japón están ahora en una situación similar a la de Alemania y Reino Unido en 1914, el año que comenzó la Primera Guerra Mundial.


http://www.eleconomista.es/economia/noticias/5479925/01/14/Guerra-entre-China-y-Japon-La-comidilla-en-Davos.html

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 12/2/2014, 9:27 am

Muchos conflictos en diferentes frentes... Realmente se está perfilando un escenario volátil que con las alianzas adecuadas puede desembocar en un verdadero conflicto mundial.

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 12/2/2014, 9:42 am

No sé si esto va aquí o en el de Guerra Fría:

China amenaza a España con tensión en las relaciones por el caso del Tíbet

Publicado: 12 feb 2014 | 13:13 GMT Última actualización: 12 feb 2014 | 13:41 GMT


China califica de "decisión errónea" la orden de detención emitida por un juez español contra cinco exlíderes chinos, entre ellos el expresidente Jiang Zemin, por delitos de genocidio en el Tíbet, y advierten de un empeoramiento de las relaciones.

La portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, expresó la "molestia" y el "rechazo" de Pekín por la decisión judicial y confió en la "sabiduría y la habilidad" del Gobierno español para tratar el asunto.

"Creo que el buen desarrollo de las relaciones bilaterales tiene mucho que ver con este incidente, así que esperamos que el Gobierno español pueda gestionar adecuadamente la cuestión y distinguir lo correcto de lo erróneo", dijo.

El lunes la Audiencia Nacional de España ordenó la detención y el ingreso incondicional en prisión de cinco exlíderes chinos por delitos de genocidio, torturas y lesa humanidad con relación a la represión en el Tíbet. Mientras tanto, el Gobierno español quiere acabar con la justicia universal.

El Congreso de los Diputados español acordó examinar una controvertida propuesta de ley del gobernante Partido Popular que limita la jurisdicción universal de la justicia española, en contra de la opinión mayoritaria de la oposición. La proposición no permite que las personas habilitadas presenten querellas y priva a los jueces españoles del derecho de investigar delitos ocurridos fuera de España, especialmente en los casos de lesa humanidad.

"España durante dos decenios ha sido modelo en la persecución de los derechos internacionales. Y el instrumento de jurisdicción universal ha sido muy útil, como ocurrió en Argentina", indicó el profesor Antonio Remiro Brotons citado por la BBC.

"Ahora que un juez español ordenó el arresto de exdirigentes chinos es evidente que será muy difícil, o hasta imposible, que esos individuos acaben en un juicio ante un juez español, pero está claro que esas personas no podrán salir de su país sin temor de que sean detenidos o implicados en un proceso de extradición", agregó.


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/119714-china-amenaza-espana-empeoramiento-relaciones-tibet

Enlace: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/119714-china-amenaza-espana-empeoramiento-relaciones-tibet

Pobre España no da una. Completamente debilitada se le ocurre ponerse con China. Y peor aún, se otorga a sí misma el derecho de juzgar a líderes extranjeros cuando sus propias leyes prohiben investigar los crímenes del franquismo.

Von Leunam
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6530
Masculino
Edad : 28
Localización : Imperial City, Coruscant

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Von Leunam el 12/2/2014, 4:12 pm

[quote="Takeda"]No sé si esto va aquí o en el de Guerra Fría:

China amenaza a España con tensión en las relaciones por el caso del Tíbet

Pobre España no da una. Completamente debilitada se le ocurre ponerse con China. Y peor aún, se otorga a sí misma el derecho de juzgar a líderes extranjeros cuando sus propias leyes prohiben investigar los crímenes del franquismo.

Estimado, abri un tema referente a este caso:

http://www.todopormexico.org/t16262-un-juez-espanol-ordena-detener-al-expresidente-de-china

Si quiere anexar el post alli, y ya el PP va a tumbar esta jurisdiccion "universal" que se basa en juzgar los crimenes cometidos por o en el extranjero contra un nacional español.

Y la tension en Asia es cada vez mayor, esperemos que no sea un descenlaze belico.

Monakyo101
Contraalmirante
Contraalmirante

Mensajes : 7710
Masculino
Edad : 39
Localización : The loone star estate

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Monakyo101 el 18/2/2014, 7:46 am

El salvaje oeste michoacano
http://www.jornada.unam.mx/2014/02/18/opinion/017a2pol

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 25/2/2014, 9:39 pm

La Real Fuerza Aérea Australiana, detectó una flota China militar, dirigiéndose hacia el norte
de Australia, donde realizaron maniobras y flexibilizaron sus movimientos  entre la Isla Navidad  e
 Indonesia.
  Enviaron un avión de observación  AP3-C ORION  para apreciar las maniobras que realizaron
en dichas aguas, tomando en cuenta que la Armada China con estos ejercicios, está mostrando
una emancipada postura para navegar en aguas azules, sin menoscabo de las zonas económicas
exclusivas de las islas del Sur, ni las tensiones que estos despiertan.






RAAF scrambles plane to observe Chinese naval exercise
DateFebruary 13, 2014

  • Read later


[size][font]

David Wroe
National security correspondent
View more articles from David Wroe

[/font][/size]

Australian Expats

[size=12]australian.internations.org


Join the #1 Expat Community and meet Australian Expats!
[/size]

"China carried out combat simulations at the beginning of the month between Christmas Island and Indonesia in an apparent flexing of its growing naval muscle." Photo: Supplied


  • Federal politics: full coverage

  • The Pulse Live from Parliament



Australia scrambled an air force surveillance plane earlier this month to monitor an unannounced Chinese military exercise that took the emerging superpower's ships closer to Australian territory than ever before.
In what observers say is a significant strategic development, China carried out combat simulations at the beginning of the month between Christmas Island and Indonesia in an apparent flexing of its growing naval muscle.

"It shows how much the region is changing": Professor Hugh White. Photo: Sasha Woolley
[size][font]
China had not announced the exercise. When Australia became aware that the three Chinese vessels were sailing across the waters to the north, the Royal Australian Air Force sent an AP-3C Orion maritime surveillance plane from RAAF Base Edinburgh, near Adelaide, to observe.
[/font][/size]
Advertisement
[size][font]
The Chinese flotilla - two destroyers and a landing ship able to carry hundreds of marines - came closer than the People's Liberation Army Navy ships had ever come while carrying out such an exercise. It was the first time China had carried out a military simulation in Australia's maritime approaches.
The three warships came through the Sunda Strait between Java and Sumatra, skirted along the southern side of Java - taking them close to Christmas Island - before turning north through the Lombok Strait next to Bali.
Analysts stressed China's move was legal - taking place in international waters - and not inherently hostile. But it did constitute a signal by Beijing that it meant to become a truly global naval power, which fundamentally changed Australia's strategic position. Rory Medcalf, director of the Lowy Institute's international security program, said China was sending a message it considered the Indian Ocean part of its maritime domain as well as the Pacific.
''It should focus Australian minds because for decades Australian defence policy has been based on the view that Indonesia is between us and the great powers of East Asia. That's no longer quite the case,'' he said.
The signal was directed not at Australia but to the Asia-Pacific region more broadly - including a message to the United States and India that they could not blockade the vital sea lanes through the Strait of Malacca in the event of a crisis of conflict with China.
Hugh White, professor of strategic studies at the Australian National University, said the exercise was ''a very vivid demonstration of how far and fast those changes are happening''.
''It doesn't mean that this exercise is threatening to Australia but it does show how much the region is changing and how dangerous it is to assume - as successive Australian governments have done - that China can rise economically … without it making a fundamental strategic difference to the region.''
A spokesman for Defence Minister David Johnston said Australia had not been informed in advance but there had been no obligation for China to do so.[/font][/size]


Read more: http://www.smh.com.au/federal-politics/political-news/raaf-scrambles-plane-to-observe-chinese-naval-exercise-20140212-32ief.html#ixzz2uOaNGV6k

Takeda
Capitán de Navio
Capitán de Navio

Mensajes : 6847

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Takeda el 26/2/2014, 9:06 am

Probablemente Nueva Zelanda esté reconsiderando hacerse de nuevo de una flota de aviones cazas, toda vez que en un hipotético conflicto su Armada se quedaría sin apoyo aéreo.

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 26/2/2014, 2:12 pm

Takeda escribió:Probablemente Nueva Zelanda esté reconsiderando hacerse de nuevo de una flota de aviones cazas, toda vez que en un hipotético conflicto su Armada se quedaría sin apoyo aéreo.


 Yo creo que toda esa zona, esta en planes de expansión, quizás Nueva Zelanda vaya a ser 
la siguiente en la fila, pues Australia trae ya sus desarrollos con Navantia, Filipinas adquiriendo
fragatas Italianas y submarinos así como buques de segundo cachete de los E.U.,, Vietnam submarinos franchutes, Indonesia algunas P.O.´s, Taiwan sus propios diseños los está armando con Harpoons
recién transferidos, además de sus propios desarrollos equivalentes al SUNBURN Ruso, y la olla
express se esta calentando, mas por la declaración unilateral China del pasado 1 de Enero,
reclamando soberanía sobre los mares territoriales entre Filipinas, Indonesia y Vietnam.
  Estas posiciones, mas que una guerra fría armamentista, pareciera un reto a las leyes internacionales,
presionando donde el orden establecido no tiene ningún retador, y China está probando la
solidez internacional en este ramo. 
  Quizás esta encontrando su oportunidad, en la pasividad internacional lenta para reaccionar
en foros internacionales para que le den un ZAPE a los revolucionarios Chinos que se quieren pasar
de listos.

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9943
Masculino
Edad : 58

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Rogersukoi27 el 30/3/2014, 6:06 pm

Comparto con ustedes, la estrategia que fue definida en directiva de 2012, por lo mas alto del Departamento de Defensa de los E.U. para contrarrestar la influencia y postura antagónica de los militares Chinos.


  Algunas consideraciones importantes a tomar en cuenta, es que no se sabe como iniciaría
el enfrentamiento entre E.U. y China, lo que si es que están determinados a vigilar que la guerra convencional no se eleve a una guerra de tipo nuclear.
  De igual forma, su estratégia de concentrar sus flotas en aguas del Pacífico, para equilibrar las amenazas inmediatas del crecimiento de la flota China y sus diferentes Armas en desarrollo,
 pareciera una postura mas que optimista.


  El documento no puedo subirlo por razones de derechos de autor, más no hay limitación
a compartir contenidos parciales del mismo.


  Para los estudiosos de la estratégia internacional y balanceo de las fuerzas militares en escenarios de juegos de guerra, presenta este contenido material relevante para su estudio.


 Disfrutenlo!!!!



The most visible element of our rebalance toward the Asia-Pacific region will be an increase
in day-to-day military presence. Although it is not the only way we are rebalancing, forces
operating in the region show our commitment to the Asia-Pacific and provide a full-time
capability to support our allies and partners. About half of the deployed fleet is in the
Pacific—50 ships on any given day. These ships and their embarked Marines and aircraft
train with our allies and partners, reinforce freedom of navigation, and deter conflict. They
are also the “first responders” to large-scale crises such as the Great East Asian Earthquake
and Tsunami in 2011.
The long distance between the continental United States and Asia makes it inefficient to
rotate ships and aircraft overseas for six to nine months at a time. To avoid this transit time
and build greater ties with our partners and allies, more than 90 percent of our forces in the
Asia-Pacific are there permanently or semi-permanently. For example, about half of our 50
deployed ships are permanently home-ported in Japan and Guam along with their crews and
families. Our logistics and support ships use rotating civilian or military crews to obtain
more presence for the same number of ships.
Although we plan to reduce our future budgets, the Navy will continue to increase its
presence in the Asia-Pacific region. The benchmark year of the Defense Strategic Guidance
is 2020, and by then the Navy Fleet will grow to approximately 295 ships. This, combined
with the impacts of our plans for operations and basing, will increase the day-to-day naval
presence in the Asia-Pacific by about 20 percent, to 60 ships by 2020. In addition to growing
the fleet, three factors will allow us to increase the number of ships in the Asia-Pacific by
2020:
First, we will permanently base four destroyers in Rota, Spain over the next several years to
help defend our European allies from ballistic missiles. Today we do this mission with 10
destroyers that travel in rotation to the Mediterranean from the United States. The six
destroyers freed up in the process will then be able to rotationally deploy to the Asia-Pacific.
Second, new Joint High Speed Vessels (JHSV) and Littoral Combat Ships (LCS) under
construction today will enter the fleet and take on security cooperation and humanitarian
assistance missions in South America and Africa, allowing the destroyers and amphibious
ships we use today for those missions to deploy to the Asia-Pacific. These amphibious ships
will begin deploying instead to the Asia-Pacific in the next few years to support Marine
operations, including those from Darwin, Australia. Additionally, the new JHSV and LCS
are also better suited to the needs of our partners in Africa and South America.
Third, we will field more ships that spend the majority of their time forward by using
rotating civilian or military crews. These include the JHSV, LCS, and our new Mobile
Landing Platforms and Afloat Forward Staging Bases (AFSB).
In addition to more ship presence in the Asia-Pacific, we will increase our deployments of
aircraft there and expand cooperative air surveillance operations with regional partners.
Today we fly cooperative missions from Australia, the Philippines, and Thailand, where we
build our shared awareness of activities on the sea by either bringing partner personnel on
board or sharing the surveillance information with them. We may expand these operations in
the future to new partners concerned about threats from piracy, trafficking, and fisheries
violations. To expand our surveillance capacity, the Navy version of the MQ-4 Global Hawk
unmanned air vehicle will operate from Guam when it enters the fleet in the middle of this
decade.


Basing more ships and aircraft in the region





To support our increased presence in the Asia-Pacific, we will grow the fraction of ships and
aircraft based on the U.S. West Coast and in the Pacific from today’s 55 percent to 60
percent by 2020. This distribution will allow us to continue to meet the needs of Europe,
South America, and West Africa while more efficiently providing additional presence and
capacity in the Asia-Pacific.
Each ship that operates from an overseas port provides full-time presence and engagement in
the region and delivers more options for Combatant Commanders and political leaders. It
also frees up ships that would otherwise be needed to support a rotational deployment.
Today, we have about two dozen ships home-ported in Guam and Japan. In 2013, with the
USS Freedom, we will begin operating Littoral Combat Ships from Singapore, eventually
growing to four ships by 2017. The LCS will conduct maritime security operations with
partner navies throughout Southeast Asia and instead of rotationally deploying to the region,
the ships will stay overseas and their crews will rotate in from the United States, increasing
the presence delivered by each ship.
Fielding new capabilities focused on Asia-Pacific challenges
We will also bolster the capabilities we send to the Asia-Pacific. Using the approach
described in the Air-Sea Battle concept and in concert with the U.S. Air Force, we will
sustain our ability to project power in the face of access challenges such as cruise and
ballistic missiles, submarines, and sophisticated anti-air weapons. Air-Sea Battle’s operations
to disrupt, destroy, and defeat anti-access threats will be essential to maintain the credibility
of our security commitments and ability to deter aggression around the world. Our improved
capabilities will span the undersea, surface, and air environments.
Undersea
The Navy’s dominance in the undersea domain provides the United States a significant
advantage over potential adversaries. Our undersea capabilities enable strike and anti-surface
warfare in otherwise denied areas and exploit the relative lack of capability of our potential
adversaries at anti-submarine warfare. We will sustain our undersea advantage in part
through continued improvements in our own anti-submarine warfare capability, such as
replacing the 1960s-era P-3 Orion maritime patrol aircraft with the longer range and greatly
improved sensors of the P-8A Poseidon.
We will also field improved platforms and systems that exploit the undersea domain for
power projection and surveillance. In the coming years, newer, multi-mission Virginia-class
submarines with dramatically improved sensors and combat systems will continue to replace
aging Los Angeles-class submarines. With their conversion from Cold War-era ballistic
missile submarines, our four Ohio-class guided missile submarines (SSGN) are now our
most significant power projection platforms. During Operation Unified Protector, USS
Florida launched over 100 Tomahawk missiles at Libyan air defenses to help establish a “nofly”
zone. When she and her counterparts retire in the mid 2020s, the Virginia-class
submarine “payload module” will replace their striking capacity with the ability to carry up
to 40 precision-strike cruise missiles, unmanned vehicles, or a mix of other payloads.
Improved sensors and new unmanned systems allow us to augment the reach and persistence
of manned submarines, and are essential to our continued domination of the undersea
environment. These unmanned vehicles will enhance the persistence of undersea sensing,
and expand its reach into confined and shallow waters that are currently inaccessible to other
systems. This will enable detection of threats, for example, to undersea infrastructure.


Surface
But undersea forces have limited effectiveness at visible, day-to-day missions such as
security cooperation, humanitarian assistance, missile defense, and freedom of navigation.
Surface ships will continue to conduct these operations and show our presence in the Asia-
Pacific. Our surface fleet and embarked personnel will continue to be the most versatile
element of the naval force, building partner capacity and improving security in peacetime
and transitioning to sea control and power projection in conflict. Their credibility and their
ability to execute these missions depends on their ability to defeat improving threats,
especially anti-ship cruise missiles (ASCM) and anti-ship ballistic missiles (ASBM).
We will defeat ASCMs at long range using an integrated fire control system that combines
the proven Aegis weapon system and upgraded airborne early warning aircraft with new
long-range anti-air missiles on cruisers and destroyers. To defeat ASCMs at short range, the
Navy is upgrading point-defense missiles and electronic warfare systems to destroy
incoming missiles or cause them to miss by deceiving and jamming their seekers.
Navy forces will defeat ASBMs by countering each link in the operational chain of events
required for an adversary to find, target, launch, and complete an attack on a ship with a
ballistic missile. The Navy is fielding new systems that jam, decoy, or confuse the wide-area
surveillance systems needed to find and target ships at long range. To shoot down an ASBM
once launched, the fleet will employ the Aegis ballistic missile defense system and SM-3
missile. And, to prevent an ASBM from completing an attack, the Navy is fielding new
missiles and electronic warfare systems over the next several years that will destroy, jam, or
decoy the ASBM warhead as it approaches the ship.
To improve the ability of surface forces to project power, we will field new long-range
surface-to-surface missiles aboard cruisers and destroyers in the next decade and improve
our ability to send troops ashore as new San Antonio-class amphibious ships replace their
smaller and less-capable 30-year-old predecessors over the next two years.
Air
The Navy and Air Force will improve their integrated ability to defeat air threats and project
power in the face of improving surveillance and air defense systems. This evolution involves
the blending of new and existing technology and the complementary use of electronic
warfare, stealth, and improved, longer-range munitions. The carrier air wing in Japan
recently finished upgrading to F/A-18 E/F Super Hornet strike fighters with improved
jamming and sensor systems and the new E/A-18G Growler electronic attack aircraft. This
air wing will also be the first to incorporate the F-35C Lightning II, which will enable new
operational concepts that combine the F-35C’s stealth and sensor capability with the payload
capacity of the F/A-18 E/F to project power against the most capable air defense systems.
Developing partnerships and intellectual capital
Perhaps most importantly, rebalancing the Navy’s emphasis toward the Asia-Pacific region
includes efforts to expand and mature our partnerships and establish greater intellectual focus
on Asia-Pacific security challenges.
First, we are increasing the depth and breadth of our alliances and partnerships in the Asia-
Pacific. Our relationships in the region are the reason for our engagement there and are the
foundation of our rebalanced national security efforts. Our connection with Asia-Pacific
allies starts at the top. Our naval headquarters and command facilities are integrated with
those of Japan and South Korea and we are increasing the integration of our operating forces
by regularly conducting combined missions in areas including anti-submarine warfare and
ballistic missile defense. We are also establishing over the next year a headquarters in
Singapore for our ships that will operate there.
We build our relationships with operational experience. The Navy conducts more than 170
exercises and 600 training events there every year with more than 20 allies and partners—
and the number of events and partners continues to grow. Our 2012 Rim of the Pacific
Exercise, or “RIMPAC,” was the world’s largest international maritime exercise, involving
more than 40 ships and submarines, 200 aircraft, and more than 25,000 sailors from two
dozen Asia-Pacific countries. This year RIMPAC included several new partners, such as
Russia and India. It also incorporated naval officers from Canada, Australia, and Chile as
leaders of exercise task forces. Like our other exercises, RIMPAC practices a range of
operations, building partner capacity in missions such as maritime security and humanitarian
assistance while enhancing interoperability with allies in sophisticated missions such as antisubmarine
and surface warfare and missile defense.
Second, we are refocusing attention on the Asia-Pacific in developing and deploying our
intellectual talent. The Naval War College is the nation’s premier academic center on the
region and continues to grow its programs on Asian security, while the Naval Postgraduate
School expanded its programs devoted to developing political and technical expertise
relevant to the Asia-Pacific. We continue to carefully screen and send our most talented
people to operate and command ships and squadrons in the Asia-Pacific.
Third, as described above, the Navy is sharpening its focus on military capabilities needed in
the Asia-Pacific. Most important is the ability to assure access, given the distances involved
in the region and our treaty alliances there. Having a credible ability to maintain operational
access is critical to our security commitments in the region and the diplomatic and economic
relationships those commitments underpin. We are developing the doctrine, training and
know-how to defeat access threats such as submarines and cruise and ballistic missiles
through our Air-Sea Battle concept. With Air-Sea Battle, we are pulling together the
intellectual effort in needed areas, including intelligence and surveillance, cyber operations,
anti-submarine warfare, ballistic missile defense, air defense, and electronic warfare. The
Air-Sea Battle Office leads this effort with more than a dozen personnel representing each
military service.
Our credibility in these missions rests on the proficiency our forces deployed every day in
the Asia-Pacific. We increased our live-fire training in air defense and in surface and antisubmarine
warfare by more than 50 percent, and expanded the number and sophistication of
training events we conduct in theater with our partners and allies. For example, in RIMPAC
2012, U.S. allies and partners shot 26 torpedoes and more than 50 missiles from aircraft and
ships against a range of targets and decommissioned ships.
A Global Fleet
Even as we rebalance to the Asia-Pacific, the Navy will remain engaged around the world.
We will maintain our presence to deter and respond to aggression in support of our partners
in the Middle East. In Europe we will build our alliance relationships. Our basing of ballistic
missile defense destroyers to Spain is part of this effort, as an element of the overall
European Phased Adaptive Approach. The home-porting of U.S. ships in Europe will yield
greater opportunities for integration with European forces as well.
In South America and Africa we will shift, as the Defense Strategic Guidance directs, to
“innovative, low-cost approaches,” including JHSV, AFSB, and LCS. In contrast to our
approach today, which is to send the destroyers and amphibious ships we have when
available, these new ships will be better suited to operations in these regions and will be
available full-time thanks to their rotational crews.


The Asia-Pacific will become increasingly important to our national prosperity and security.
It is home to the world’s largest and most dynamic economies, growing reserves of natural
resources, and emerging security concerns. Naval forces, with their mobility and relevance in
peacetime and conflict, are uniquely poised to address these challenges and opportunities and
sustain our leadership in the region. With our focus on partnerships and innovative
approaches, including new ships, forward homeporting, and rotational crewing, the Navy can
rebalance toward the Asia-Pacific while being judicious with the nation’s resources. We will
grow our fleet in the Asia-Pacific, rebalance our basing, improve our capabilities, and focus
intellectually on the region. This will sustain our credibility to deter aggression, preserve
freedom of maritime access, and protect the economic livelihood of America and our
friends.
FUENTE:
EXTRACTO DEL SIGUIENTE DOCUMENTO:


China Naval Modernization: Implications for
U.S. Navy Capabilities—Background and
Issues for Congress

Contenido patrocinado

Re: Una guerra “en teoría” contra China

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:45 pm


    Fecha y hora actual: 6/12/2016, 3:45 pm