Este es un foro dedicado a las Fuerzas Armadas Mexicanas así como de los diferentes Cuerpos de Policía y demás entes que se dedican a la Seguridad interna de México.


Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Comparte

Ulises Gutierrez
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 734

Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Ulises Gutierrez el 16/7/2012, 1:07 pm

Creo que este bien hacer notar los gastos en estos rubos, pero dar a conocer los documentos donde se especifican los equipos y su software que se utilizan para este cometido no me agrado mucho.

Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje
Sin licitación de por medio, entre marzo de 2011 y marzo de 2012, la Sedena ejerció cinco contratos para la compra de equipos de intervención de comunicaciones de teléfonos celulares (llamadas, mensajes de texto, fotografías) e intervención de computadoras.
(Foto: Iván Stephens/ Cuartoscuro) Redacción ANJulio 16, 2012 10:14 am


Comparte Share on emailE-mail
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastó en el último año alrededor de 5 mil millones de pesos en equipo especial para intervenir comunicaciones y mensajes de teléfonos celulares.

Así lo revelan cinco contratos firmados por la Sedena con la empresa Security Tracking Devices, SA de CV, entre el 25 de marzo de 2011 y el 29 de marzo de 2012, que obtuvo el sitio Aristegui Noticias.

Los equipos permiten la intervención de conversaciones de teléfonos móviles, y el acceso y extracción de mensajería instantánea (SMS), correos electrónicos, así como listas de contactos y fotografías.

Entre los aparatos de alta tecnología también se encuentran herramientas para activar de manera remota la cámara fotográfica y el micrófono del teléfono movil.

Todos los contratos fueron tramitados sin licitación y aprobados por asignación directa a la empresa Security Tracking Devices, SA de CV con oficinas en la ciudad de México y en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

El responsable de autorizar la compra de los equipos es el general (Diplomado de Estado Mayor ) Augusto Moisés García Ochoa, director general de Administración de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El equipo fue entregado a la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa Nacional, encargada de las labores de inteligencia en la Sedena.

Los contratos

El primer contrato data del 25 de marzo de 2011, por 249 millones, 999 mil 999 ejercidos para la adquisición de equipos y aparatos de comunicaciones y telecomunicaciones.

Segundo contrato: 1 de abril 2011, se firmó el segundo contrato por 200 millones de pesos destinados a la compra de un sistema de designadores electromagméticos de señales satelitales de telefonía celular.

Tercer contrato: 27 de julio 2011 por un monto de 1,160 millones de pesos para la compra de un sistema procesador electromagnético.

En los detalles del contrato se destaca la adquisición de un “software capaz de realizar la extracción de mensajes de texto y multimedia, listas de contactos, registros de agenda, monitoreo de e-mail, intercepción de voz, intervención de audio ambiental, monitoreo de sala vía activación del micrófono, captura de imágenes”, entre otras funciones.

Cuarto contrato: firmado el 8 de noviembre de 2011 por $1,068 millones, 499 mil 499 para la adquisición de “ocho estaciones remotas móviles de radio comunicación y sistemas de inteligencia”.

Quinto contrato: firmado el 29 de marzo de 2012 por $2 mil millones de pesos. Destinados a la compra de equipos para la segunda y tercera fase del sistema de inteligencia regional para incrementar las capacidades de las S2 (INTL) E.M.D.N.

http://aristeguinoticias.com/gobierno-federal-via-sedena-compro-5-mil-mdp-en-equipo-para-espionaje/?utm_source=twitter.com&utm_medium=tweet&utm_campaign=mexico


Xicoténcatl
Sargento Segundo 2/o
Sargento Segundo 2/o

Mensajes : 379
Masculino
Edad : 27

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Xicoténcatl el 16/7/2012, 1:15 pm

La Sedena compró equipo que usa para “espionaje político”; pagó a “empresa fantasma” 5 mil millones

El equipo, se señala, es capaz de intervenir teléfonos móviles para escuchar las conversaciones, extraer de ellos los mensajes de texto, correos, contactos, fotografías e incluso operar las cámaras de manera remota y activar el micrófono para poder escuchar las voces de las personas que estén cerca del teléfono

El periódico El Universal dice este día en su edición impresa que en un año, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “compró equipo de espionaje e inteligencia con un valor de 5 mil millones de pesos” sin llevar a cabo licitación alguna –por asignación directa– a una empresa que manifiesta en cinco contratos dos direcciones: una en el Distrito Federal y otra en Guadalajara; la segunda corresponde a una zona habitacional semi abandonada.

El diario cita “fuentes militares que aseguran que una parte de los equipos están a disposición de un grupo de altos mandos del Ejército mexicano, encabezados por el general Augusto Moisés García Ochoa, director general de administración de la Sedena”.

“De acuerdo con la información recabada –agrega el periódico–, este grupo de funcionarios militares utilizan esta tecnología para ejecutar diversas tareas, entre ellas la del espionaje político. Otra parte del equipo adquirido es operado directamente por el área de la Sedena encargada de las labores de inteligencia, que es la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa Nacional”.

El Universal aclara que posee cinco contratos de la Sedena clasificados como confidenciales y que dan cuenta que la Defensa gastó en el último año esos casi 5 mil millones de pesos en equipo de comunicación e inteligencia.

“En tres de estos acuerdos se dice que el equipo es para la ‘atención de la Dirección General de Transmisiones’, y en otros dos, se detalla que el equipamiento será operado por la Sección Segunda (la de inteligencia)”.

El equipo, señala, es capaz de intervenir teléfonos móviles para escuchar las conversaciones de sus usuarios, espiar su mensajería instantánea, y extraer de ellos los mensajes de texto, correos electrónicos, listas de contactos, fotografías e incluso operar las cámaras de manera remota y activar el micrófono para poder escuchar las voces de las personas que estén cerca del teléfono.

“Otros de los equipos comprados por la Defensa también permite la obtención de imágenes a través de las paredes”. “Todos los contratos están firmados por el general Augusto Moisés García Ochoa y contienen una cláusula de confidencialidad que obliga al proveedor a ‘guardar en secreto todos los datos y condiciones’ del contrato y le prohíbe ‘divulgar o publicar los términos y condiciones’ del mismo”, expresa el diario en este reportaje firmado por la redacción.

“La empresa Security Tracking Devices, S.A de C.V, beneficiada con la adjudicación de los contratos de la Sedena, tiene su sede en Jalisco y otras oficinas en el Distrito Federal, aunque una de las direcciones corresponde a una zona habitacional, sin indicios de la existencia de la compañía”, dice El Universal.

Reporteros del diario acudieron al fraccionamiento Villa de la Hacienda, cerca del aeropuerto, en el valle de Tlajomulco y próximo al municipio de Tlaquepaque, donde presuntamente se ubica la compañía que dota de equipo sofisticado a la Sedena.

“Aunque no hay señales de la presencia de una empresa de este tipo, pues la unidad está integrada por pequeñas casas de interés social de apenas 50 metros cuadrados y de una sola planta; la vigilancia es nula, ya que las casetas de seguridad tanto al ingreso general del fraccionamiento, como a los pequeños cotos, están abandonadas y son usadas como sanitarios”, dice.

El Universal señala que las viviendas están descuidadas, muchas están a la venta y el mobiliario urbano está destruido por ello es difícil encontrar nomenclatura.

“Mientras que en el DF, en Polanco, se ubicó otra de las direcciones, en un edificio de tres pisos que cuenta con cuatro entradas; tres de ellas son amplias, y una más para el personal. Aunque no cuenta con cámaras de seguridad, la fachada tiene una caseta de vigilancia donde se distingue a una persona en su interior, y un policía bancario que cuida los alrededores. Ninguno de los vecinos o empleados dio referencias de la empresa”, agrega.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/16-07-2012/299219.
http://www.vanguardia.com.mx/lasedenacomproequipoqueusaparaespionajepolitico;pagoaempresafantasma5milmillones-1331683.html

Ejército mexicano gastó en un año USD 372 M en equipos de espionaje (prensa)

16 de julio de 2012 • 11:45
La secretaría de la Defensa de México (Sedena) compró en un sólo año a una misma empresa equipos de espionaje e inteligencia por un valor de 372 millones de dólares, según reveló el diario El Universal en su edición impresa de este lunes.

Los equipos, según apartes de uno de los contratos publicado por el diario, son capaces de intervenir teléfonos móviles, espiar mensajería instantánea y correos electrónicos, e incluso operar la cámara del teléfono de manera remota y activar su micrófono para escuchar las voces de personas que estén cerca.

"De marzo de 2011 a marzo de 2012, la Sedena pagó por adjudicación directa a una sola compañía, Security Tracking Devices con sede en Jalisco (oeste), casi 5.000 millones de pesos (372 millones de dólares) para la adquisición de los equipos", señaló El Universal.

La AFP buscó este lunes una reacción de la Secretaría de la Defensa al informe periodístico sin obtener respuesta de la dependencia.

De acuerdo con fuentes cercanas al Ejército, citadas pero no identificadas por el rotativo, "funcionarios militares utilizan esta tecnología para ejecutar diversas tareas, entre ellas la del espionaje político".

La legislación mexicana permite intervenir comunicaciones sólo con la autorización del Poder Judicial.

Los reportes del diario dijeron además que sus periodistas trataron de ubicar las sedes de la empresa contratista, pero al menos una de ellas corresponde a un barrio residencial con casas de apenas 50 metros cuadrados.

México gasta cada año casi 5.000 millones de dólares en el presupuesto del ejército y la marina de guerra, las dos fuerzas militares que desde diciembre de 2006 el gobierno involucró directamente en la ofensiva contra los carteles de la droga.
http://noticias.terra.com.mx/mexico/politica/ejercito-mexicano-gasto-en-un-ano-usd-372-m-en-equipos-de-espionaje-prensa,1e8b6a382a098310VgnVCM10000098cceb0aRCRD.html

La Sedena gastó 5 mil mdp en equipo de espionaje

La Redacción
16 de julio de 2012 · Sin comentarios
Destacado
MÉXICO, D.F., (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) gastó cinco mil millones de pesos en la compra de equipo para espionaje.

Todos los contratos firmados por la Sedena fueron mediante asignación directa, sin licitación.

El noticiario matutino de MVS Noticias, conducido por Carmen Aristegui, dio a conocer esta mañana que el equipo comprado por la Sedena sirve para intervenir correos electrónicos, mensajes de teléfono celular y espionaje para imágenes.

Los contratos fueron obtenidos por la empresa Security Tracking Devices, SA de CV con oficinas en la ciudad de México y en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

El primer contrato fue firmado el 25 de marzo de 2011, por 249 millones, 999 mil 999 pesos; el segundo, 1 de abril 2011, 200 millones de pesos; tercero, 27 de julio 2011, mil 160 millones de pesos; cuarto, mil 68 millones, 499 mil pesos, quinto, 29 de marzo de 2012 por $2 mil millones de pesos.
http://www.proceso.com.mx/?p=314233

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9942
Masculino
Edad : 58

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Rogersukoi27 el 16/7/2012, 2:06 pm



Y a falta de SIEDO, pues cada quien creo su propia agencia de inteligencia!!! que chulada!!!

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:17 pm

puros golpes de escandalo.

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:18 pm

Rogersukoi27 escribió:

Y a falta de SIEDO, pues cada quien creo su propia agencia de inteligencia!!! que chulada!!!

no es siedo, es a falta de CISEN ya que los gobiernos del 2000 a 2012 se dedicar a desarticular los sistems de inteligencia del estado mexicano.


GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:20 pm

> SFP y ASF auditan 12 contratos en Sedena > Nueve son compras del área de inteligencia > El gasto asciende a 600 millones de dólares


MIGUEL BADILLO



lunes, 02 de julio de 2012

Entre las instituciones públicas que más han padecido las decisiones erráticas y los abusos de Felipe Calderón y su gabinete, destacan las fuerzas armadas y los órganos responsables de la seguridad nacional. De las primeras, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina han enfrentado duras críticas por su participación en la lucha contra el crimen organizado y los errores cometidos al amparo de una labor para la cual no fueron preparados y mucho menos han sido eficientes, pues el negocio del narcotráfico sigue boyante y los cárteles se fortalecen día a día.

La imagen y el prestigio de esas corporaciones militares sigue en deterioro por la flagrante violación a los derechos humanos; hay una altísima lista de muertos por esta "guerra" fallida; la corrupción ha alcanzado a generales de división por el supuesto involucramiento y protección a cárteles de las drogas; las detenciones de miembros del crimen organizado son exhibidas como si se tratara de jefes de las mafias y sólo son sicarios y mandos inferiores en la estructura de las bandas; también suman miles de desaparecidos, y hay muchas acusaciones dudosas basadas sólo en declaraciones de testigos pagados y protegidos por el gobierno federal.

De los órganos de seguridad nacional y protección de la justicia, destaca el continuo desmantelamiento del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y el involucramiento de sus miembros en espionaje y escuchas ilegales; las pifias constantes de la Procuraduría General de la República (PGR) y la penetración del crimen organizado en toda su estructura; las acusaciones de enriquecimiento en contra de altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública federal y las sospechas de que allí se protege al cártel de Sinaloa o del Pacífico que comanda Joaquín Guzmán Loera, alias "El Chapo".

En medio de esta crisis que como nunca viven las fuerzas armadas, no podemos dejar de mencionar los errores del área de "inteligencia" de la Secretaría de Marina, de donde salió la orden para detener a un supuesto hijo de "El Chapo" Guzmán y que terminó, para que el gobierno panista cerrara con broche de oro un sexenio fallido, en el mayor ridículo que se recuerde de esa dependencia y que ha marcado las pifias constantes de las fuerzas armadas en la lucha contra el crimen organizado.

El problema de esta detención equivocada de la Secretaría de Marina, es que se trata de uno de los dos órganos más importante del país que, junto con la Secretaría de la Defensa Nacional, son garantes de la seguridad nacional, y haberlos involucrado en la guerra contra el narcotráfico y convertirlos en agencias del Ministerio Público Federal o en cuerpos policiales de investigación y persecución de delincuentes, sólo vulnera su estructura y desacredita a las dos instituciones del gobierno federal que aún cuentan con algo de credibilidad.

A lo anterior hay que sumar la pugna al interior de ambas secretarías por el control de las fuerzas armadas. Mientras todos los mexicanos estábamos atentos al proceso electoral donde este domingo se designó a quien será el próximo presidente de la República, en Defensa y Marina hay una verdadera "guerra" interna para alcanzar la titularidad en las dos secretarías, y esto incluye las detenciones y los arraigos de generales de tres estrellas acusados de narcotráfico por testigos pagados por la PGR.

Otro echo más reciente que involucra y golpea, una vez más, a la Secretaría de la Defensa Nacional, es una investigación ordenada por altos mandos de esa dependencia para que la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) auditen 12 contratos celebrados por el Ejército con empresas privadas, nueve de ellos relacionados con áreas y actividades de inteligencia militar, por lo que son sumamente sensibles y confidenciales no sólo por el elevado monto que involucran, unos 600 millones de dólares, sino porque las compras y adquisiciones de las fuerzas armadas están clasificadas como un asunto de seguridad nacional y su información es considerada como reservada.

De acuerdo con fuentes de la SFP, fue tan intensa la auditoría a dichos contratos equivalentes a 8 mil 5 millones de pesos, que el secretario Rafael Morgan Ríos ordenó la intervención de dos subsecretarios en las indagaciones: la subsecretaria de Control y Auditoría de la Gestión Pública, María Guadalupe Yan Rubio, y el subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, Max Kaiser Aranda.

Según esa dependencia, después de varias semanas de revisar los expedientes, los auditores no encontraron irregularidades en la asignación de los contratos ni tampoco malos manejos o desvío de recursos públicos, por lo que ambos funcionarios recomendaron enviar al archivo los 12 expedientes, correspondientes a igual número de contratos.

Consultados al respecto, fuentes de la ASF señalaron que ellos aún no terminan su revisión; sin embargo, reconocieron que después de varios días no han encontrado nada significativo que dé marcha atrás o ponga en duda el manejo de recursos en la Secretaría de la Defensa Nacional. Por ejemplo, uno de los contratos correspondió a la adquisición de equipo muy sofisticado para la intercepción de comunicaciones telefónicas, a razón de 2 mil dólares por cada equipo (28 mil pesos por cada aparato), para la lucha en contra de bandas criminales relacionadas con el tráfico de drogas.

La ASF informó que la relevancia de este caso fue tal, que el mismo auditor Juan Manuel Portal Martínez se trasladó personalmente a la Secretaría de la Defensa Nacional para revisar a detalle, en el área de Inteligencia, todo lo relacionado con la asignación de dichos contratos, en donde se le dio acceso, por primera vez, a una institución de las fuerzas armadas y encargada de la seguridad nacional del país.

Pocas son las ocasiones que se conoce este tipo de auditorías al principal órgano responsable de salvaguardar la seguridad del Estado Mexicano. Por eso es importante transparentar los resultados de esta exhaustiva revisión que se hizo a los contratos que llevan a cabo las fuerzas armadas y que en gobiernos anteriores se mantenían en una total secrecía e impunidad, lo que permitía el desvío de recursos públicos, el soborno y el cobro de comisiones.

LAS CUENTAS Y LOS MIEDOS DE FOX

¿A qué o a quién le teme Fox? El ex presidente se convirtió de la noche a la mañana en promotor del candidato del PRI en sus aspiraciones por la Presidencia de la República y así traicionó, una vez más, a su partido Acción Nacional y a la primera candidata panista. Pero a este vaquero citadino distraído lo que menos le interesa es la política, así lo demostró durante seis años en perjuicio del país, y lo que realmente le preocupaba es que el candidato de las izquierdas asuma la Presidencia, pues está convencido de que sería investigado por las corruptelas cometidas en la remodelación de Los Pinos, por los negocios que hicieron sus hijastros y su esposa, y todas las irregularidades que durante su gestión se hicieron por parte de su equipo.

En un trabajo de la reportera Nancy Flores recuerda en Contralínea que Vicente Fox tiene los días contados como militante del PAN, de donde será expulsado, aunque sus correligionarios que ahora lo tachan de "desleal", "rancio" y "miserable", son los mismos que hace 12 años lo llevaron al máximo cargo de representación popular en México, y que desde 2007 lo han mantenido al margen de la ley.

Se recuerda en la portada de ese semanario los excesos de Fox, aún sin castigar, como la remodelación de Los Pinos a favor de un amigo, los lujos de Marta Sahagún con cargo al erario, los negocios de los hijos de la otrora "pareja presidencial". El objetivo del ex mandatario panista es cerrar en definitiva esos expedientes.

Las cuentas pendientes del ex presidente Vicente Fox Quesada lo llevaron a traicionar lo que se ha considerado su máximo y quizá único logro: "sacar al Partido Revolucionario Institucional de Los Pinos". A cambio del apoyo público que ha dado al PRI, y de resultarle la negociación, tendría garantizado el cierre definitivo de los expedientes que lo involucran a él, a su esposa y a sus hijastros en hechos de supuesta corrupción.

Lejos de importarle las amenazas de sus correligionarios sobre su inminente expulsión del Partido Acción Nacional (PAN), el ex presidente se concentra en la negociación con los priístas. Con ésta también busca anular la reapertura de la indagatoria sobre su ilegal intervencionismo —como en su momento lo calificó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación— en las elecciones presidenciales de 2006.

Entre los asuntos que aún le preocupan, destacan las irregularidades cometidas durante los trabajos de remodelación en la residencia oficial de Los Pinos, que asignó de manera directa a su amigo Humberto Artigas del Olmo y que fueron documentadas por la Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo (ahora Función Pública); los lujos de su esposa Marta Sahagún, con cargo al erario; y las "gestorías" de sus hijastros a favor de contratistas privados que tienen negocios en Pemex y que derivaron en negocios multimillonarios y en desfalcos al erario. Estos últimos, actualmente investigados por autoridades de Estados Unidos.

REMODELACIÓN DE LAS CABAÑAS

En el recuento que hace Flores explica que la historia de las irregularidades en los trabajos de remodelación de las cabañas 1 y 2 y la residencia Miguel Alemán, de la residencia oficial de Los Pinos, inició antes de que Vicente Fox asumiera formalmente el máximo cargo de representación popular en México, cuando el aún panista se encontró ante la necesidad de rediseñar el espacio que habitaría durante el sexenio.

Hasta el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León, la remodelación de la residencia oficial era tratada como un asunto de seguridad nacional y quedaba en manos del Estado Mayor Presidencial, pues la estructura del espacio determina el nivel de seguridad del mandatario y su familia. Sin embargo, con el ex ejecutivo de Coca Cola las cosas cambiaron.

Como si se tratara de un asunto privado, Fox Quesada invitó de manera directa a las empresas Humberto Artigas y Asociados, SC, y MYO, SA de CV, propiedad de sus amigos, como consta en la auditoría 2015 realizada por la Secretaría de Contraloría y Desarrollo Administrativo.

Documentos de la Contraloría Interna en la Presidencia de la República en poder de esta columna, descubren que para el 12 de diciembre de 2000 el entonces asesor del presidente, Carlos Rojas Magnon, ya se encargaba de gestionar las autorizaciones tanto en el Comité de Obras Públicas –que él mismo presidía– como con el Estado Mayor Presidencial. Al primero le solicitó contratar sin licitación al despacho de Artigas del Olmo, por un importe de 6 millones 636 mil 500 pesos. Con el paso del tiempo, el monto aumentó hasta llegar a más de 60 millones de pesos.

Cuatro meses después, los militares encargados de la seguridad del presidente avalaron que los particulares realizaran el rediseño de los inmuebles, según se desprende del oficio 8485, emitido por el Estado Mayor el 9 de abril de 2001.

En el documento, signado por el coronel David Gerardo Cortés Canela, se lee: "por instrucciones del general de brigada jefe del Estado Mayor Presidencial y en relación a las obras de remodelación de la casa anexa y las obras exteriores de la residencia oficial de Los Pinos, por motivos de seguridad, el acceso a esas oficinas debe ser restringido y únicamente será autorizado por el personal de seguridad designado por el Estado Mayor Presidencial; por lo anterior se solicita autorización para llevar a cabo la contratación de los trabajos referidos con la empresa Humberto Artigas y Asociados, en virtud de que después de haber realizado la evaluación correspondiente se considera que la citada compañía cumple con las especificaciones y los parámetros de seguridad y confiabilidad para efectuar las obras citadas".

Tres meses después, la Dirección General de Auditoría Gubernamental inició una investigación sobre los posibles actos de corrupción e irregularidades administrativas respecto de los trabajos ordenados por el entonces presidente Vicente Fox. La primera anomalía detectada fue la asignación directa del contrato.

Al ser requeridos por la Secretaría de Contraloría, Mario Barjau Graniel, apoderado legal de Humberto Artigas y Asociados, y Rosalía Morales Arámbula, representante de MYO, declararon a los auditores Tomás Limón Lepe y Luis Ernesto Castillo Guzmán que en diciembre de 2000 Fox Quesada los invitó personalmente a convertirse en proveedores y contratistas de obra de la Presidencia.

Al finalizar la revisión, la Contraloría Interna señaló haber descubierto contubernio entre los particulares y los servidores públicos, que implicó daños patrimoniales al erario por unos 45 millones de pesos. También, los delitos de desvío de recursos públicos, subcontrataciones, sobreprecios, pago de anticipos injustificados, omisiones, negligencias y violaciones a normas, reglamentos y a las leyes de Obras Públicas y de Responsabilidades de los Servidores Públicos. Estas corruptelas es lo que Fox quiere seguir ocultando y es Andrés Manuel López Obrador a quien le tiene miedo el ex mandatario.

oficiodepapel@yahoo.com.mx

http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/notas/2012/7/2/auditan-contratos-sedena-nueve-compras-area-inteligencia-gasto-asciende-millones-dolares-302737.asp

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9942
Masculino
Edad : 58

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Rogersukoi27 el 16/7/2012, 2:27 pm

GREYHOUND escribió:
Rogersukoi27 escribió:

Y a falta de SIEDO, pues cada quien creo su propia agencia de inteligencia!!! que chulada!!!

no es siedo, es a falta de CISEN ya que los gobiernos del 2000 a 2012 se dedicar a desarticular los sistems de inteligencia del estado mexicano.


Eso quise decir mi estimado grey,CISEN! mil gracias. Lo que no logro entender es porque la desarticulacion, se asume como la funcion mas importante de Gobernacion entre otras! La seguridad nacional, fue muy cacaraqueada, y participaron un bola de zanganos en las fotos y las noticias, mas, ya desaparecio en difinitiva? scratch

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:33 pm

mira con temos de equivocarme, pero el cisen, cendro, pfp, dependian de una subdireccion de gobernacion donde estaban integradas directamente reportando a una sola cabeza, bueno dos (el subsecretario respectivo y el secretario de segob.) pero con afan de hacer algo totalmente diferente por parte de los gobiernos del cambio (hay que recordar que los sistemas de inteligencia y seguridad de la epoca priista que tanto reniegan eran mil veces mas funcionales y efectivos que los de los gobiernos del cambio) y es el ambito de la seguridad nacional, no hay que dar tantas explicaciones como a la gente azul le gusta dar, solamente se hace y punto.

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:38 pm

un articulo viejo sobre el cisen, pero igual de ilustrativo.

Tres razones para temerle al Cisen
por Mauricio González Lara



Quizá el Cisen no sea tan glamuroso como la CIA o el Mossad, pero les podemos asegurar que, en la práctica, puede ser igual de ojete.

Desde su creación, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) ha sido objeto de las más paranoicas “teorías de la conspiración”. La mayoría son falsas; no obstante, hemos encontrado por lo menos tres buenas razones para temerle a “la CIA mexicana”

1) Lo que menos le interesa es la seguridad del Estado

De acuerdo con sus documentos oficiales, el Cisen es un órgano civil y desconcentrado dependiente de la Secretaría de Gobernación cuya razón de ser es generar inteligencia en materia de seguridad nacional. Su misión es manejar un sistema de análisis estratégico, táctico y operativo que genere información privilegiada para la toma de decisiones, que alerte sobre amenazas y riesgos internos y externos a la seguridad nacional, y que preserve la integridad, estabilidad y permanencia del Estado mexicano, todo, supuestamente, en el marco de un gobierno democrático y de respeto al “estado de derecho”.

Si nos atenemos a las definiciones técnicas de “labores de inteligencia”, se entiende que son todas aquellas acciones legítimas para anticipar y prevenir los riesgos naturales con los que puedan verse involucradas las fuerzas de seguridad en el país. Concretamente, la “inteligencia” es el conocimiento especializado que el Gobierno requiere para tomar las mejores decisiones posibles respecto a fenómenos que imponen un obstáculo al interés del país. El concepto de “amenaza a la seguridad nacional” es amplio y cambiante, pero se delimita en función de un sencillo criterio: la viabilidad de las reglas es instituciones en las que descansa el contrato social. Así, una amenaza puede ser un desastre natural, intrigas de una nación antagónica, actos terroristas, sabotaje, o como ha sucedido en tiempos recientes, grupos criminales cuya omnipresencia ponga en peligro a las estructuras mismas del Estado, como es el caso del narcotráfico.

Bajo estos criterios, los organismos de inteligencia mexicanos nunca han cumplido a cabalidad con el objetivo para el que fueron creados. No por negligencia –de hecho, la inteligencia mexicana dista mucho de estar aquejada por el tercermundismo característico del resto de la burocracia azteca-, sino por una razón de mera conveniencia: el Cisen, así como el resto de los cuerpos de seguridad nacional no militares, responde a las necesidades políticas del presidente y el partido en el poder, y no a los intereses supremos de la nación. Siempre ha sido así. El Cisen fue creado en 1989, en sustitución de la Dirección de Investigación y Seguridad Nacional, que a su vez era el reemplazo de la temible y temida Dirección Federal de Seguridad, la cual operó de 1947 a 1986. La Dirección Federal de Seguridad, moldeada por el ya fallecido Fernando Gutiérrez Barrios, nunca maniobró como un órgano de seguridad, sino como una especie de policía política del binomio PRI/Gobierno: lejos de elaborar escenarios y ejecutar planes disuasivos que garantizaran la supresión permanente de los riesgos a la nación, la Dirección Federal de Seguridad se dedicó a aplastar sistemáticamente a todas las voces disidentes que pusieran en riesgo el sistema de partido hegemónico que gobernó al país durante más de 70 años. El saldo de esa “guerra sucia” fueron decenas de desaparecidos políticos y una nula capacidad de acción frente a los verdaderos enemigos del Estado.



No es casualidad que, una vez desmembrada, varios agentes de la Dirección Federal de Seguridad se dedicaran al secuestro, como se puede comprobar si se revisa el historial de las principales bandas criminales de años recientes. Incapacitado por ley para realizar arrestos, así como despojado de las prerrogativas supralegales con las que sus agentes se manejaban en los tiempos de “Don Fernando”, el Cisen quizá sea menos temible que la difunta Dirección Federal de Seguridad; sin embargo, sí parece compartir su principal defecto: la sumisión de sus funciones a la conveniencia política del gobierno en turno. Va un irónico ejemplo: hace unos meses, Manlio Fabio Beltrones, líder de la bancada priista en el Senado, se quejó públicamente de que el Cisen lo espiaba día y noche, y en específico, solicitó la renuncia de su director Guillermo Valdés Castellanos (muy amigo, por cierto de Felipe Calderón). Según Beltrones, en colaboración con el entonces presidente del PAN, Germán Martínez, el Gobierno utilizaba al Cisen para acusar a candidatos priístas de presuntas relaciones con el crimen organizado. ¿Y la seguridad nacional? Bien, gracias.

2) Es menos ineficiente de lo que pretende.

Hace un par de años, tras los bombazos en instalaciones de Pemex, cuya autoría reivindicó el Ejército Popular Revolucionario (EPR), la administración de Felipe Calderón difundió que el Cisen estaba desmantelado, y que sus recursos eran casi nulos. Según el ejecutivo, nuestros espías, si es que se les podía llamar así, eran prácticamente de juguete. El dinero, empero, muestra otra realidad: durante la presente administración, el Cisen ha recibido aumentos presupuestales sin precedente. De 665 millones de pesos ejercidos al inicio del gobierno de Vicente Fox, hace 9 años, se ha pasado a 2, 439 millones de pesos asignados en este 2009. ¿Cuál desmantelamiento? Sergio Aguayo, autor de La Charola: una historia de los servicios de inteligencia en México, ha elaborado una interesante hipótesis de trabajo. Palabras más, palabras menos, Aguayo sostiene que hay cuatro grandes sistemas de inteligencia en México: dos privados -el del Sindicato Nacional de Maestros de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el de la iglesia- y dos federales, el del ejercito y el Cisen. La CIA, supone, cuenta también con uno en sus consulados. Cuando asumió la presidencia en el 2000, Vicente Fox ordenó la reducción de atribuciones del Cisen, en aras de reordenar el esquema de seguridad.

Antes de su muerte en un accidente automovilístico, Adolfo Aguilar Zínser, ex Consejero de Seguridad Nacional de Fox, le comentó a Aguayo que la orden no había sido ejecutada tal y como se había difundido: por el contrario, el sistema de información del Cisen se había desagregado de tal forma en que, si una persona ajena a los intereses de la agencia solicitaba el expediente de un personaje, sólo aparecían datos inocuos; en cambio, si un funcionario del círculo interno requería el mismo expediente, el sistema se agrupaba y se producía información detallada y pormenorizada de todas sus actividades. Según Zínser, el Cisen nunca se desmanteló, simplemente se reinventó para alejarse del radar de la opinión pública.



3) ¡Cuenta con su propia escuela para espías!

Aquellos obsesionados con jugar al agente secreto en el surrealista tablero político mexicano ya cuentan con una razón para salir a celebrar a las calles: no hay necesidad de viajar a Estados Unidos o Israel, ¡México ya tiene su propia escuela para espías! Hace unos meses, Fernando Gómez Mont, secretario de Gobernación, anunció la creación de la Escuela de Inteligencia para la Seguridad Nacional (Esisen), dependiente del Cisen. Su objetivo: “la formación de cuadros especializados en las materias de inteligencia civil para la seguridad nacional y cualquier otra necesaria para mantener la permanencia del Estado mexicano.” Lamentablemente, una vez en operación, las convocatorias no estarán destinadas al público en general, sino sólo a las entidades gubernamentales relacionadas con las tareas de seguridad nacional. Nadie dijo que la vida de espía fuera fácil.

**Este texto se publicó en el especial de “conspiraciones” de la revista Deep de este mes de noviembre.

***Más sobre conspiraciones:

Top 5: Teorías de la Conspiración

Entrevista con Julio Patán

http://unperdidoenelsiglo.wordpress.com/tag/cisen/

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:49 pm

un articulo del 2007

Felipe González, senador panista por Aguascalientes, rechaza esa versión

El desmantelamiento del Cisen, por recortes presupuestales, afirma Creel
Cuando fui subsecretario recibí la orden de dejar de seguir a partidos y personas, dice

Andrea Becerril y Jesús Aranda

Ampliar la imagen

Santiago Creel Miranda, presidente de la mesa directiva de la Cámara de Senadores
Foto: Francisco Olvera
La opinión del titular de la Secretaría de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, acerca de que la actual administración federal recibió el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) “desmantelado”, provocó comentarios contradictorios entre el presidente de la Cámara de Senadores, Santiago Creel, y su compañero de bancada Felipe González.

Esto, porque Creel, ex secretario de Gobernación, dijo ayer en entrevista que el desmantelamiento del Cisen durante el sexenio pasado se debió a los recortes presupuestales que impidieron a ese órgano de inteligencia contar con recursos suficientes.

A su vez, el senador panista Felipe González sostuvo que cuando era subsecretario de Gobernación recibió la orden de que el Cisen dejara de seguir a los partidos políticos y a las personas, pero rechazó que haya sido desmantelado.

Secretario de Gobernación durante buena parte del sexenio foxista, Creel insistió en que el problema fue la falta de recursos, ya que durante los primeros cuatro años de la pasada administración “tuvimos que llevar a cabo distintos recortes al presupuesto por la situación económica mundial, que se reflejó particularmente en la economía mexicana.”

Se negó a señalar de quién fue la decisión de disminuir los recursos al Cisen, si suya o de Fox. Hay una corresponsabilidad entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, insistió, y destacó que lo importante es que ahora, después de reconocer la situación en que se encuentra el Cisen, el paso siguiente sea fortalecerlo, canalizándole los recursos que requiera.

Por otra parte, Felipe González atribuyó los problemas en el aparato de inteligencia a que la Ley de Seguridad Nacional está “muy mal hecha”, ya que señala que el titular de Gobernación debe ser secretario ejecutivo del Cisen, cuando éste, por lo general, no puede atender lo que sucede ahí por las ocupaciones que tiene.

Entrevistado al término de su participación en el seminario México: la seguridad nacional en su encrucijada, que concluyó ayer en El Colegio de México, el actual senador se pronunció por la creación de una secretaría de seguridad nacional, con el propósito de que “dejen de estar desperdigadas” las instituciones de inteligencia del país y se castiguen los casos de omisión en que incurran funcionarios gubernamentales que no atiendan la información que genere esa área.

En este contexto, señaló que previamente el Congreso tendrá que “formatear” una Ley de Seguridad Nacional que incluya un sistema moderno de inteligencia “que evite lo que está pasando en el país, que el crimen organizado se mueva como pez en el agua y los desastres (naturales) que puedan venir los podamos prevenir”.

Por su parte, Jorge Tello, ex director del Cisen, dijo que hay una seria crisis de inteligencia y que el fracaso en esa materia es evidente. Al participar en el seminario en El Colegio de México, sostuvo que no hay un sistema como tal que genere confianza. Reconoció que “Estados Unidos no nos daba información, porque no sabíamos qué hacer con ella”. Comentó que el gobierno mexicano tiene el reto de contar con un sistema de inteligencia en el que los principales actores políticos y del gobierno compartan responsabilidades para su mejor funcionamiento.

http://www.jornada.unam.mx/2007/09/27/index.php?section=politica&article=009n1pol

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 16/7/2012, 2:54 pm


La inteligencia perdida, ganancia de la delincuencia
.

DESTRIPACUENTOS

José Antonio Callejo

México perdió un compás muy importante en lo que respecta a su política interior. Fue justo en el 2000, a partir de la llegada

del PAN al poder, cuando se tomó la decisión de prescindir del uso de la herramienta de la inteligencia. Desde entonces, no sabemos quién es quién. La ola delictiva que azota al país no tiene pies ni cabeza, tanto alegórica como literalmente.





El Centro Nacional de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), es un órgano completamente extraviado en el espectro de las instituciones mexicanas. Con sus antecedentes en la Dirección Federal de Seguridad y otras policías políticas, su fama de ser un órgano represor y persecutor de personajes incómodos del sistema, le puso punto y aparte de cualquier discusión por darle un reglamento y hacerla parte de una estrategia de seguridad nacional.

Sergio Aguayo Quezada, periodista e investigador muy avezado en este tema, vino haciendo indagaciones sobre este órgano de investigación, y pudo confirmar lo que todos temíamos. Que los archivos de la DFS, resguardados y preservados en un sótano del Archivo General de la Nación, donde fue antes el centro penitenciario Lecumberri, contenían una gran cantidad de datos sobre ciudadanos desaparecidos durante la llamada “Guerra sucia”, ese periodo que transcurrió desde 1968 y durante la década de los 70 ́s, cuando el gobierno se dio a la tarea de acosar, investigar, perseguir y hasta desaparecer a sus críticos, bajo argumentos fascistoides que hablaron siempre del alto interés de la nación.

Fichas y perfiles de políticos, tanto del sistema como de la oposición, transcripciones de interrogatorios y material fotográfico comprobó el uso político y de avasallamiento del Estado sobre los ciudadanos.

Siendo que este hallazgo se produjo más bien a la par del fin de décadas de monopolio del poder del PRI, el debate que se abrió al respecto se dedicó a festejar el fin del uso político de este órgano de seguridad nacional.

Hay que destacar que el propio Sergio Aguayo, quien puso el dedo en la llaga, nunca dirigió su investigación y menos sus conclusiones hacia la demolición del sistema de acopio de información con fines de seguridad nacional.

Aguayo escribió en alguna de sus varias entregas al respecto: “Al mismo tiempo que se evalúa al Cisen, se debe impulsar y aprobar una Ley de Seguridad Nacional que lo institucionalice y permita supervisarlo.

Empezaron las dificultades para Fox y su equipo. La primera fue el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y la respuesta que dieron fue la mejor posible”.

Sin embargo, es obvio que nunca se conoció de alguna propuesta de ley de seguridad nacional ni mucho menos de un reglamento para el Cisen.

De hecho, en tiempos de Vicente Fox, quien reconoció el uso desatinado y perverso que tuvo ese organismo, simplemente eludió el tema en una forma ambigua. No lo desapa-

reció, pero tampoco le dio una forma institucional.

Lo que ocurrió fue la pérdida del sistema de provisión de información con fines de proveer de estabilidad al país con una política de análisis de información, interna y externa.

Todos los países democráticos, sobre todo aquellos que cuentan con un nivel de desarrollo y seguridad atractivos para el flujo de migrantes, cuentan con órganos de investigación y análisis de información que les permiten mantener un ambiente controlado, en términos de un freno a la impunidad.

Es decir, usan esos organismos para detectar amenazas a la seguridad nacional y persiguen a los delincuentes. Esa forma de actuar, lógica y normal, permite a los países ofrecer un a sus ciudadanos un marco de legalidad y referencias claras de que al transgredir la ley se deberán enfrentar consecuencias.



El desmantelamiento del Cisen

Y eso es precisamente lo que se ha perdido en México. Los grupos delictivos usufructúan esa ausencia de un organismo que recabe información con fines de seguridad nacional. Las amenazas no se detectan a tiempo y es obvio que todavía seguiremos afrontando las consecuencias de este desmantelamiento del sistema de inteligencia en el país.

Lo que se trató de vender como un logro de la democracia, en tanto perdía el PRI y llegaba otro grupo al poder, fue que al desmantelar el Cisen o al menos su utilización como órgano represor, fue precisamente un ambiente de libertades para la crítica política.

Pero en un entresijo muy grande, fue que se colaron los intereses de grupos criminales que capitalizan esa ausencia de un marco de supervisión de actividades anormales o de plano ilícitas.

La estrategia, evidentemente equivocada, del presidente Felipe Calderón en la batalla contra el narcotráfico, lo es así porque no cuenta con un pulso exacto y preciso de lo que ocurre en el país.

No tiene los análisis en su escritorio que le indiquen el rumbo de sus decisiones en este renglón. Los criminales se esconden sin ningún problema, reclutan jóvenes porque sólo ellos entienden sus carencias y se hacen de un sistema de inteligencia y de un poder y armamento muchas veces superior a los del Estado. El problema es que hemos perdido la inteligencia en toda su expresión. Y va ganando la fuerza, como ocurría antes.

( antoniocallejo@yahoo.com.mx y www.revistavortice.com)

@Antoniocallejo

http://educacionyculturacancun.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1441:la-inteligencia-perdida-ganancia-de-la-delincuencia&catid=30:destripacuentos&Itemid=105

XÓLOTL
Teniente Coronel
Teniente Coronel

Mensajes : 6199
Masculino
Edad : 39
Localización : Desde el Espolón del Diablo hasta la Selva Lacandona

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por XÓLOTL el 16/7/2012, 6:29 pm

Perdón pero el CISEN funciona muy bien sin embargo les decimos este tipo está ligado con el narco y ellso te dicen no pero es hijo de Mar..a Sa...n no podemos o es hijo de X político o lideresa de maestros y pues ni modo no te hacen caso.

Así está la cosa mis estimados.

Rogersukoi27
Almirante
Almirante

Mensajes : 9942
Masculino
Edad : 58

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Rogersukoi27 el 16/7/2012, 8:44 pm

XÓLOTL escribió:Perdón pero el CISEN funciona muy bien sin embargo les decimos este tipo está ligado con el narco y ellso te dicen no pero es hijo de Mar..a Sa...n no podemos o es hijo de X político o lideresa de maestros y pues ni modo no te hacen caso.

Así está la cosa mis estimados.

O sea, tienen la informacion de quienes estan involucrados, mas ¿reciben ordenes que no los toquen? y ordenes de quien? ¿quien somete a esta institucion constituida para ese proposito?

Defekator
Teniente
Teniente

Mensajes : 2272
Masculino
Edad : 37
Localización : DeFecal

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Defekator el 17/7/2012, 1:48 am

Que Sedena realice espionaje político es añejísimo, que haga algo con él esa información es otra cosa. Espantarse porque Sedena espíe es de noobies pejezianos paranoicos mochos maripososnes (no lo digo por algo que se haya dicho aquí aclaro); siempre ha espiado a la clase política pero nunca hace nada, a veces ni siquiera comparte la iformación con los civiles reinantes en turno. En su mayoría usan la información generada en esos espionajes para su uso interno y tomar decisiones internas que no suelen trascender más allá de ámbito militar ¿se acuerdan de Chiapas?...

Absolut
Cabo
Cabo

Mensajes : 240
Masculino
Edad : 102
Localización : En Mi Querida Patria

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Absolut el 17/7/2012, 12:16 pm

nose porque la gente se siente preocupada, si hasta nos va a servir para intervenir en las llamadas de los mugrosos y en un corto lapso localizarlos.


PILATUS
General de División
General de División

Mensajes : 15038

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por PILATUS el 18/7/2012, 8:03 am

Ya salieron los que se benefician el "Niño Verde" y otros.

http://www.eluniversal.com.mx/notas/859652.html

Enlace protegido.

Albert_B
Terrible Gran Inquisidor

Mensajes : 5468
Localización : Tártaro

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Albert_B el 18/7/2012, 8:49 am

Absolut escribió:nose porque la gente se siente preocupada, si hasta nos va a servir para intervenir en las llamadas de los mugrosos y en un corto lapso localizarlos.


La principal razón por la cual las instituciones de armas tanto las policiales como las FFAA. Estan el la obsolecencia es por que siempre se ha pensado que si son fuertes solo serviran para perseguir con mayor eficacia a los contrarios politicos. Por ello los políticos buscan que no existan armas eficaces en contra de ellos. Otro ejemplo simple es el código penal... es obsoleto cuyos procesos tienen la modernidad de hace 100 anios o desde la epoca de Juárez. Recientemente se aprobaron los juicios orales pero ha habido una alta renuencia para aplicarlos...


___________________________________
¡No eres completamente inútil, sirves de mal ejemplo!
"El día que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos."
"Una vida que no puede someterse a examen, no merece vivirla" Sócrates
"Sólo el día que el último rey sea colgado de las tripas del último cura el hombre será realmente libre"

SVDragunov7.62
Teniente
Teniente

Mensajes : 1348
Localización : Mexa

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por SVDragunov7.62 el 18/7/2012, 12:13 pm

o.O


Traiciones en la defensa


Una filtración de contratos por 5 mil millones de pesos firmados por la Sedena revela una disputa al interior de los mandos militares. Los generales se enfrentan entre sí para suceder al actual secretario, el general Guillermo Galván

Por Rodrigo Villegas - Miércoles 18 de julio de 2012

Una nueva guerra se está librando dentro de los cuarteles militares de México: un grupo de generales se están enfrentando entre sí para ocupar la silla de la Secretaría de la Defensa Nacional el próximo sexenio. Y para lograrlo, se ha filtrado información que pone en riesgo al propio Ejército.

La revelación en un diario nacional de documentos que detallan pormenores de la compra de equipo táctico de comunicación y vigilancia por 5 mil millones de pesos, ha causado un profundo malestar dentro de las fuerzas castrenses.

Y en todo esto existe un mensaje, ya que la filtración da a conocer las capacidades ocultas del Ejército para combatir al crimen organizado, lo cual da una ventaja a los grupos y cárteles porque cuentan con información valiosa para enfrentar a las fuerzas armandas.

Además de que es un delito grave dar a conocer secretos de seguridad nacional que vulneran la lucha de la Secretaría de la Defensa Nacional contra los grupos criminales.

Pero, sobre todo, es un delito lesivo para México porque es una traición a la patria considerando que se ocasiona un daño patrimonial a las instituciones y se pone en riesgo la vida del personal del Ejército y la Fuerza Aérea.

Las justificaciones

Supuestos funcionarios de la Sedena aseguran que una parte del equipo adquirido fue destinado a un grupo compacto de militares que presuntamente lo utilizarían para hacer tareas de inteligencia política.

De acuerdo a El Universal, este grupo sería encabezado por el general Augusto Moisés García, quien fue secretario particular del ex secretario de la Defensa Clemente Vega y hoy funge como director general de Administración de la Sedena.

Un aspecto a considerar es que se reveló información de los proveedores de equipo táctico a los que recurren las dependencias responsables de salvaguardar la defensa y la seguridad nacional.

Testimonios de algunos funcionarios militares sugieren que los documentos podrían haber salido de la oficina del subsecretario de la Defensa, el general Demetrio Gaytán, y que fueron filtrados a través del jefe del Estado Mayor, el general Luis Arturo Oliver.

Ha pasado un año desde que se reportaron pugnas al interior de las fuerzas armadas para ganar el poder político que requiere un general de División para aspirar a ser secretario de la Defensa.

Y durante los últimos meses, ha habido pesquisas de altos mandos de seguridad nacional y hasta generales asesinados, lo que sugiere que existe tensión al interior del núcleo militar.

¿Regreso a los cuarteles?

El 10 de abril pasado, Enrique Peña Nieto declaró que crearía una policía nacional con 50 mil efectivos entrenados en tácticas paramilitares para sustituir a los efectivos militares y navales que están desplegados en las áreas más vulnerables y con menor presencia del Estado.

Es muy probable que se refiriera a Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Chihuahua, Coahuila y otras entidades de la frontera sur del país.

Para ello, más de 60 mil efectivos militares tendrían que regresar a los cuarteles gradualmente. Y gradualmente significa que el proceso podría llevarse a cabo en cinco años.

El entonces candidato presidencial del PRI también consideró necesario incrementar el tamaño de la Policía Federal. Pero su propuesta no es clara aún, ya que no ha precisado los detalles de su estrategia.

En tiempos electorales, era impensable creer que dar la espalda a las fuerzas armadas –después de cinco años de ardua, cansada y sangrienta guerra contra el crimen organizado– era una buena jugada política.

Y ahora, ante el actual clima postelectoral, es improbable que Peña Nieto y su equipo propongan un cambio de táctica.

Por ello, el político mexiquense montó desde hace un año una intensa campaña que le permitiera ganar espacios y aliados en el seno de las fuerzas castrenses.

Con este objetivo en mente, el hoy virtual presidente electo operó a través de su bancada en la Cámara de Diputados el debate sobre la Ley de Seguridad Nacional.

Uno de los legisladores designados fue el priista nuevoleonés Rogelio Cerda Pérez, quien preside la Comisión de Defensa y Seguridad Nacional en la cámara baja.

Otra pieza clave fue el entonces dirigente nacional del tricolor, Humberto Moreira.

Mientras el debate seguía su curso en la Cámara de Diputados, hubo una serie de movimientos al interior de la Sedena y posteriormente en la Semar, lo que terminaría de consolidar el espaldarazo de la élite militar al candidato tricolor.

Por una parte, las posiciones más importantes de la Sedena fueron cubiertas por dos viejos amigos de Moreira, el ex gobernador de Coahuila: el general de División en retiro Roberto Miranda Sánchez fue nombrado inspector y contralor general del Ejército y la Fuerza Aérea en 2011; y el también general de División DEM Jorge Juárez Loera fue designado oficial mayor de la Sedena.

Ambos habrían fungido como encargados de la XI Región Militar en la zona norte del país, con sede en Coahuila, cargo que ahora ocupa el recién ascendido general Roberto de la Vega.

El general Miranda Sánchez fue jefe del Estado Mayor durante el sexenio Zedillista y acaparó la atención cuando fue designado comandante del desfile militar del 16 de septiembre pasado. Distinción que tradicionalmente se da a los generales que están mejor posicionados para suceder al secretario de la Defensa.

Cuatro meses después, el 16 de enero de este año, fue el orador principal durante la ceremonia de retiro de 32 generales de División en el Campo Marte. El cargo de contralor que ocupaba Miranda fue cubierto por el general Marco González Barreda.

Por su parte, Jorge Juárez Loera estuvo poco tiempo al frente de la Oficialía Mayor porque fue asesinado en mayo de 2011 en el Estado de México. Su cargo fue ocupado por un reconocido militar que es amigo de Enrique Peña Nieto, el general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Durante el gobierno de Peña Nieto, Cienfuegos estuvo al frente de la I Zona Militar, que comprende el Estado de México y el Distrito Federal. También fue jefe de la Sección Tercera (S-3), que es la responsable de las operaciones especiales.

Y en 2006 habría sido considerado como posible relevo del secretario general Clemente Vega García. Sin embargo, Cienfuegos se topó con pared cuando el presidente Felipe Calderón designó al general en retiro Guillermo Galván, quien presuntamente fue propuesto por Genaro García Luna.

Jalisco y Guerrero, las primeras dos zonas militares que comandó Cienfuegos, estaban dominadas por el cártel del célebre Joaquín “El Chapo” Guzmán. Y ambas se volvieron emblemáticas.

Jalisco porque fue el escenario del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y de la fuga del capo sinaloense. Guerrero porque era bastión de la venta de drogas y sede de operativos militares contra grupos guerrilleros.

Además, el general Cienfuegos entabló una estrecha relación con algunos de los empresarios más prominentes de Guerrero, entre ellos Jaime Camil, personaje allegado al grupo de Atlacomulco.

— Augusto Moises Garcia Ochoa

Rango: General de División Diplomado Estado Mayor.

Cargo: Director General de Administración de la SEDENA.

Cargos relevantes: Secretario particular del general secretario Clemente Vega García. Subjefe de la Sección Segunda (S-2,Inteligencia). Instructor invitado en la Escuela de las Américas.

*Será el comandante del último desfile militar del 16 de septiembre del sexenio del Presidente Calderón.

— Salvador Cienfuegos Cepeda

Rango: General de División Diplomado de Estado Mayor.

Cargo: Oficial Mayor de la SEDENA

Cargos relevantes: Fue Inspector y Contralor General del Ejercito, Comandante de las Regiones Militares VII, I, IV y V. Jefe de la Sección Tercera (S-3,Operaciones). Posee una Maestría en Administración Militar para Seguridad y Defensa Nacionales. Fue agregado militar en Japón y Corea, entre otros. Y Director del Heróico Colegio Militar.

— Luis Arturo Oliver Cen

Rango: General de División Diplomado Estado Mayor.

Cargo: Jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Cargos relevantes: Jefe del Estado Mayor, Subjefe Operativo del Estado Mayor, Jefe del Estado Mayor de la 27/ava Zona Militar, Guerrero.

— Carlos Demetrio Gaytan Ochoa

Rango: General de División Diplomado de Estado Mayor.

Cargo: Subsecretario de la Defensa Nacional.

Cargos relevantes: Fue Jefe del Estado Mayor, Comandante de la 13/a. Zona Militar, en Nayarit. Comandante de la 31/a. Zona Militar y Comandante del Área de los Altos, en el estado de Chiapas. Ocupo cargos diplomáticos importantes como Agregado Militar en Lima, Perú. Y fue representante militar ante la OEA.

— Roberto Miranda Sanchez

Rango: General de División Diplomado Estado Mayor.

Cargo: En retiro.

Cargos relevantes: Inspector y Contralor General de la Sedena, Comandante de la XI Región Militar, Director del Archivo General de Historia, Jefe del Estado Mayor Presidencial durante el sexenio del Presidente Carlos Salinas.

Objetivos de alto valor

El general colombiano Oscar Naranjo, asesor de seguridad de Enrique Peña Nieto, declaró que era necesario reducir la violencia sustancialmente en los primeros 100 días de la administración entrante.

Dijo que para lograrlo se planeaba crear un grupo de choque cuya misión sería capturar y/o eliminar “objetivos de alto valor” (HVT, por sus siglas en inglés).

Un análisis de lo acontecido durante el sexenio de Calderón es concluyente: el Ejército Mexicano y la Marina Armada de México no están capacitados ni facultados legalmente para efectuar labores de seguridad pública.

Hasta el pasado 23 de abril, después de cinco años de enfrentamientos con grupos del crimen organizado, el Gobierno Federal dio a conocer una serie de protocolos para las fuerzas federales con el fin de garantizar el respeto a los derechos humanos y delimitar las acciones de los efectivos.

Después de 60 mil muertos, miles de demandas de violación de derechos humanos y cientos de recomendaciones de la CNDH, el equipo de seguridad nacional de Los Pinos logró diseñar o imitar un protocolo indispensable para combatir lo que ahora los expertos en seguridad nacional denominan una insurgencia criminal.

La idea de crear un cuerpo paramilitar para enfrentar a los narcotraficantes y al crimen organizado no es nueva. El lineamiento viene de crear una fuerza federal con facultades legales de procuración de justicia, investigación y seguridad pública con capacidad de fuego y disciplina militar.

Hay casos similares en Italia, con los Carabinieri; en España, con la Guardia Civil; en Francia con la Gendarmerie; en Chile, con la Policía Carabinera, en Colombia y en Brasil.

Pero Colombia es el caso de referencia porque la estrategia paramilitar fue una de las medidas que tomó el gobierno para hacer frente al narcotráfico, que amenazaba la permanencia del Estado Colombiano. Y el general Oscar Naranjo dirigió esta policía por varios años.

La asesoría estadounidense fue pieza clave para diseñar esta nueva figura de fuerza pública.

Lo importante es reconocer que imitar el modelo colombiano no es una opción viable para atacar eficazmente al crimen organizado en México.

Los que llegan con EPN

Los dos personajes que más se mencionan para estar cerca del virtual presidente electo son Eduardo Medina Mora, quien ya fue procurador, y el senador hidalguense Jesús Murillo Karam.

Medina Mora podría ocupar la Secretaría de Seguridad Pública, mientras que Murillo Karam iría a la PGR. Por ahora nada está definido.

Las presiones internacionales se han hecho presentes una vez pasado el fervor postelectoral. La mayoría de los medios de otros países hacen referencia a lo que se espera de la próxima administración en materia de seguridad.

No se ha definido cuándo regresarán las fuerzas castrenses a los cuarteles –que fue una de las promesas de Peña Nieto–, todo dependerá de cómo funcione la implementación de la nueva fuerza paramilitar.

http://www.reporteindigo.com/reporte/mexico/traiciones-en-la-defensa

Noble Águila
Recluta
Recluta

Mensajes : 41
Masculino
Edad : 36

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Noble Águila el 18/7/2012, 12:25 pm

¿Para que hacerse pendejo? Desde tiempos de la cucaracha el ejercito mexicano ha estado en manos de la politica.

Claro que esta nueva unidad de "Inteligencia" solo beneficiara al candidato verde y a su gabinete.


TwinkyRubas89
Soldado
Soldado

Mensajes : 143
Masculino
Edad : 34
Localización : En espera del 20/Nov. e instalado en donde ruge el diablo

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por TwinkyRubas89 el 18/7/2012, 2:25 pm

La compra-actualización del equipo, no es nada nuevo, hay que recordar que los militares, en muchos casos somos considerados “auxiliares del ministerio público” y el sistema de seguimiento, se aplica únicamente con los medios autorizados y hacia los blancos indicados en las averiguaciones previas, en otros casos se dan como medidas cautelares, pero siempre en apoyo de la autoridad judicial correspondiente, que es lo que habilita el tipo de investigación. ¿Por qué la investigación y recolección de información política? Ese es solo un aspecto, recuerden que en el manejo de la la información y el análisis, como evaluación estratégica, se toman los cuatro campos de la vida del país, es decir, el económico, social, político y judicial, entre los que debe haber un equilibrio, para evitarle riesgos a la seguridad nacional.

Ahora, que la compra se hizo por asignación directa, eso es otro asunto, digamos que es un seguimiento a las cadenas de coordinación, dirección, ejecución, evaluación y control, sobre todo para quienes aspiran a ocupar el cargo de DN1. En éste caso, se dio una “sugerencia” de parte de un grupo político, la tal “sugerencia-orden” se le dio a un mando con grado de general para hacer la compra bajo las normas de contrato y con la empresa “propuesta” por el grupo político que prometió algunos cargos al responsable del proceso, por eso mi incomodidad y disgusto contra aquellos mandos que lejos de conducirse con honor y lealtad, se conducen por el deslumbramiento del dinero, haciendo del órgano técnico, operativo y administrativo del ejército y fuerza aérea, una mina de oro personal, razón por la cual, también muchos militares con formación especial se han pasado a integrar las filas de los criminales.
Por otra parte, la S-3, son operaciones en general, no solamente operaciones especiales.

GREYHOUND
Capitán de Fragata
Capitán de Fragata

Mensajes : 5781
Masculino

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por GREYHOUND el 20/7/2012, 9:21 am

Sedena confirma compra de equipo para espiar



La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que adquirió equipo para realizar intervención de comunicaciones, por adjudicación directa a una empresa, con el objetivo de modernizar al instituto armado para estar a la vanguardia de los avances tecnológicos que le permitan cumplir con sus tareas.

0Share





12


Comentarios




MÉXICO, DF(SUN)La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que adquirió equipo para realizar intervención de comunicaciones, por adjudicación directa a una empresa, con el objetivo de modernizar al instituto armado para estar a la vanguardia de los avances tecnológicos que le permitan cumplir con sus tareas.

En un comunicado aseguró que el procedimiento para la adquisición del equipo referido, que como informó EL UNIVERSAL, está valuado en 5 mil millones de pesos, estuvo apegado a la normatividad vigente.

Asimismo, la Sedena señaló que "el equipo y material adquirido es destinado a los diferentes organismos que integran esta Dependencia, para el desempeño de las funciones que por ley les corresponden, y no quedan a disposición de "altos mandos" para ejecutar tareas de espionaje político", por lo que rechazó que se empleé en actividades ilícitas.

Como dio a conocer este diario, entre marzo de 2011 y marzo de 2012, la Sedena compró equipo de espionaje e inteligencia con un valor de 5 mil millones de pesos, capaz de intervenir teléfonos móviles para escuchar las conversaciones de sus usuarios, espiar su mensajería instantánea, y extraer de ellos los mensajes de texto, correos electrónicos, listas de contactos, fotografías e incluso operar las cámaras de manera remota y activar el micrófono para poder escuchar las voces de las personas que estén cerca del teléfono.

Otros de los equipos comprados por la Defensa también permiten la obtención de imágenes a través de las paredes.

La Sedena pagó por adjudicación directa a la compañía, Security Tracking Devices, S.A de C.V -con sede en Jalisco-, casi 5 mil millones de pesos por los equipos, de acuerdo con los contratos obtenidos por EL UNIVERSAL.

Al respecto, la Sedena en su comunicado, referente a los contratos realizados con la empresa Tracking Devices, sobre la adquisición de diverso equipo y material, indicó que el ejercicio del presupuesto asignado a esta Secretaría de Estado se sujeta a la normatividad vigente, para las necesidades del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos para el cumplimiento de las misiones que legalmente tienen encomendadas.

Detalló que "las adquisiciones por adjudicación directa que refieren dichos medios, fueron realizadas en apego a la ley y forman parte de los proyectos que esta Secretaría materializa para la modernización del Instituto Armado, que le permitan estar a la vanguardia de los avances tecnológicos y contar con las herramientas adecuadas que requiere para cumplir de manera integral todas y cada una de sus misiones en beneficio del pueblo de México".

El instituto armado, señaló también que el equipo y material adquirido es destinado a los diferentes organismos que integran esta Dependencia, para el desempeño de las funciones que por ley les corresponden, "y no quedan a disposición de "altos mandos" para ejecutar tareas de espionaje político".

La Sedena reiteró que "el procedimiento para la adquisición del equipo y material a que se hace referencia, se llevó a cabo con apego a la normatividad vigente, y se niega categóricamente que dichas adquisiciones se hayan hecho con la finalidad de realizar actividades ilícitas".

http://www.elimparcial.com/EdicionEnlinea/Notas/Nacional/16072012/607659.aspx

PHANTER
Recluta
Recluta

Mensajes : 33
Masculino
Edad : 59
Localización : En el Infierno.

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por PHANTER el 22/7/2012, 9:18 pm

GREYHOUND escribió:Sedena confirma compra de equipo para espiar



La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que adquirió equipo para realizar intervención de comunicaciones, por adjudicación directa a una empresa, con el objetivo de modernizar al instituto armado para estar a la vanguardia de los avances tecnológicos que le permitan cumplir con sus tareas.

0Share





12


Comentarios




MÉXICO, DF(SUN)La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que adquirió equipo para realizar intervención de comunicaciones, por adjudicación directa a una empresa, con el objetivo de modernizar al instituto armado para estar a la vanguardia de los avances tecnológicos que le permitan cumplir con sus tareas.

En un comunicado aseguró que el procedimiento para la adquisición del equipo referido, que como informó EL UNIVERSAL, está valuado en 5 mil millones de pesos, estuvo apegado a la normatividad vigente.

Asimismo, la Sedena señaló que "el equipo y material adquirido es destinado a los diferentes organismos que integran esta Dependencia, para el desempeño de las funciones que por ley les corresponden, y no quedan a disposición de "altos mandos" para ejecutar tareas de espionaje político", por lo que rechazó que se empleé en actividades ilícitas.

Como dio a conocer este diario, entre marzo de 2011 y marzo de 2012, la Sedena compró equipo de espionaje e inteligencia con un valor de 5 mil millones de pesos, capaz de intervenir teléfonos móviles para escuchar las conversaciones de sus usuarios, espiar su mensajería instantánea, y extraer de ellos los mensajes de texto, correos electrónicos, listas de contactos, fotografías e incluso operar las cámaras de manera remota y activar el micrófono para poder escuchar las voces de las personas que estén cerca del teléfono.

Otros de los equipos comprados por la Defensa también permiten la obtención de imágenes a través de las paredes.

La Sedena pagó por adjudicación directa a la compañía, Security Tracking Devices, S.A de C.V -con sede en Jalisco-, casi 5 mil millones de pesos por los equipos, de acuerdo con los contratos obtenidos por EL UNIVERSAL.

Al respecto, la Sedena en su comunicado, referente a los contratos realizados con la empresa Tracking Devices, sobre la adquisición de diverso equipo y material, indicó que el ejercicio del presupuesto asignado a esta Secretaría de Estado se sujeta a la normatividad vigente, para las necesidades del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos para el cumplimiento de las misiones que legalmente tienen encomendadas.

Detalló que "las adquisiciones por adjudicación directa que refieren dichos medios, fueron realizadas en apego a la ley y forman parte de los proyectos que esta Secretaría materializa para la modernización del Instituto Armado, que le permitan estar a la vanguardia de los avances tecnológicos y contar con las herramientas adecuadas que requiere para cumplir de manera integral todas y cada una de sus misiones en beneficio del pueblo de México".

El instituto armado, señaló también que el equipo y material adquirido es destinado a los diferentes organismos que integran esta Dependencia, para el desempeño de las funciones que por ley les corresponden, "y no quedan a disposición de "altos mandos" para ejecutar tareas de espionaje político".

La Sedena reiteró que "el procedimiento para la adquisición del equipo y material a que se hace referencia, se llevó a cabo con apego a la normatividad vigente, y se niega categóricamente que dichas adquisiciones se hayan hecho con la finalidad de realizar actividades ilícitas".

http://www.elimparcial.com/EdicionEnlinea/Notas/Nacional/16072012/607659.aspx

Esta Empresa pertenece al Papa de Jaime Camil,desde hace muchos Sexenios "Priistas",han hecho negocio con "SEDENA",el ultimo la compra de Equipo Ruso durante el Sexenio de Zedillo y Cervantes Aguirre.

TwinkyRubas89
Soldado
Soldado

Mensajes : 143
Masculino
Edad : 34
Localización : En espera del 20/Nov. e instalado en donde ruge el diablo

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por TwinkyRubas89 el 23/7/2012, 12:43 am

Si quieren ver una lucha de lobos, observen cuando la SEDENA abra las convocatorias para formular su próximo padrón de proveedores, es realmente una pelea de mafias, desde los proveedores de la papelería hasta las materias primas de la industria militar de nivel estratégico.
Lo que sale a la luz es que el padrón lo conforman los proveedores de siempre, por "órdenes o sugerencias de personajes que no tienen la menor idea lo que es la seguridad nacional", pero sí muy enterados de presupuestos y autorizaciones de compra. Las ligas son muy estrechas con muchos miembros del congreso, curiosamente que no tienen nada que ver con la comisión de defensa y condicionan las aprobaciones a convenios políticos. El equipo puede ser utilizado en espionaje, por los elementos y las cualidades que lo componen, pero no con fines de cometer crímenes.

civilbatalion
General de Brigada
General de Brigada

Mensajes : 9164
Masculino
Edad : 116
Localización : Norte - Este

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por civilbatalion el 23/7/2012, 12:56 am

contralinea y proceso colocaron un baner muy "llamativo" en su portada virtual... y un análisis extensivo sobre varios de los contratos.

"Ocho contratos firmados entre la Sedena y una empresa estadunidense provocan intensas auditorías de las dos instituciones fiscalizadoras en México: la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación, las cuales incluso trasladaron a sus titulares a las oficinas castrenses para encabezar las revisiones. La propia Secretaría de la Defensa Nacional inició una investigación, a través de su Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea. Los productos y servicios adquiridos son para uso de las secciones Segunda y Séptima del Estado Mayor, y se utilizarían para espiar y contener los movimientos armados y desarticular los cárteles del narcotráfico. La disputa por la sucesión al interior de las Fuerzas Armadas deja al descubierto las capacidades tecnológicas adquiridas por la inteligencia militar en los últimos dos años de gobierno de Felipe Calderón. Una nueva indagatoria ahora inicia la Policía Militar: busca descubrir quiénes filtraron los documentos"

El Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encuentra bajo el escrutinio de la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de la propia Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea. El motivo: ocho contratos y seis convenios modificatorios de los mismos celebrados por la dependencia garante de la salvaguarda de la nación con una empresa privada de capital estadunidense, por un monto total que alcanza los 5 mil 628 millones de pesos. Se espera que los restantes 10 contratos, de un total de 18 celebrados para adquirir equipos y servicios de inteligencia entre 2010 y 2012, sean auditados en los próximos días.

Las pesquisas son encabezadas en las oficinas castrenses por los titulares de las dependencias fiscalizadoras, quienes han tenido que despachar en estas semanas desde la Sedena: Rafael Morgan Ríos, de la SFP; Juan Manuel Portal Martínez, de la ASF, y el general de división Diplomado de Estado Mayor Marco Antonio González Barreda, de la Inspección y Contraloría militar.

Los equipos y servicios adquiridos mediante estas adjudicaciones directas –a través de la Dirección General de Administración, a cargo del general de división Diplomado de Estado Mayor Augusto Moisés García Ochoa– son para uso de las secciones Segunda y Séptima del Estado Mayor de la Sedena, cuyo jefe es el general de división Diplomado de Estado Mayor Luis Arturo Olivar Cen. La Sección Segunda es la encargada de las actividades de inteligencia y contrainteligencia del Ejército Mexicano. La Séptima, de las operaciones contra el narcotráfico.

Los ocho contratos auditados –asignados sin licitación de por medio, “por tratarse de asuntos de seguridad nacional”, a decir del director de Comunicación Social de la dependencia, general brigadier Diplomado de Estado Mayor Ricardo Trevilla Trejo– se celebraron con la empresa Security Tracking, SA de CV. Los otros 10 contratos fueron signados también con esta compañía y con AV y D Solutions, SA de CV. Ambas compañías son representantes en México de corporativos estadunidenses especializados en tecnologías de inteligencia y aeronáutica, respectivamente.

El objetivo de los ocho contratos fiscalizados fue incrementar las capacidades de espionaje y procesamiento de información de inteligencia de la Sedena. De acuerdo con las copias de los mismos –proporcionadas a Contralínea por fuentes que tuvieron acceso a ellos en el proceso de revisión– el Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana construyeron un Sistema de Inteligencia Regional para modernizar el Centro de Comando y Control, sus subcentros y módulos, y construir la Plataforma Pegasus.

De los contratos se desprende que el proyecto se denominó “Sistema de Inteligencia Regional para Incrementar las Capacidades de la S-2 [Sección Segunda] (Intl) [Inteligencia] EMDN [Estado Mayor de la Defensa Nacional]”. Consta de tres fases, las cuales están amparadas por sendos contratos firmados con Security Tracking Devices: 4550000033, 4550000007 y 4550000006. Además, otros contratos intermedios se firmaron con la misma empresa también para adquirir productos y servicios relacionados con las actividades de inteligencia: 4500006718, 4500006876, 4500006908, 4500000147 y 4500000525. El monto total de estos ocho contratos asciende a 5 mil 628 millones 499 mil 999 pesos.

El equipo adquirido por la inteligencia militar mexicana es de tal capacidad, que la empresa estadunidense debió contar con la autorización de la Secretaría de Estado de Estados Unidos para poder venderlo a la Sedena.
Según la descripción de los contratos, la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa cuenta ahora con la capacidad de intervenir cualquier tipo de comunicación electrónica. Más aún, de manipular a distancia –mediante órdenes que pasan inadvertidas para los ciudadanos espiados– computadoras, radios, teléfonos celulares y cualquier tipo de teléfono “inteligente” o smartphone.

En entrevista con Contralínea, el general de división Diplomado de Estado Mayor Ricardo Trevilla Trejo, director de Comunicación Social de la dependencia, dice que el equipo adquirido se utilizará contra “determinados grupos criminales. Contra delincuentes en general, no. Es contra grupos armados. El equipo es para cumplir con nuestras misiones, establecidas en la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea. En este caso nos referimos a la segunda misión: garantizar la seguridad interior”. Las otras son, de acuerdo con el artículo 1 de la legislación citada por el general: “Defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación; auxiliar a la población civil en casos de necesidades públicas; realizar acciones públicas y obras sociales que tiendan al progreso del país; y en caso de desastre, prestar ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio de las personas y sus bienes y la reconstrucción de las zonas afectadas”.

Señala que el “monitoreo” que realizan “es apegado a derecho, con la autorización de un juez, el cual determina, con base en las pruebas que se le presenten, si se autoriza o no una intervención en las comunicaciones; además, por cuánto tiempo y qué tipo de comunicación. Eso está dentro de lo que la ley nos permite”.

Con respecto del procedimiento con que se firmaron los contratos agrega: “todo está conforme a derecho; no hay nada irregular. Ya se han auditado y no han encontrado nada. Y no van a encontrar porque todo ha sido apegado al procedimiento”.

Sin irregularidades… Hasta el momento

La revisión exhaustiva y expedita, iniciada hace algunas semanas, revistió tal importancia para el secretario de la Función Pública, Rafael Morgan Ríos, que solicitó a dos de sus tres subsecretarios lo acompañaran a encabezar las comprobaciones: María Guadalupe Yan Rubio, subsecretaria de Control y Auditoría de la Gestión Pública, y Max Kaiser Aranda, subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, como informó la columna Oficio de papel
el pasado 1 de julio.

La SFP confirmó a la misma columna la realización de las indagatorias. La dependencia aseguró que los funcionarios de la SFP no observaron irregularidades y, por lo tanto, recomendaron archivar los expedientes.

Fuentes del Órgano Interno de Control de la Sedena señalan a Contralínea que tampoco han encontrado irregularidades.

Quienes no concluyen aún las revisiones son los auditores encabezados por el titular de la ASF, Juan Manuel Portal Martínez. El caso también fue calificado como de primer orden en el máximo órgano de fiscalización del país, por lo que al frente de estas auditorías se encuentra el propio titular de la dependencia. El funcionario, incluso, se ha trasladado a la Sedena para llevar a cabo el escrutinio.

Ahora las tres entidades se aprestan a revisar la totalidad de los 18 contratos firmados por la Sedena en materia de seguridad nacional e inteligencia entre 2010 y 2012.

Mandos superiores: “traiciones”

La columna Oficio de papel dio a conocer el 1 de julio pasado (Contralínea 291) la existencia de una serie de auditorías realizadas a 12 contratos de la Sedena que involucraban más de 600 millones de dólares (alrededor de 8 mil 500 millones de pesos). Informó que la mayoría de esos contratos correspondían al área de inteligencia.

Extractos de cinco de esos contratos fueron publicados por el diario El Universal y por MVS Noticias el 16 de julio pasado. La difusión de los documentos provocó que el alto mando de la Sedena, general de división Diplomado de Estado Mayor Guillermo Galván Galván ordenara una investigación contra quienes resultaran responsables. Y es que en la propia Secretaría de la Defensa no quedó duda de que la filtración proviniera desde los muros verde olivo.

En la disputa por la sucesión en la Sedena no importó a los grupos en pugna revelar las capacidades reales de espionaje del Ejército Mexicano y echar por tierra uno de los proyectos más ambiciosos para su Sección Segunda en los últimos lustros.

Y es que, como lo ha documentado Contralínea (edición 288), dos grupos de generales de división buscan colocar a uno de los suyos al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional en el próximo gobierno federal. Uno de las facciones estaría encabezada por el actual subsecretario, el general de división Diplomado de Estado Mayor, Carlos Demetrio Gaytán Ochoa. El otro, por el actual director general de Administración de la Sedena, el también general de división Diplomado de Estado Mayor, Augusto Moisés García Ochoa, quien firma los contratos divulgados por los medios de información en su calidad de representante del secretario ante proveedores de bienes y servicios.

La Sedena considera como delito grave y “traición a la patria” la revelación de información clasificada como de seguridad nacional. De acuerdo con fuentes de la Secretaría, el alto mando ordenó a la Policía Militar iniciar las pesquisas contra quienes “con la filtración han informado ocultamente al narcotráfico” las capacidades tecnológicas para la recolección de información y el procesamiento y almacenamiento de la misma.

Agregan que en caso de encontrar a los responsables de la filtración se les podría acusar de “traición a la patria, por el daño patrimonial causado a las instituciones y por poner en riesgo la vida de quienes integran el servicio de inteligencia del Ejército y Fuerza Aérea”.



Hasta antes de la divulgación de los contratos, la mayoría de las disputas se ahogaban en los muros de la Sedena. Las propias auditorías realizadas a los ocho contratos iniciaron como parte de los jaloneos por el poder, los cuales han sido más intensos en los últimos meses. En ese contexto, denuncias por supuesta corrupción en el otorgamiento de contratos que firmaba el general García Ochoa fueron reportadas anónimamente a la Secretaría de la Función Pública mediante, al menos, dos comunicaciones de “Registro de casos de corrupción”. Estos reportes justificaron las auditorías de la Secretaría de la Función Pública. En ellos se notifican los supuestos delitos –o “conductas reprochables”, como señalan los documentos de los cuales Contralínea posee copia– de “abuso de funciones de autoridad”; “fraude: malversación de caudales” y “peculado”.

Ambos expedientes fueron abiertos en marzo de 2012 y reportan las supuestas “conductas ilegales” durante 2010 y 2011. El primero señala: “en marzo de 2012 se presentaron diversas quejas ante la Secretaría de la Función Pública y la Presidencia de la República por otorgamiento de contratos a la empresa AV y D Solutions, SA de CV. Se involucra en la denuncia a altos mandos de la Secretaría de la Defensa, adscrito a la Dirección General de Administración de estar coludidos para hacer negocios en las adquisiciones y contratos con la Secretaría de la Defensa.” (sic)

En el documento se señala “como operador principal de esta red de servidores públicos bajo investigación” al capitán piloto aviador Héctor Guerrero Lara y también al general José Luis Castañeda Jiménez. El carácter de la denuncia es “anónimo”.




En el segundo documento se acusa a Héctor Guerrero y a José Luis Castañeda, pero también al director de Administración, García Ochoa, y al teniente coronel Héctor Hernández:

“En marzo de 2012 se presentaron diversas quejas ante la Secretaría de la Función Pública y la Presidencia de la República por otorgamiento de contratos a la empresa AV y D Solutions, SA de CV, y a la empresa Security Tracking Devices, SA de CV. Se involucra en la denuncia a altos mandos de la Secretaría de la Defensa adscritos a la Dirección General de Administración que estaban coludidos para hacer negocios en las adquisiciones y contratos con la Secretaría de la Defensa. Como operador de esta red principal de servidores públicos bajo investigación cuyo lucro rebasa los 600 millones de pesos mexicanos, según estimaciones de la SFP, en base al valor de los contratos, ha sido principalmente señalado el capitán piloto aviador Hector Guerrero Lara, el general José Luis Castañeda Jiménez, subdirector de Adquisiciones, y el general de división DEM Augusto Moisés García Ochoa, director general de Administración, y el teniente coronel de la Fuerza Aérea Héctor Hernández.” (sic)

Fase 1: instalaciones adecuadas

La adquisición de la Primera Fase del Sistema de Inteligencia Regional para Incrementar las Capacidades de la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa Nacional fue pactada con Security Tracking Devices el 10 de septiembre de 2010, bajo el contrato 455000033 con folio SAITE-1203/2010. Como en todos los contratos auditados, los productos y servicios fueron adquiridos, administrativamente, por la Subdirección de Adquisiciones de Informática, Transmisiones y Electrónica, dependiente de la Dirección General de Adquisiciones.

El monto total fue de 650 millones de pesos por una adecuación del edificio del Centro de Comando y Control acorde con los nuevos equipos que recibiría y la modernización de las funciones: sistemas de videovigilancia, control de accesos y de videoconferencia; 156 “posiciones de análisis y operación”; nueve estaciones de trabajo para la jefatura, subjefatura y oficinas administrativas y de mantenimiento; sistema telefónico para 200 extensiones y 20 entradas. Además, instalación de los sistemas computacionales Pen Link y TCI, software y hardware para realizar espionaje electrónico. Estos sistemas serían la base de lo que se agregaría en las siguientes fases.

También en esta primera fase se contemplan cuatro estaciones remotas de amplio espectro y dos estaciones remotas transportables en vehículos automotores.

La Sedena pagó por medio de transferencia bancaria a la cuenta 65500952869, con número Clabe 014320655009528691, radicada en Guadalajara, Jalisco, del banco Santander, a nombre de Security Tracking Devices. El proveedor se comprometió a entregar todos los productos y servicios “a más tardar el 31 de marzo de 2011”.


Segunda fase: integración de la Plataforma Pegasus

La compra de los bienes y servicios que integran la Segunda Fase del Sistema de Inteligencia Regional para Incrementar las Capacidades de la Sección Segunda se realizó por medio del contrato 4550000007, folio SAITE-539/2012, con Security Tracking Devices.

La Sedena siguió remodelando lugares de trabajo y adquiriendo más equipo: otras 70 computadoras, sistemas de procesamiento de imágenes, 60 teléfonos, sistemas de almacenamiento masivo, red de comunicaciones del Centro de Procesamiento de Datos, instalación del Módulo Central de la Plataforma NSO Pegasus de Monitoreo de smartphones, con capacidad para espiar 400 BlackBerry, 100 Symbian y 100 Android.

Los pagos, que ascendieron a 1 mil millones de pesos, se realizaron también por medio de transferencia bancaria a la cuenta antes citada.

Tercera fase: Pegasus, el espionaje total

La adquisición de la Tercera Fase del Sistema de Inteligencia Regional está amparada por el contrato 4550000006, con folio SAITE-540/2012. Se trata de la puesta en marcha de todo un sistema de espionaje del que incluso se explicitan la funciones en el documento que la Sedena firmó con Security Trackin Devices, y del cual posee copia este semanario.
Entre los “componentes” del Sitio Central del Sistema de Control de Procesamiento de Datos se encuentra la “instalación y puesta en operación de Pegasus Mobile Communcation Solution para la plataforma Iphone” para (espiar a) 400 usuarios.

Con este tipo de software, los agentes podrán “operar con las siguientes funciones de adquisición de datos: extracción de SMS/MSM; lista de contactos; registros de agenda; monitores de e-mail; intercepción de voz; extracción de mensajería instantánea; información de ubicación GPS/Cell ID; captura de imágenes de pantalla y de la cámara; acceso y manipulación del sistema de archivos; información y estado del sistema; información de la tarjeta SIM; información del hardware, sistema operativo y software; denegación de capacidades de servicio, y detener el funcionamiento del dispositivo”.

Todo podrá ser realizado sin que sea detectado por los usuarios espiados, aunque éstos cuenten con aparatos encriptados, con antivirus y antiespías: una de las características de los productos es “ser indetectables en los dispositivos del hardware y por programas de software (antivirus, antispyware) existentes en el mercado”.

El espionaje no se reduce sólo a los aparatos de cómputo, de telefonía y radial. La Sección Segunda se hizo de un Sistema Táctico de Imágenes a través de paredes, con un costo de 90 millones 417 mil 600 pesos. El monto total del contrato, que incluye también más adecuaciones a los edificios de la Secretaría, ascendió a 1 mil millones de pesos.

Más contratos para inteligencia militar

Además de los contratos específicos para las tres fases del Sistema de Inteligencia, la Sedena celebró otros para la Sección Segunda que complementaban proyectos como Plataforma Pegasus.

Todos se firmaron durante 2011 con Security Tracking Devices. Se trata de cinco convenios para adquirir un sistema de designadores electromagnéticos de señales satelitales de telefonía celular; equipos y aparatos de comunicaciones y telecomunicaciones; otro sistema de designadores electromagnéticos de señales satelitales de telefonía celular; un sistema procesador electromagnético, y ocho estaciones remotas móviles de radiocomunicación y sistemas de inteligencia. A cada adquisición correspondieron los contratos 4500006718 (por 300 millones de pesos); 4500006876 (por 249 millones 999 mil 999); 4500006908 (por 200 millones); 4500000147 (por 1 mil 160 millones), y 4500000525 (por 1 mil 68 millones 499 mil 999 pesos), respectivamente.

Todos los contratos firmados por la Secretaría de la Defensa con las empresas contienen una cláusula de confidencialidad, que obliga a las partes a no difundir el contenido de la negociación. A la letra dicen: “Guardar en secreto todos los datos y condiciones especiales de este contrato, así como cualquier circunstancia de orden militar relativa a la Secretaría, y que llegue a su conocimiento o de su personal, como consecuencia de este contrato. La documentación suministrada por el proveedor a la Secretaría debe ser tratada con toda reserva del caso…”.

http://contralinea.info/archivo-revista/index.php/2012/07/22/sedena-bajo-escrutinio-por-ocho-contratos-de-5-6-mil-mdp/


___________________________________
https://www.facebook.com/TodoPorTamaulipas/
Twitter https://twitter.com/TxTamaulipas

falcon6
Subteniente
Subteniente

Mensajes : 797
Masculino
Localización : tlacoachalpan

RECUERDAN ALGO DE ESTO?

Mensaje por falcon6 el 24/7/2012, 9:25 pm

Hace varias semanas en este foro entro una persona de apellido CONESA, segun el una persona de nombre Hector Guerero Lara y que no es Capitan Piloto Aviador el se autonombra asi y esto lo se porque me consta OK?, pues ahora en contraliena esto ya fue a mayores y eh aqui el asunto en mencion, les repito en la pagina WEB de CONTRALINeA APARECE el reportaje y que conste que en el foro tuvimos la primicia con la persona que nombro en primer termino

Ocho contratos firmados entre la Sedena y una empresa estadunidense provocan intensas auditorías de las dos instituciones fiscalizadoras en México: la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación, las cuales incluso trasladaron a sus titulares a las oficinas castrenses para encabezar las revisiones. La propia Secretaría de la Defensa Nacional inició una investigación, a través de su Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea. Los productos y servicios adquiridos son para uso de las secciones Segunda y Séptima del Estado Mayor, y se utilizarían para espiar y contener los movimientos armados y desarticular los cárteles del narcotráfico. La disputa por la sucesión al interior de las Fuerzas Armadas deja al descubierto las capacidades tecnológicas adquiridas por la inteligencia militar en los últimos dos años de gobierno de Felipe Calderón. Una nueva indagatoria ahora inicia la Policía Militar: busca descubrir quiénes filtraron los documentos

El Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se encuentra bajo el escrutinio de la Secretaría de la Función Pública (SFP), la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de la propia Inspección y Contraloría General del Ejército y Fuerza Aérea. El motivo: ocho contratos y seis convenios modificatorios de los mismos celebrados por la dependencia garante de la salvaguarda de la nación con una empresa privada de capital estadunidense, por un monto total que alcanza los 5 mil 628 millones de pesos. Se espera que los restantes 10 contratos, de un total de 18 celebrados para adquirir equipos y servicios de inteligencia entre 2010 y 2012, sean auditados en los próximos días.
Las pesquisas son encabezadas en las oficinas castrenses por los titulares de las dependencias fiscalizadoras, quienes han tenido que despachar en estas semanas desde la Sedena: Rafael Morgan Ríos, de la SFP; Juan Manuel Portal Martínez, de la ASF, y el general de división Diplomado de Estado Mayor Marco Antonio González Barreda, de la Inspección y Contraloría militar.
Los equipos y servicios adquiridos mediante estas adjudicaciones directas –a través de la Dirección General de Administración, a cargo del general de división Diplomado de Estado Mayor Augusto Moisés García Ochoa– son para uso de las secciones Segunda y Séptima del Estado Mayor de la Sedena, cuyo jefe es el general de división Diplomado de Estado Mayor Luis Arturo Olivar Cen. La Sección Segunda es la encargada de las actividades de inteligencia y contrainteligencia del Ejército Mexicano. La Séptima, de las operaciones contra el narcotráfico.
Los ocho contratos auditados –asignados sin licitación de por medio, “por tratarse de asuntos de seguridad nacional”, a decir del director de Comunicación Social de la dependencia, general brigadier Diplomado de Estado Mayor Ricardo Trevilla Trejo– se celebraron con la empresa Security Tracking, SA de CV. Los otros 10 contratos fueron signados también con esta compañía y con AV y D Solutions, SA de CV. Ambas compañías son representantes en México de corporativos estadunidenses especializados en tecnologías de inteligencia y aeronáutica, respectivamente.

El objetivo de los ocho contratos fiscalizados fue incrementar las capacidades de espionaje y procesamiento de información de inteligencia de la Sedena. De acuerdo con las copias de los mismos –proporcionadas a Contralínea por fuentes que tuvieron acceso a ellos en el proceso de revisión– el Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea Mexicana construyeron un Sistema de Inteligencia Regional para modernizar el Centro de Comando y Control, sus subcentros y módulos, y construir la Plataforma Pegasus.
De los contratos se desprende que el proyecto se denominó “Sistema de Inteligencia Regional para Incrementar las Capacidades de la S-2 [Sección Segunda] (Intl) [Inteligencia] EMDN [Estado Mayor de la Defensa Nacional]”. Consta de tres fases, las cuales están amparadas por sendos contratos firmados con Security Tracking Devices: 4550000033, 4550000007 y 4550000006. Además, otros contratos intermedios se firmaron con la misma empresa también para adquirir productos y servicios relacionados con las actividades de inteligencia: 4500006718, 4500006876, 4500006908, 4500000147 y 4500000525. El monto total de estos ocho contratos asciende a 5 mil 628 millones 499 mil 999 pesos.
El equipo adquirido por la inteligencia militar mexicana es de tal capacidad, que la empresa estadunidense debió contar con la autorización de la Secretaría de Estado de Estados Unidos para poder venderlo a la Sedena.
Según la descripción de los contratos, la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa cuenta ahora con la capacidad de intervenir cualquier tipo de comunicación electrónica. Más aún, de manipular a distancia –mediante órdenes que pasan inadvertidas para los ciudadanos espiados– computadoras, radios, teléfonos celulares y cualquier tipo de teléfono “inteligente” o smartphone.
En entrevista con Contralínea, el general de división Diplomado de Estado Mayor Ricardo Trevilla Trejo, director de Comunicación Social de la dependencia, dice que el equipo adquirido se utilizará contra “determinados grupos criminales. Contra delincuentes en general, no. Es contra grupos armados. El equipo es para cumplir con nuestras misiones, establecidas en la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea. En este caso nos referimos a la segunda misión: garantizar la seguridad interior”. Las otras son, de acuerdo con el artículo 1 de la legislación citada por el general: “Defender la integridad, la independencia y la soberanía de la nación; auxiliar a la población civil en casos de necesidades públicas; realizar acciones públicas y obras sociales que tiendan al progreso del país; y en caso de desastre, prestar ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio de las personas y sus bienes y la reconstrucción de las zonas afectadas”.
Señala que el “monitoreo” que realizan “es apegado a derecho, con la autorización de un juez, el cual determina, con base en las pruebas que se le presenten, si se autoriza o no una intervención en las comunicaciones; además, por cuánto tiempo y qué tipo de comunicación. Eso está dentro de lo que la ley nos permite”.
Con respecto del procedimiento con que se firmaron los contratos agrega: “todo está conforme a derecho; no hay nada irregular. Ya se han auditado y no han encontrado nada. Y no van a encontrar porque todo ha sido apegado al procedimiento”.
Sin irregularidades… Hasta el momento
La revisión exhaustiva y expedita, iniciada hace algunas semanas, revistió tal importancia para el secretario de la Función Pública, Rafael Morgan Ríos, que solicitó a dos de sus tres subsecretarios lo acompañaran a encabezar las comprobaciones: María Guadalupe Yan Rubio, subsecretaria de Control y Auditoría de la Gestión Pública, y Max Kaiser Aranda, subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, como informó la columna Oficio de papel el pasado 1 de julio.
La SFP confirmó a la misma columna la realización de las indagatorias. La dependencia aseguró que los funcionarios de la SFP no observaron irregularidades y, por lo tanto, recomendaron archivar los expedientes.
Fuentes del Órgano Interno de Control de la Sedena señalan a Contralínea que tampoco han encontrado irregularidades.
Quienes no concluyen aún las revisiones son los auditores encabezados por el titular de la ASF, Juan Manuel Portal Martínez. El caso también fue calificado como de primer orden en el máximo órgano de fiscalización del país, por lo que al frente de estas auditorías se encuentra el propio titular de la dependencia. El funcionario, incluso, se ha trasladado a la Sedena para llevar a cabo el escrutinio.
Ahora las tres entidades se aprestan a revisar la totalidad de los 18 contratos firmados por la Sedena en materia de seguridad nacional e inteligencia entre 2010 y 2012.

Mandos superiores: “traiciones”
La columna Oficio de papel dio a conocer el 1 de julio pasado (Contralínea 291) la existencia de una serie de auditorías realizadas a 12 contratos de la Sedena que involucraban más de 600 millones de dólares (alrededor de 8 mil 500 millones de pesos). Informó que la mayoría de esos contratos correspondían al área de inteligencia.
Extractos de cinco de esos contratos fueron publicados por el diario El Universal y por MVS Noticias el 16 de julio pasado. La difusión de los documentos provocó que el alto mando de la Sedena, general de división Diplomado de Estado Mayor Guillermo Galván Galván ordenara una investigación contra quienes resultaran responsables. Y es que en la propia Secretaría de la Defensa no quedó duda de que la filtración proviniera desde los muros verde olivo.
En la disputa por la sucesión en la Sedena no importó a los grupos en pugna revelar las capacidades reales de espionaje del Ejército Mexicano y echar por tierra uno de los proyectos más ambiciosos para su Sección Segunda en los últimos lustros.
Y es que, como lo ha documentado Contralínea (edición 288), dos grupos de generales de división buscan colocar a uno de los suyos al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional en el próximo gobierno federal. Uno de las facciones estaría encabezada por el actual subsecretario, el general de división Diplomado de Estado Mayor, Carlos Demetrio Gaytán Ochoa. El otro, por el actual director general de Administración de la Sedena, el también general de división Diplomado de Estado Mayor, Augusto Moisés García Ochoa, quien firma los contratos divulgados por los medios de información en su calidad de representante del secretario ante proveedores de bienes y servicios.
La Sedena considera como delito grave y “traición a la patria” la revelación de información clasificada como de seguridad nacional. De acuerdo con fuentes de la Secretaría, el alto mando ordenó a la Policía Militar iniciar las pesquisas contra quienes “con la filtración han informado ocultamente al narcotráfico” las capacidades tecnológicas para la recolección de información y el procesamiento y almacenamiento de la misma.
Agregan que en caso de encontrar a los responsables de la filtración se les podría acusar de “traición a la patria, por el daño patrimonial causado a las instituciones y por poner en riesgo la vida de quienes integran el servicio de inteligencia del Ejército y Fuerza Aérea”.
Hasta antes de la divulgación de los contratos, la mayoría de las disputas se ahogaban en los muros de la Sedena. Las propias auditorías realizadas a los ocho contratos iniciaron como parte de los jaloneos por el poder, los cuales han sido más intensos en los últimos meses. En ese contexto, denuncias por supuesta corrupción en el otorgamiento de contratos que firmaba el general García Ochoa fueron reportadas anónimamente a la Secretaría de la Función Pública mediante, al menos, dos comunicaciones de “Registro de casos de corrupción”. Estos reportes justificaron las auditorías de la Secretaría de la Función Pública. En ellos se notifican los supuestos delitos –o “conductas reprochables”, como señalan los documentos de los cuales Contralínea posee copia– de “abuso de funciones de autoridad”; “fraude: malversación de caudales” y “peculado”.
Ambos expedientes fueron abiertos en marzo de 2012 y reportan las supuestas “conductas ilegales” durante 2010 y 2011. El primero señala: “en marzo de 2012 se presentaron diversas quejas ante la Secretaría de la Función Pública y la Presidencia de la República por otorgamiento de contratos a la empresa AV y D Solutions, SA de CV. Se involucra en la denuncia a altos mandos de la Secretaría de la Defensa, adscrito a la Dirección General de Administración de estar coludidos para hacer negocios en las adquisiciones y contratos con la Secretaría de la Defensa.” (sic)
En el documento se señala “como operador principal de esta red de servidores públicos bajo investigación” al capitán piloto aviador Héctor Guerrero Lara y también al general José Luis Castañeda Jiménez. El carácter de la denuncia es “anónimo”.

En el segundo documento se acusa a Héctor Guerrero y a José Luis Castañeda, pero también al director de Administración, García Ochoa, y al teniente coronel Héctor Hernández:
“En marzo de 2012 se presentaron diversas quejas ante la Secretaría de la Función Pública y la Presidencia de la República por otorgamiento de contratos a la empresa AV y D Solutions, SA de CV, y a la empresa Security Tracking Devices, SA de CV. Se involucra en la denuncia a altos mandos de la Secretaría de la Defensa adscritos a la Dirección General de Administración que estaban coludidos para hacer negocios en las adquisiciones y contratos con la Secretaría de la Defensa. Como operador de esta red principal de servidores públicos bajo investigación cuyo lucro rebasa los 600 millones de pesos mexicanos, según estimaciones de la SFP, en base al valor de los contratos, ha sido principalmente señalado el capitán piloto aviador Hector Guerrero Lara, el general José Luis Castañeda Jiménez, subdirector de Adquisiciones, y el general de división DEM Augusto Moisés García Ochoa, director general de Administración, y el teniente coronel de la Fuerza Aérea Héctor Hernández.” (sic)

Fase 1: instalaciones adecuadas
La adquisición de la Primera Fase del Sistema de Inteligencia Regional para Incrementar las Capacidades de la Sección Segunda del Estado Mayor de la Defensa Nacional fue pactada con Security Tracking Devices el 10 de septiembre de 2010, bajo el contrato 455000033 con folio SAITE-1203/2010. Como en todos los contratos auditados, los productos y servicios fueron adquiridos, administrativamente, por la Subdirección de Adquisiciones de Informática, Transmisiones y Electrónica, dependiente de la Dirección General de Adquisiciones.
El monto total fue de 650 millones de pesos por una adecuación del edificio del Centro de Comando y Control acorde con los nuevos equipos que recibiría y la modernización de las funciones: sistemas de videovigilancia, control de accesos y de videoconferencia; 156 “posiciones de análisis y operación”; nueve estaciones de trabajo para la jefatura, subjefatura y oficinas administrativas y de mantenimiento; sistema telefónico para 200 extensiones y 20 entradas. Además, instalación de los sistemas computacionales Pen Link y TCI, software y hardware para realizar espionaje electrónico. Estos sistemas serían la base de lo que se agregaría en las siguientes fases.
También en esta primera fase se contemplan cuatro estaciones remotas de amplio espectro y dos estaciones remotas transportables en vehículos automotores.
La Sedena pagó por medio de transferencia bancaria a la cuenta 65500952869, con número Clabe 014320655009528691, radicada en Guadalajara, Jalisco, del banco Santander, a nombre de Security Tracking Devices. El proveedor se comprometió a entregar todos los productos y servicios “a más tardar el 31 de marzo de 2011”.

Segunda fase: integración de la Plataforma Pegasus
La compra de los bienes y servicios que integran la Segunda Fase del Sistema de Inteligencia Regional para Incrementar las Capacidades de la Sección Segunda se realizó por medio del contrato 4550000007, folio SAITE-539/2012, con Security Tracking Devices.
La Sedena siguió remodelando lugares de trabajo y adquiriendo más equipo: otras 70 computadoras, sistemas de procesamiento de imágenes, 60 teléfonos, sistemas de almacenamiento masivo, red de comunicaciones del Centro de Procesamiento de Datos, instalación del Módulo Central de la Plataforma NSO Pegasus de Monitoreo de smartphones, con capacidad para espiar 400 BlackBerry, 100 Symbian y 100 Android.
Los pagos, que ascendieron a 1 mil millones de pesos, se realizaron también por medio de transferencia bancaria a la cuenta antes citada.
Tercera fase: Pegasus, el espionaje total
La adquisición de la Tercera Fase del Sistema de Inteligencia Regional está amparada por el contrato 4550000006, con folio SAITE-540/2012. Se trata de la puesta en marcha de todo un sistema de espionaje del que incluso se explicitan la funciones en el documento que la Sedena firmó con Security Trackin Devices, y del cual posee copia este semanario.
Entre los “componentes” del Sitio Central del Sistema de Control de Procesamiento de Datos se encuentra la “instalación y puesta en operación de Pegasus Mobile Communcation Solution para la plataforma Iphone” para (espiar a) 400 usuarios.
Con este tipo de software, los agentes podrán “operar con las siguientes funciones de adquisición de datos: extracción de SMS/MSM; lista de contactos; registros de agenda; monitores de e-mail; intercepción de voz; extracción de mensajería instantánea; información de ubicación GPS/Cell ID; captura de imágenes de pantalla y de la cámara; acceso y manipulación del sistema de archivos; información y estado del sistema; información de la tarjeta SIM; información del hardware, sistema operativo y software; denegación de capacidades de servicio, y detener el funcionamiento del dispositivo”.
Todo podrá ser realizado sin que sea detectado por los usuarios espiados, aunque éstos cuenten con aparatos encriptados, con antivirus y antiespías: una de las características de los productos es “ser indetectables en los dispositivos del hardware y por programas de software (antivirus, antispyware) existentes en el mercado”.
El espionaje no se reduce sólo a los aparatos de cómputo, de telefonía y radial. La Sección Segunda se hizo de un Sistema Táctico de Imágenes a través de paredes, con un costo de 90 millones 417 mil 600 pesos. El monto total del contrato, que incluye también más adecuaciones a los edificios de la Secretaría, ascendió a 1 mil millones de pesos.

Más contratos para inteligencia militar
Además de los contratos específicos para las tres fases del Sistema de Inteligencia, la Sedena celebró otros para la Sección Segunda que complementaban proyectos como Plataforma Pegasus.
Todos se firmaron durante 2011 con Security Tracking Devices. Se trata de cinco convenios para adquirir un sistema de designadores electromagnéticos de señales satelitales de telefonía celular; equipos y aparatos de comunicaciones y telecomunicaciones; otro sistema de designadores electromagnéticos de señales satelitales de telefonía celular; un sistema procesador electromagnético, y ocho estaciones remotas móviles de radiocomunicación y sistemas de inteligencia. A cada adquisición correspondieron los contratos 4500006718 (por 300 millones de pesos); 4500006876 (por 249 millones 999 mil 999); 4500006908 (por 200 millones); 4500000147 (por 1 mil 160 millones), y 4500000525 (por 1 mil 68 millones 499 mil 999 pesos), respectivamente.
Todos los contratos firmados por la Secretaría de la Defensa con las empresas contienen una cláusula de confidencialidad, que obliga a las partes a no difundir el contenido de la negociación. A la letra dicen: “Guardar en secreto todos los datos y condiciones especiales de este contrato, así como cualquier circunstancia de orden militar relativa a la Secretaría, y que llegue a su conocimiento o de su personal, como consecuencia de este contrato. La documentación suministrada por el proveedor a la Secretaría debe ser tratada con toda reserva del caso…”.

como ven el asunto esta ca..... no? de aqui hay tres personajes que si tienen cola que les pisen el otro sale embarrado por default






Contenido patrocinado

Re: Gobierno federal vía Sedena compró 5 mil mdp en equipo para espionaje

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:28 pm


    Fecha y hora actual: 4/12/2016, 6:28 pm